Misterio resuelto

Internet.- La semana pasada, una de las instituciones más reconocidas del país sufrió un cambio que conmocionó a propios y extraños. Nos referimos, por supuesto, al cambio del logo en su portal favorito de notas humorísticas, infografías absurdas, increíbles pero ciertos y reportes de Eiza González: El Deforma.

Apenas se dio a conocer este rediseño de imagen, las benditas redes sociales estallaron con teorías, puntos de vista y mentadas de madre en torno a este peculiar logo y los colores empleados. Hubo quien lo relacionó con un objeto nostálgico y emblemático para toda la generación chavorruca-millennial:

Otros notaron el parecido con una conocida marca de cerveza traída del norte, especulando una posible pauta publicitaria:

Y quienes, más obvios, pensaron que se trataba de un acto de reconocimiento y alineación con los valores y principios de la Cuarta Transformación, comandada por nuestro Líder Supremo, Su Santidad AMLO.

Sin embargo, el grupo de becarios y empresarios fifí que conforman El Deforma han decidido aclarar las razones detrás de esta metamorfosis, un acto simbólico que sin duda es significativo para el devenir de esta casa editorial, no solo por la serie de connotaciones que de ella emanan, sino también por sus denotaciones.

La razón es muy sencilla. O quizá no tanto. Ustedes juzguen. Todo comienza en una noche oscura…

Como todos sabemos, El Deforma fue fundado en 1919 por un becario de Venustiano Carranza que se hartó de la Revolución y decidió publicar un folletín satírico que contenía notas falsas sobre los líderes revolucionarios, cartones políticos y fotos de soldaderas. Hoy, a casi 90 años de su fundación, decidimos actualizar la imagen para lograr una conexión mayor con los nuevos públicos y, de paso, refrescar nuestra identidad.

La clave para desentrañar el misterio que esconde esta imagen radica en el valor simbólico de cada uno de sus colores. Vámonos por partes:

EL ROJO

Los antiguos mesopotámicos vieron en el rojo el color de la sangre. Los griegos, el color del coraje y la ira. Los albinos no vieron nada porque son daltónicos. Aquí, decidimos usar el rojo como un color activo, agresivo, con ligeros tonos frutales cercanos al vino para aludir la embriaguez que provocan la risa y el humor. Por ello, el rojo enmarca a la forma del cactus, icono de la cultura mexicana, para transmitir que, alrededor de la imagen que el mexicano da al exterior, se encuentra una raza brava teñida de sangre, coraje y bacacho.

EL DORADO

Desde tiempos de Andrei Rubliov, el dorado ha significado conexión con la divinidad, santidad, riqueza. Es también el color del poder. A casi 90 años de nuestra fundación, la aurora dorada es una forma de reconocer la muerte de lo que fuimos para enaltecer la gloria de aquello que tal vez nunca seremos. “Lo que está muerto no puede morir”, dijeron los sabios de la Isla de Hierro, y estaban en lo cierto, ya que la función de este medio de comunicación es, en muchas ocasiones, asesinar los memes y la expresión popular undergrund, para llevar un registro de ella y llevarla al reconocimiento masivo. Al igual que Gokú, el Tren del Mame muere para volverse santo y ejercer su poder sobre la Tierra.

EL BLANCO

El blanco siempre se asocia con la pureza, con la plenitud del ser, el vacío de la conciencia. En este caso, la emblemática figura del cactus es vaciada por completo, como si de ella no quedara nada salvo su sombra. Acaso la esencia del mexicano ha muerto, pero su sombra nos sigue marcando casi como si fuera verdad, un destino marcado. De esta forma, negamos su existencia pero afirmamos su inmanencia, su perdurabilidad. El blanco es, también, la cocaína que se mete uno de nuestros editores.

LA REBABA

Un elemento final corona este rediseño es un reconocimiento de nuestros orígenes y de nuestras propias fallas. Durante mucho tiempo, se criticó una pequeña franja negra de nuestro logo anterior, la cual presuntamente fue un error del becario turco al que le comisionamos el diseño. No obstante, para esta nueva versión decidimos dejar un pequeño vestigio de aquella mítica línea, con el color dorado y apenas visible. Una forma de decir: nos renovamos, pero seguimos siendo los mismos.

En general, el mensaje de nuestro logo alude a una figura mítica: la del uroboro (o “mameluco”), la serpiente que se devora a sí misma para volver a comenzar. Los colores, por su parte, pretenden ensalzar una serie de logros y características que se han acumulado durante los últimos años.

