AUTO

Hombre precavido vale por dos

Autlan.- En la tierra de Jalisco se celebró una boda. Nada fuera de lo normal, un motivo extraordinario para estar felices. La sorpresa es que la boda fue celebrada en pleno baldío y en medio de un concurso para ganarse un auto. Las reglas son sencillas, para ganar el auto debes permanecer más tiempo a él pegado de la mano. Una proeza de voluntad, hambre y resistencia.

El novio, uno de los concursantes, o estaba a punto de casarse y no llegaba ooo creyó que era una gran idea celebrarla ahí mismo. El momento fue grabado por el personal de la concesionaria y publicado por un puesto de tacos  jaliscience. Cuando se trata de amor, todo es muy bien visto; cuando se trata de México, todo puede pasar en cualquier momento.

Si bien no hay conocimientos de si el chistesito bien elaborado ganó el auto, bien se sabe que hubo unas cuantas risas y una birria para los presentes. Claro, lo importante era no despegar la mano del vehículo. El auto de Schrodinger le dicen al monumento que ahora reza buen augurio en donde hubo amor.

Un momento épico de Malcolm para todos ustedes:

Oso Rulo
Oso Rulo  Ver otros 469 artículos

Fui al IMSS, nadie me volvió a ver


Compartir Premio doble: entras a concurso para ganarte un auto y te casas ahí mismo para asegurar la victoria

Logo