Miles de cerebros explotan

Internetepec.- Si algo nos gusta hacer en redes sociales es crear estallidos, incendios, tormentas de arena, inútiles polémicas, peleas de comentarios, duelo de memes y otras maneras de lograr que arda el mundo de internet. En pocas palabras, hacerle ver al mundo que nosotros tenemos la razón y que el resto de los usuarios que opinan algo distinto son unos zopencos pelmazos.

Esta bonita costumbre diariamente se alimenta: que si los chilaquiles debes ser duros o suaves, que si las quesadillas deben llevar queso o no, que si el nuevo aeropuerto, que si el lenguaje inclusivo, etc. Y esta semana no ha sido la excepción, pues un usuario del pajarito azulado (el chúirer) ha compartido esta inofensiva, callada, tímida e inocente imagen con una sencilla pregunta:

Con esta fotografía acompañada de ocho simples palabras logró que el Twitter colapsara, enloqueciera, se incendiara y se hiciera un hoyo en el Universo. Inmediatamente comenzaron a llover cientos de comentarios, y en unos minutos se crearon los dos bandos de guerra: los que apoyan que es una playa y los que aseguran que es una puerta.

Quizás éste sea el argumento más sólido de que es una playa:

Y éste un buen punto para dudar y pensar que es una simple puerta:

Lo cierto es que las opiniones más certeras fueron donde los usuarios se declararon incompetentes para descifrar la imagen. Incluso algunos usuarios hicieron equipo en su ignorancia y crearon bonitas cadenas de memes:

Otros más buscaron su mejor meme para explicar gráficamente cómo dicha imagen hacía que les explotara el cerebro:

No faltó quien aprovechó el mame y publicó su propio reto:

Así que ustedes, queridos lectores, tendrán la última palabra. Aunque tal vez nunca sepamos la respuesta hasta que intervengan los científicos y fijen su postura al respecto. Sólo recuerden que desde la foto del vestido azul o dorado no había existido tanta incertidumbre en redes.

Hagan equipos de tres y discútanlo.

Compartir Este usuario compartió una polémica imagen y el internet aún no decide qué diablos es

Logo