Como un Maluma pero con más maquillaje

En la Fería de Cepillín.- El músico para niños, modelo para pintores de payasos tristes y amigo de Juan Gabriel que afirma que el “Divo de Juárez” no está muerto, Cepillín, asistió el pasado 16 de noviembre a los Latin Grammys donde perdió la estatuilla ante Marc Anthony en la categoría “Mejor disco para niños”, porque Grammys.

Ricardo González “Cepillín”, al asistir al magno evento, convivió con los nuevos ponentes de la música en español, o sea toda una bola de reggaetoneros como Maluma, Bad Bunny, J Balvin y Luis Fonsi, éste último prueba irrefutable de que si quieres pan en la mesa hay que poner el perreo en el escenario.

Durante la premiación, “El payaso de la tele” hizo contacto con Mario Bautista, actual exponente del reggaetonero suave pop, con quien estuvo cotorreando un rato y que claramente expresó su interés en colaborar con el autor de “Las mañanitas”.

Al regresar a casa, Cepillín se miró al espejo y comenzó a reflexionar sobre su vida. Se fue a la cama con “Despacito” todavía sonando en su cabeza y tomó la decisión de convertirse al cristianismo del reggaetón. Decidió que su próxima gran producción del 2018 sea al ritmo de un sucio reggaetón, obviamente con temas para niños.

Aunque la colaboración con Mario Bautista todavía es un sueño que no vemos (o queremos) que se concrete, Cepillín expresó su clara inclinación por un mundo con más reggaetón, pues porque todos nos queremos subir a los trenes del mame que se nos presenten y sangrarlos, ¡sangrarlos hasta que no quede nada!

 

 

 

 

Compartir Porque todos tenemos hambre, Cepillín quiere incursionar al mundo del perreo intenso

Logo