Foráneos que digan “Ahh, en mi pueblo es mejor” serán desterrados de la CDMX

Más bolillo para nosotros

CDMemeX.- Cada vez más y más foráneos siguen quejándose de la bella y majestuosa Ciudad de México, además de atreverse a compararla con las localidades de las que son originarios. Por eso, el gobierno capitalino ha decidido frenar la violencia y sancionar a los chistositos que se atrevan a seguir hablando.

 

Son sumamente comunes los casos de gente que llega de otros estados de la República a la capital, en busca de mejores oportunidades. Sin embargo, en los últimos años las quejas de personas externas han incrementado de manera grosera.

“Es que, en Mérida hay mejor calidad de vida y agua de chaya”, “Es que Querétaro está creciendo”, “Aquí puro smog, tráfico y bolillos”, son algunos de los comentarios discriminantes y violentos que hieren día con día a los habitantes de la CDMX.

 

Por eso, nuestra Jefa de Gobierno ha decidido ponerle un alto a la violencia interestatal. Claudia Sheinbaum estableció que cualquier persona no nacida en la CDMX, que se queje de la metrópoli, será regresada a su lugar de origen y tendrá prohibido regresar.

“Limosneros y con garrote les llaman” escribió un vato de la Narvarte en Twitter al enterarse que ya ha habido detenidos que han sido expulsados de nuestras tierras.

 

También se anunció que la ley no aplicara para personas nacidas o que tengan residencia en la Zona Metropolitana (Dígase, Lomas Verdes, Ecatepunk, Satélite y alrededores).

Además, científicos de la UVM predicen que, con la cantidad de foráneos que serán expulsados en los siguientes 3 meses, habrá aproximadamente 8 bolillos más por habitante y habrá una reducción considerable de tráfico y smog.

Compartir Foráneos que digan “Ahh, en mi pueblo es mejor” serán desterrados de la CDMX

Logo