Conmovedora realidad presenta

México.- Para historias absurdas, la realidad misma, aunque para historias realmente fuera de este mundo está la Rosa de Guadalupe, conmovedores relatos que, en efecto, se basan en un fragmento de lo que es real pero llevado a lo “JAJAJA se pasaron estos vatos”.

En esta ocasión, quieren llevar a nuestra juventud un tema muy controversial, dirían en 1995, para advertir sobre los peligros de la homosexualidad.

¿Y gracias a quién? Pues al que era gay pero no era gay porque ser gay es una especie de gripa: Magüicho Clark.

A pesar de que Televisa nos dio 500 años de subscripción en Blim como sueldo, no tenemos las imágenes exactas en full HD del episodio, pero sí tenemos los contactos suficientes para traerte el capítulo de Clark por partes.

En esta primera parte, encontraremos que papá y mamá se enteraron que una “figura pública que conducía programas de espectáculos” se curó de la gripa homosexual, por lo que corrieron para ayudar a su hijo el que simpatiza con hedores masculinos.

Después, en la segunda parte que, por cierto, mil gracias al editor que solo nos dio las partes más importantes, descubrimos que en efecto, la homosexualidad no se puede curar, arremetiendo ante sus padres para que dejen de rezarle a un dios falso que vieron en la tele.

Para ahorrarnos una hora de la Rosa de Guadalupe, este compita Hugo decidió transmitir únicamente el final feliz con su tan deseado airecillo final para concluir en: ser como quieras ser es tu opción… mientras sean amigos eh, muchachos, AMIGOS.

Entonces, Mauricio Clark, ¿qué tienes que decir al respecto?

Compartir ¡Ya salió el peine! Inmortalizan a Mauricio Clark en la Rosa de Guadalupe y vas a llorar cuando lo veas

Logo