Porque hay talento, sólo falta apoyarlo

México de la cuarta transformación.- Desde hace casi treinta años nuestro Gobierno les brinda una generosa oportunidad a los jóvenes mexicanos que quieren echar a volar su talento y poder vivir un año sin tener la penosa necesidad de comer sopas instantáneas. En pocas palabras les otorga una beca que dura doce cómodas mensualidades de aproximadamente $8’500 pesitos al mes (es una lanita, la neta). A esto le llamamos el FONCA, o el fonqui, de cariño.

Sin embargo, las exigencias actuales de los millennials van más allá de las categorías artísticas establecidas en el FONCA (pintura, teatro, danza, cine, fotografía, etc.), por lo que la próxima secretaria de Cultura del nuevo régimen de la República Amorosa ya está evaluando las siguientes propuestas para integrarlas en el fondo de becas. Con que aprueben dos o tres, los millennials se sentirán felices por cinco minutos. Veamos:

 

1. Meme de autor

Los aspirantes deberán presentar un proyecto mamalón de memes enfocados a algún tema en específico. Se les dará prioridad a los que propongan algún tema de moda, de novedad, algo así como: “Sociedad de Memes del Lenguaje Inclusive” (sí, amiguitos, es el FONCA, no esperen un proyecto chistoso o interesante).

2. Sistema Nacional de Tuiteros

Habrá tres subcategorías a elegir: a) poetuits, b) tuits quejumbrosos, y c) hilos de historias que a nadie le importan. Desde luego, los tuits divertidos y ocurrentes no ganarían beca, pues son “muy mainstream”.

3. Panadería creativa

Porque queremos un México innovador y primermundista. Un México de manteconchas y donchas.

4. Instagram artesanal

Algo así como fotografía artística, pero en fácil, rápido y más cool.

5. Taco artístico

En esta categoría podrían convivir lo mismo unos gastrónomos hípsters que hagan “tacos de autor” que unos auténticos chavorrucos taqueros gorditos, con mandil, bigote y sombrerito triangular.

6. Tatuajelogía

Igual que cualquier proyecto del FONCA, tendrá que haber una línea temática en el tatuador, ejemplo: “Me propongo tatuar a 85 personas con frases inspiracionales pero con faltas de ortografía para crear un contraste entre el fracaso y la esperanza blablablá”.

7. Articulista emergente

La beca ideal para los que hacemos “hora nalga” redactando notas. El jurado podría aceptar notitas de todo tipo, desde las clásicas “10 cosas que te hacen más americanista, la cuarta te sorprenderá”, hasta las más mamalonas como “aprende a activar tu tercer ojo mirando imágenes de Los Simpson”.

8. Indignado virtual

Los aspirantes deberán presentar una propuesta que se especifique hacia quién irá enfocada su indignación. Veremos proyectos como: “Yo me indignaré por los que comen carne, me propongo comentar cinco publicaciones diarias donde aparezcan fotografías de productos animales”.

9. Charrería

Ah, no, perdón, quisimos decir:

Churrería.

Y ya saben de lo que se trata, porque es todo un arte y merece apoyo del Gobierno.

 

Compartir Te presentamos las nuevas categorías millennials para ser becario del FONCA

Logo