Qué bonito es crecer y qué bonita es la vida

 

México.- Qué bonito es crecer y qué bonita es la vida. con estas palabras abrimos esta nota que seguro te llevará una lágrima a la mejilla para recorrer todo tu cuerpo y llegar a tu corazón.

Así es como en nuestro país celebramos ese paso en donde el botón se hace flor, y con ello el sentimiento sale a flor de piel.

Esta nota no hablará de eso.

Pero sí enlistará las cosas que resaltan en unos buenos XV años mexicanos y que nunca, jamás de los jamases debe faltar en ese evento en donde te conviertes en toda una mujer.

Y después de este tierno video musical, aquí la lista que debes seguir al pie de la letra:

 

Colores, muchos colores en un vestido grande, un vestido muy grande.

 

Mínimo 5 chambelanes, muy guapos ellos.

 

Si no hay foto en el Ángel, no hay XV años.

 

Siempre hay un tío borracho incómodo que llegó sin ser invitado.

 

Centros de mesa de no más de 25 pesos la pieza.

 

Hummer limosina.

 

Bailables genéricos y masivos.

 

Luces de colores por doquier.

 

Una Iglesia en el zócalo si eres de provincia.

 

Humo, mucho humo derivado del hielo seco para dar el efecto de misterio adecuado.

Compartir 10 cosas que no pueden faltar en unos buenos XV años mexicanos

Logo