¡EXCLUSIVA!

Cámara de Diputeibols.- Hace un par de días, el Congreso de la Unión vio desfilar a los que serán sus nuevos integrantes, diputados y senadores de todas las estirpes políticas, desde los dinosaurios a los radicales, pasando por estrellas de televisión y chairos por excelencia.

Entre todos ellos, hubo un personaje que destacó por verse ligeramente mejor que los demás, como salido de una telenovela. Se trata del músico, actor de telenovelas, poeta del encuere y ahora político en ciernes, Sergio Mayer, a quien recordarás por su participación en Garibaldi, La Fea Más Bella, pero sobretodo por bajarle la morra a Luismi.

Para que te pase más despacio, nuestro Equipo de Becarios infiltrados en el Congreso consiguió estas imágenes que nos dan cuenta de cómo se la está pasando el hermano gemelo de Luigi Lombardi en su nueva chamba como político:

La llegada

Muy tempranito y antes que todos, Sergio Mayer llegó al recinto legislativo. En realidad se equivocó de hora, ya que le dijeron que era a las 9 pero llegó a las 6 porque lo leyó al revés. Una vez “lleganding”, se tomó la foto del recuerdo y se preguntó a qué hora tendría que empezar a quitarse la ropa.

La Selfie

En lo que llegaba la demás raza, Don Sergio aprovechó para darse una maquilladita. Ya que estaba bien “pimpeado”, aprovechó para tomarse la selfie. Sin embargo, por andar jugando, se le olvidó que ya estaban tomando protesta:

Pero no le importó y siguió jugando con los filtros:

Y dale:

El Discurso

Sergio se estaba durmiendo luego de una intensa partida de Candy Crush, cuando le dijeron que era su turno de dar un discurso. Haciendo uso de su gran presencia escénica, Mayer se paró seguro de sí mismo, tomó la tribuna y emitió las siguientes palabras:

Desde que me dejaste
La ventanita del amor se me cerró
Desde que me dejaste
Las azucenas han perdido su color.

Desde que me dejaste
La ventanita del amor se me cerró
Desde que me dejaste
No hago más nada que extrañarte corazón.

LA PALETITA

Aprovechó el discurso de Noroña para chingarse una paletita y recordar sus mejores épocas en “Solo para mujeres”.

Hizo un amigo

Durante sus tres horas libres para ir a comer, un compañero panista se le acercó para expresarle la profunda admiración por su abuelo, el Comandante alemán Hans Landa.

La Duda

Al otro día, durante uno de los 30 descansos obligatorios, Sergio Mayer se preguntó qué hacía ahí. Algo en su interior le hizo sentirse fuera de lugar. Dudó de sus capacidades como político, incluso cayó en la cuenta de que iba a ganar muy poco. Pensó en hacer una denuncia ante la PROFECO. Luego, se percató que lo que sentía en el estómago en realidad fue culpa de un expresso doble con nutella que se había echado en la mañana.

El Regreso a Casa

Antes de irse a su casa le pidió a su esposa Isabella Camil, quien se encontraba muy preocupada por saber qué zapatos comprarse, que lo pasara a recoger, porque estaba muy cansado. Antes de irse, se tomó una fotirri para recordar que, a pesar de la vida cansada que llevará como político, es un ser muy afortunado y sabe lo que tiene. Especialmente si se lo robó a Luismi.

Compartir Estas fotos muestran los primeros días de Sergio Mayer como Diputado

Logo