Hay talento, sólo falta apoyarlo

Central de Abastos.- Grandes incógnitas en la vida son la diferencia entre el acónito y la luparia, la salsa verde con aguacate y el guacamole, o la más difícil de entre todas es: la distinción entre el perejil y el cilantro. Sólo pocos tienen el don, la maldición, de poder saber cuál es cuál.

Es por eso que en el imperio de nuestro amado Tlatoani se reconocerán a todas estas personas. Durante una conferencia en la Central de Abastos, AMLO Bebé informó que cualquier individuo mexicano que supiera la distinción se podría unir a su gabinete oficial.

 

El gobierno mexicano reconocerá como verdaderos eruditos a cualquiera que haya sido enviado al mercado por su mamá y, sin preguntarle al señor de la verdura, supiera distinguir entre estas dos plantas para comprar sus respectivos dos pesitos.

 

“Reconocer las diferencias entre electrones y protones o si era penal o no es cosa de primaria” señala nuestro viejito presidente con cabecita de algodón cuando acompañó a doña Lupita (su ama de llaves) a comprar la despensa.

“El verdadero reto de nuestra sociedad está en evolucionar con el apoyo de quienes tienen un gran poder, porque conllevan una gran responsabilidad” finalizó.

Aquí te dejamos una foto de la diferencia entre ambas plantitas sazonadoras pero la neta no sabemos si sea real o nos están mintiendo porque nosotros no sabemos diferenciarlas aún.

Compartir Personas que sepan diferenciar el perejil del cilantro se unirán a gabinete de AMLO

Logo