Hombre rico sospecha que el grupo de superación al que fue en realidad era una secta de tráfico sexual

“Con razón grabamos videos íntimos que le dimos a nuestro líder”, comentó

ESP.- Emiliano Salinas Betancourt, niño rico que radica en las Lomas y es hijo de un acaudalado político, confesó esta mañana que tiene algunas sospechas sobre un grupo de superación al que asistió hace dos años pues, ahora que lo piensa, puede que se haya tratado de una secta de tráfico sexual.

“Yo la verdad fui porque me lo recomendó mi amigo el Santi goe, tenían una onda de superarte a ti mismo mediante la crítica racional o algo así, total que pagué cinco mil dólares y sí me sentí mejor al principio”, confesó Emiliano durante un breve interrogatorio del FBI. Sin embargo, comenta, poco a poco empezaron a pasar algunas cosas raras.

“Pues tienen un rollo de que demuestres tu compromiso grabando videos donde te sales tocando o teniendo sexo con tu pareja y si no cumples te ventilan con tu familia, pero pues yo lo vi normal, peores cosas pasaban la Ibero“, agregó el joven de 35 años, quien también se desempeñó como accionista de la empresa, a pesar de que nunca ha trabajado.

Lo más raro, cuenta Emiliano, fue cuando lo citaron a las 5 de la mañana en la casa del Líder Supremo, lo cual todos los integrantes del grupo consideraban un honor. Fue cuando le dijo que se quitara la ropa para que marcara un símbolo con hierro ardiendo en su ano que Emiliano comenzó a sospechar.

SE VEÍA MUY BUENA ONDA EL LÍDER

“Sí acepté que me marcara con el hierro, pero es curioso, porque en lugar de sentirme pleno experimenté sensaciones de depresión, desolación, tristeza, pensamientos suicidas, culpa, ansiedad y unas inexplicables ganas de escuchar a Mon Laferte a todo volumen”, expresó Salinas Betancourt ante una corte federal en Estados Unidos, quien lo podría declarar culpable por complicidad de tráfico sexual en las próximas 42 horas.

Seguiremos informando.

Compartir Hombre rico sospecha que el grupo de superación al que fue en realidad era una secta de tráfico sexual

Logo