Gracias a eso ahora sobrevives comiendo Maruchan toda la quincena

México.- Durante tu infancia no necesitabas mucho para ser feliz, pues con sentarte a ver Dragon Ball y no hacer tarea, era más que suficiente. Pero por otro lado, estaba la escuela, que quizá no era lo peor pero también te hacía pasar muy  malos momentos.

Y es que entre tareas, profesores odiosos y tus compas que te cargaban carrilla, se volvía algo duro de afrontar. Y esta travesía escolar podía ser un poco más ardua si a tu familia le gustaba ahorrar en serio.

Mientras algunos de tus compañeros llevaban la mejor mochila de carrito, tú tenías una con el cierre descompuesto. Pero esas carencias te han hecho la persona invaluable que seguramente eres hoy en día (o no), pero sin duda aprendiste a agarrarle cariño a esos lujos que no te podías dar. Así que te presentamos algunos placeres que sólo pudiste disfrutar si fuiste a escuela de gobierno

1. Ir al ciber porque no tenías internet (aunque ya ibas en la prepa). Te ayudó a organizar mejor tu tiempo y acabar tu tarea en una hora (porque sólo llevabas 10 varos) mientras todos tus amigos con internet se distraían porque se la pasaban en hi5 y MSN.

2. Mientras todos llevaban un buen sándwich o dinero para comprar, tú tenías un deliciosa tortita de huevo que dejaba bien oloroso el salón (y tu mochila)

3. Y tu mamá decidía no gastar y mejor utilizar la mochila que te regalaron en las campañas electorales pasadas

4. Tu desayuno era importante para tener un buen rendimiento en el día y estas bolsitas de leche las veías todas las mañanas

5. Cuando pasabas de año y como ya no te quedaban los tenis, tu mamá decidía que sólo podían gastar en un calzado. Y como Alexandre ibas de pants con zapatos

6. A veces no llevabas tortita de huevo y en su lugar llevabas una buena ración de chicharrón en salsa verde, esto en un bonito tupper que anteriormente fue un bote de crema

7. No tener Zucaritas para desayunar nunca fue impedimento, pues los Chachitos era el ceral chido

8. Siempre le dijiste Pritt, pero no lo era, nunca llevaste el verdaero Pritt (el rojo), en cambio te compraban este llamado Bully

9. Y mientras tus amigos llevaban colores Crayola o Faber Castell, tú te rifabas chingón con los Blanca Nieves

10. Todos los días llegabas a tu casa con los dedos naranjas después de comerte una bolsa de chetos afuera de la escuela

11. Y tenías una lapicera de este tipo que siempre se rompía por la punta de los lápices o se descomponía el cierre

12. Y mientras tus amigos llevaban cuadernos con dibujos de tus caricaturas favoritas, otros cuantos llevaban un Scribe, pero tú llevabas de estos:

13. Y al igual que el bote de crema, tu mamá te mandaba tu agua de guayaba en una botella de agua reciclada

14. Y aunque siempre quisiste una regla de metal, tú tenías una de estas que además de ser flexible tenía un bonito calendario

Compartir 14 únicos placeres que sólo pudiste disfrutar si fuiste a escuela de gobierno

Logo