13 cosas que hacías de niño y que ponían en riesgo tu vida (y la de los demás)

La mayoría las sigues haciendo

Cedemex.-Cuando se es niño no se pude razonar sobre lo que estás haciendo, lo cual es terrible pues además en esta etapa somos muy influenciables con lo que podemos caer en el riesgo de imitar las acciones de las personas menos indicadas.

Es por eso que hoy en día los niños son más bobos y débiles que antes, ya que la mayoría quiere ser como su youtuber favorito, cuando los youtubers son la peor escoria del entretenimiento. 

Pero antes de que existiera El Rubius, los niños hacían cosas más estúpidas, atrevidas y divertidas, tanto que muchas veces ponían en riesgo su propia vida y la de los demás, sin darse cuenta de la grandeza de su irresponsabilidad.

Si los niños de ahora hicieran lo que hacían los niños de antes terminarían en el psicólogo. Y para que recuerdes que la irresponsabilidad, en la mayoría de los casos, jamás se te va quitar, te dejamos aquí este breve listado para que lo compartas con tu amigo de la infancia que sigue hablando de coches y futbol.

Comencemos.

1. Aguja en el dedo

Esto no lo soportarían los niños de hoy en día. Algo demasiado extremo para ellos pues antes las manos de los niños eran un poco más gruesas ya que sí ayudaban en el aseo del hogar, siempre bajo amenaza de la chancla de mamá. Los niños de ahora tienen las manos más finas y delicadas porque ya no ayudan en la casa y se la pasan jugando todo el día al Fortnite.

2. Comer minigelatinas en cápsula

Definitivamente las generaciones que siguen jamás sabrán lo que es sentir que te ahogas con estas minigelatinas, ya que desde 2015 está prohibidas en varias partes del mundo porque la ciencia médica denunció que el consumo de este producto resulta muy nocivo para la salud de los niños.

3. Comer pegamento

Todos tuvimos a un compañero en el kinder que se comía el Pritt o el Resistol. Y si no tuviste a ninguno, tú eras ese compañero. Luego por eso terminan haciendo una banda de punk. 

4. Jugar futbol en la azotea

Al parecer de niño no se puede notar lo mala que es la idea de jugar futbol en la azotea, cuando se está castigado sin permiso de salir a la calle. De grande sí se puede razonar pero siguen existiendo adultos que juegan futbol en la azotea y además lo hacen borrachos. Lo más feo de estos bellos momentos es que por cada gol se tenía que esperar media hora en lo que se recupera el balón.

5. Prender cuetes dentro de la casa

Prender cuetes en al calle ya es muy naco, y prenderlos dentro de la casa es, además de naco, muy estúpido. Pero los niños no tienen la culpa, la tiene el gobierno porque #chairo y porque se sigue permitiendo la venta de pirotecnia cuando a los perritos que miden menos de un metro les dan muchísimo miedo.

6. Imitar a Superman

7. Ver los Teletubbies

Después del primer capítulo ya no volvías a ser el mismo de antes. Prohibido en varias partes del mundo, el show de los Teletubbies podía succionar tu cerebro a través de la pantalla y convertirte en el peor de los viejos lesbianos que nos han atacado tanto estas semanas. Este programa es la raíz de todos los conflictos de hoy en día.

8. Emborracharte en la primera comunión

Clásico que la primer borrachera del mexicano es en la primera comunión, cuando todavía se es demasiado joven para razonar y comprender lo mal que está la religión, en donde permiten que un niño se alcoholice para ser la mofa de todos.

9. Inhalar los marcatextos

El fuerte olor de algunos marcatextos es una molestia para algunos, pero una delicia para otros. Hay varios de estos productos que usan los niños que contienen sustancia tóxicas, las cuales se pueden oler fácilmente ocasionando un estado leve de euforia. Un hábito muy peligroso que practicaba Aleks Syntek antes de cada actuación en Chiquilladas.

10. Irle al Cruz Azul

Muchos niños comienzan su afición a la maquina por culpa de su papá, quien les prometió que algún día verían al Cruz Azul campeón. Así los jóvenes ilusos comienzan a apoyar al equipo para después convertirse en unos albañiles deprimidos propensos a cometer multihomicidio.

11. Prender una fogata dentro de la casa

Otra expresión en desacuerdo ante el castigo de no salir a jugar a la calle impuesto por la madre. Con la frustración y lo aburrido de no poder jugar videojuegos ni ver la televisión, a un niño se le podría ocurrir jugar con fuego y ver al mundo arder.

12. Imitar a Gokú

Así como imitar a Superman esto sigue estado muy mal. Gokú era un perdedor que nos sabía leer. Era más chido imitar a Vegeta porque era quien tenía a Bulma como su novia, además de ser el príncipe de los Saiyajin, cuando Kakaroto tenía a Milk que era como tener a tu mamá de novia.

13. Escupir fuego

Compartir 13 cosas que hacías de niño y que ponían en riesgo tu vida (y la de los demás)

Logo