Híjole… es que mañana tengo examen, dirás

México.- Para todos aquellos que desconocen qué es un “toquín”, se trata de un evento musical para escuchar a bandas emergentes que buscan un lugar en “la escena”, mismos que atraen a los entusiastas de música nueva, mejor conocidos como tus amigos, tus padres y alguno que otro tío que siempre quiso ser músico.

Las bandas quieren que apoyes la creación de nuevas bandas, sin tomar en cuenta que este “apoyo” es una gastadera de dinero que no beneficia a tu economía como meco a punto de despegar, que es el único público que atraen los toquines.

Es por ello que traemos este ciclo, para que no te pase lo mismo y detengas a estos chamacones músicos de sacar más monedas de tu bolsillo.

 

1.- Tienes menos de 24 años y sigues buscando quién eres, por ello, encuentras otros ociosos con los que formas una banda

2. Tu banda necesita dar a conocer su EP, por lo que buscas bares, cantinas y foros para hacer un toquín

 

3. En el circuito de fritos que hacen toquines en lugares diminutos, vas conociendo a bandas amigas con las que puedes apoyarte

4. Cumples 25 años y descubres que el éxito a través de la música es una mentira. Abandonas tu banda pero no a tus amigos

 

5. Te invitan por Facebook a un toquín para llenar un bar hasta Bosques de Aragón. No quieres ir pero tienes ganas de fiesta porque te acaban de despedir del Call Center, así que vas y regresas ebrio, solo y devastado al día siguiente

6. Continúan invitándote pero encuentras una falla en el sistema de toquines: te piden que apoyes la escena pero ello implica 150 de cover + 70 de su EP + 100 de consumo en el lugar (o sea una o dos chelas) + 50 de vaquita en casa de tu compa el que puso el depa para el after + 200 que gastas cuando ya estás pedo y quieres seguir empedando porque te odias + 150 del taxi de regreso + 15 pesos del tlacoyo para la cruda, dando un total de TODO LO QUE TE QUEDABA

 

7. Ves cómo tus amigos se ven más y más hartos de tocar y que vayan 6 personas, por lo que te tocas el corazón y asistes a uno o dos toquines más

8. Abandonas a tus amigos por completo pero continúas deseándoles Feliz Año, y pones de pretexto “no me han pagado” para no ir a sus toquines pedorros

9. Atestiguas cómo sus bandas se separan y te sientes aliviado

10. Miras cómo las nuevas generaciones repiten el mismo ciclo y te causa cierta nostalgia

Compartir Ciclo de vida de ir a un toquín: desde que te invitan por FB hasta que no vas porque son 150 de cover

Logo