Mexicanos que aún no hayan comido pan de muerto serán desterrados

Se les prohibirá el ingreso al Mictlán

Mictlán.- El Gobierno de México ha puesto en marcha el operativo “Pan de Muerto 2019”, para cerciorarse de que cada mexicano ya se echó aunque sea medio pan de muerto, pues ya estamos en pleno octubre y aún hay compatriotas que aún no están siendo parte de esta bella tradición.

En consecuencia, las personas que confiesen que todavía no han comido pan de muerto, el Gobierno les otorgará un vale para canjearlo en su panadería favorita. Sin embargo, en caso de que se rehúsen a comer, entonces serán desterrados y reubicados en algún país de las Antillas Menores.

“Sospechamos que sus niveles de mexicanidad y de panicidad de muerto son muy bajos, por lo que seguramente tienen mucha sangre extranjera. De modo que no se va a tratar de un destierro, sino de una extradición o repatriación”, comentó el carnal Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores.

No comer pan de muerto: traición a la patria

Mientras tanto, académicos del INAH sospechan que los mexicanos que no comen pan de muerto difícilmente logran entrar al Mictlán y caminar por ese largo y complicado inframundo. De modo que son almas que podrían irse al infierno cristiano o al antiguo Hades.

“Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl no ven con buenos ojos a los que prefieren comer galletas gringas o pan chino en vez un rico pan de muerto, así que lo mejor es que sean desterrados, por traición a la patria”, sentenció desde el Mictlán el historiador Miguel León Portilla.

Compartir Mexicanos que aún no hayan comido pan de muerto serán desterrados

Logo