Y pensar que antes cazábamos mamuts

Meméxico – Desde tiempos inmemorables, es recurrente el que sean fomentados los estereotipos sociales, morales, académicos e incluso laborales que son asignados a las mujeres, porque bueno, son mujeres; sin tomar en cuenta el cambio gigantesco que el mundo y sobre todo su mundo ha tenido.

La clásica chava llorando y comiendo helado, amar el color rosa, el instinto maternal, y hasta tener bonita letra, es algo que automáticamente para la mayoría “definen la feminidad”. Si en la actualidad, lo sigues pensando, sal a la calle, ahí se encuentras muchas mujeres, conoce una y disipa todas tus dudas, habla con ellas, con la persona y date cuenta de que ya ninguna es como lo que sí hubiera definido a nuestras abueliltas o chance ni a ellas.

Hoy en día, más bien es momento de visibilizar las cosas que los hombres ya se sienten con la libertad de hacer y que, si bien no está mal, nos pone en igualdad de condiciones o, como quien dice, hace ver que a ambos sexos “nos llega el mismo camión de arena a los genitales”.

Esta notita es plenamente como una ayuda social para todo aquel lomo plateado con masculinidad frágil que se siente bien chido diciendo qué “ellas todo” pero “ellos nada” y para toda chica que viva o conviva con uno de ellos. Vamos a reírnos un rato de nosotros e identifiquemos a estos vatos con arena en el nepe.

1. Ahora los novios son más celosos

Que si sales mucho, que tu amigo ese qué, que te vas muy arreglada a trabajar pero todo te lo dice porque según él, confía en ti pero no en el resto del mundo o sea “es por tu bien”.

2. Ellos se han convertido en auténticos “Drama Queen”

Ahora es más común que ellos recurran al “solo piensas en sexo, me gustaría hacer otras cosas”, “es que no me entiendes”, “¡Tú nunca me escuchas!” “¿Me quieres? ¿De aquí a dónde?”.

3. Se enojan de todo, te culpan y se indignan sin responder

Los berrinches y dramas masculinos hoy en día podrían ser aún son más feroces

4. Tú te llevas super bien con sus amigos pero él odia a los tuyos

Curiosamente, tus conocidos son lo peor del mundo, solo lo “atacan” y hace pancho porque según hasta lo ven feo.

5. Son súper payasos para comprar ropa o zapatos

Se tardan siglos escogiendo cosas y no se diga tenis. Sienten que se les acaba el mundo si los pisas por error.

6.  Su umbral del dolor es nulo

Se queja de todo, apenas le da una gripita y ya siente que se está despidiendo de este mundo.

7. Ningún tipo de comida le gusta

Lo llevas a los taquitos y todo le hace daño. Su estómago es tan chafa que ni tomando lactobacilos volverá a ser el mismo.

8. Nunca saben lo que quieren

Si tú les dices que no quieres una relación se indignan, pero si la quieres argumentan que “no están preparados para algo serio” estos seguro se cayeron de cabeza de chiquitos.

9. Se clavan a los dos días

Son de esos enamoradizos que a la semana ya te dicen “te amo” y si los dejas andan haciendo que todo el mundo se entere que les “destrozaste el corazón”.

Estos nuevos princesos por supuesto van a negar que son parte de este gremio arenoso, pero aplícales un “Amigo, eres igual o hasta más panchero ¡date cuenta!” y siéntalos.

Compartir 9 dramáticas características que definen a los hombres de masculinidad frágil

Logo