Se reportan tormentas de arena en Twitter

Pajarería azul.- En las redes sociales nunca dejarán de existir incontables motivos para indignarse, ofenderse, quejarse y patalear. Sólo basta con que alguien no esté de acuerdo con algo para que emita su respetable opinión, y el otro le responda, y éste le replique, luego un tercero se entrometa y así sucesivamente hasta que se arma un tremendo desmadre de todos contra todos.

Detrás de estas batallas campales cibernéticas, siempre hay autores intelectuales que realizan alguna publicación con el único objetivo de ver cómo arde el mundo mientra se ponen unos lentes protectores para apreciar el hermoso alboroto que ellos mismos ocasionaron.

Lo que nadie se esperaba es que entre esa gente que provoca tormentas de arena están los mismísimos señores seniles de la RAE, o sea, la Real Academia Española, o sea, la policía del buen hablar que limpia, fija y da esplendor (como su lema lo dice).

Y es que estos sabios adultos mayores aprendieron a usar Twitter y desde entonces se encargan de orientar directamente a todos los hispanohablantes que anden bien perdidos en el asqueroso mundo de la vulgaridad y los errores hortográficos o de pronunsiasión. Así fue como nos encontramos con esta bomba:

“¡Qué escándala!”, exclamará más de uno, pero la cosa no se quedó ahí, sino que también el señor viejito del Twitter (perdón, del “túiter” o “chúirer”) les dijo a los millennials (perdón, a los “milénicos”) cómo convertir en verbo esta rara palabra:

Entonces algunos usuarios, todos asustados porque estaban atentando contra su amada lengua inglesa, comenzaron a defenderse de este atropello contra el español, ah, no, contra el inglés:

Incluso alguien estuvo a punto de llorar:

Pero don RAE les dijo: “a, ver, espérense tantito, es la regla del español”, y les propinó este bonito post donde los invita a revisar un diccionario especializado para que se quiten de dudas. Y esto fue casi un Kamehameha (perdón, “onda vital”):

Luego no hubo mucho que objetar, pues la regla del español es adoptar los extranjerismos (no sólo del inglés, también de cualquier idioma que le proporcione alguna palabra a la lengua de Cervantes).

Por un lado, los que se les olvidan cómo se escribe “WhatsApp” pueden estar contentos; pero los que aún no se acostumbran a hispanizar las voces bárbaras, siempre sentirán rarito escribir “guasap” o “wasap”. Así que podemos responderle a la RAE:

 

Compartir Esos viejitos de la RAE quieren incendiar el internet con estas declaraciones

Logo