La maldición de Glee

Quién diría que una serie como Glee podría estar maldita

Gleeks – Con la desaparición de Naya Rivera, actriz de Glee, han resurgido los rumores sobre la maldición que persigue a los actores de la serie. Por inocente que se vea ese programa musical, se ha vuelto famoso por las tragedias que han perseguido a los actores y al staff.

El último de estos casos fue el de Naya Rivera, quien diera vida a Santana Lopez en Glee. Rivera desapareció la tarde de ayer luego de irse en un paseo en bote con su hijo. Aunque el hijo fue encontrado a salvo en el vehículo, su madre todavía no ha sido encontrada.

1. Cory Monteith

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Happy Christmas Eve Eve q| Have you ever seen the TV show Friends? a| Yes.

Una publicación compartida por Cory Monteith 🇨🇦 (@corymonteit) el

En 2013 la tragedia atacó por primera vez a los ex-integrantes de la serie con el fallecimiento de Cory Monteith, quien daba vida a Finn Hudson. Montheith fue encontrado muerto de una sobredosis en su habitación de hotel, apenas 4 meses después de haber salido de rehabilitación y mientras la serie aún se transmitía.

2. Mark Salling

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#marksalling #noahpuckerman #glee

Una publicación compartida por Mark Salling 💫❤️ (@marksallingx) el

Probablemente el caso más terrible y sonado es el de Mark Salling, quien interpretaba a Noah Puckerman. Este vato fue arrestado en 2015 por tener “la peor colección de p*rn*grafía que la nación ha visto”. No entraré en detalles, pero ya se imaginarán qué clase de persona era. Salling se suicidó en 2018 para evitar ser encarcelado, igual que Jeffrey Epstein.

3. El equipo de producción

 

Ver esta publicación en Instagram

 

La medio hermana de #JuliaRoberts, #NancyMotes de 37 años muere aparentemente por una sobredosis de drogas #Espectáculos #Entretenimiento

Una publicación compartida por Soy Nueva Prensa (@soynuevaprensa) el

Entre 2013 y 2014, cuando la serie todavía estaba al aire, tres miembros del staff perdieron la vida en diferentes circunstancias. Jim Fuller, asistente de dirección, falleció de un paro cardiaco. Por su parte, la asistente de producción Nancy Motes, quien fue hermana de Julia Roberts, se suicidó ahogándose en una bañera y en su nota de despedida culpó a su famosa hermana por orillarla a eso.

¿Maldición o coincidencia?

Estos sucesos han llevado a algunos miembros del staff de Glee a pensar que la producción tenía algo al grado que ellos mismos comenzaron a hablar de una “maldición”. Misma que parece haberse confirmado con el paso del tiempo.

Compartir Todo sobre la maldición de Glee que ha marcado a los actores de la serie con tragedia

Logo