A su vez, la conjunción de todos los elementos nos recuerdan a una pokebola, con lo cual queremos decir que somos un animal salvaje incubando en una bola de plástico, como dijera Saúl Hernández

Sin embargo, este no es el único universo de significados que posee nuestra nueva imagen. Siguiendo los principios de la física cuántica, hay tantos hechos como interpretaciones, por lo que, en última instancia, la obra tiene un sentido abierto, tantos como los que le asigne cada uno de los que la contemplan. No obstante, si algo no se enuncia no existe, por lo que solo los que pusieron en los comentarios son válidos. 

De cualquier forma, no podemos negar que, más allá de la forma, este logo es un relato en sí mismo, “una historia que se cuenta” (Levi-Strauss, 78). Ahí están los componentes de toda narración: un perímetro (el círculo), un contexto (el fondo rojo) y un objeto (el cactus), y es a través de su conjunción que brota una anécdota: la del mexicano que se ríe de sí mismo, la del humor como un espejo de los demonios internos, la de la risa como ungüento de alma, la de la reproducción como una forma de supervivencia… vaya, es la historia de siempre, es la historia del eterno retorno.

A pesar de todo, en el fondo podemos encontrar que la risa es un lamento, tema que ha constituido la base de muchas obras de arte. Sin ir más lejos, en México está aquel célebre poema que dice:

Viendo a Garrik —actor de la Inglaterra—
el pueblo al aplaudirlo le decía:
«Eres el más gracioso de la tierra
y el más feliz…»

Y el cómico reía.

Víctimas del spleen, los altos lores,
en sus noches más negras y pesadas,
iban a ver al rey de los actores
y cambiaban su spleen en carcajadas.

Una vez, ante un médico famoso,
llegóse un hombre de mirar sombrío: 
«Sufro —le dijo—, un mal tan espantoso
como esta palidez del rostro mío.

»Nada me causa encanto ni atractivo;
no me importan mi nombre ni mi suerte
en un eterno spleen muriendo vivo,
y es mi única ilusión, la de la muerte».

—Viajad y os distraeréis. 
 — ¡Tanto he viajado! 
—Las lecturas buscad. 
 —¡Tanto he leído! 
—Que os ame una mujer. 
    —¡Si soy amado! 
—¡Un título adquirid! 
—¡Noble he nacido!

—¿Pobre seréis quizá? 
 —Tengo riquezas 
—¿De lisonjas gustáis? 
—¡Tantas escucho! 
—¿Que tenéis de familia? 
 —Mis tristezas 
—¿Vais a los cementerios? 
—Mucho… mucho…

—¿De vuestra vida actual, tenéis testigos? 
—Sí, mas no dejo que me impongan yugos;
yo les llamo a los muertos mis amigos;
y les llamo a los vivos mis verdugos.

—Me deja —agrega el médico— perplejo
vuestro mal y no debo acobardaros;
Tomad hoy por receta este consejo:
sólo viendo a Garrik, podréis curaros.

—¿A Garrik? 
—Sí, a Garrik… La más remisa
y austera sociedad le busca ansiosa;
todo aquél que lo ve, muere de risa:
tiene una gracia artística asombrosa.

—¿Y a mí, me hará reír? 
—¡Ah!, sí, os lo juro,
él sí y nadie más que él; mas… ¿qué os inquieta?
—Así —dijo el enfermo— no me curo;
¡Yo soy Garrik!… Cambiadme la receta.

                        * * *

¡Cuántos hay que, cansados de la vida,
enfermos de pesar, muertos de tedio,
hacen reír como el actor suicida,
sin encontrar para su mal remedio!

¡Ay! ¡Cuántas veces al reír se llora! 
¡Nadie en lo alegre de la risa fíe,
porque en los seres que el dolor devora, 
el alma gime cuando el rostro ríe!

Si se muere la fe, si huye la calma,
si sólo abrojos nuestra planta pisa,
lanza a la faz la tempestad del alma,
un relámpago triste: la sonrisa.

El carnaval del mundo engaña tanto,
que las vidas son breves mascaradas;
aquí aprendemos a reír con llanto
y también a llorar con carcajadas

No obstante, si en estas líneas cambiáramos a Garrick por El Deforma, comprenderíamos la tragedia que esconde toda comedia, o, como dijo Woody “hijas locas” Allen, “La comedia es tragedia más tiempo”. Un ejemplo aún más cercano que retoma el mismo metarrelato del poema anterior lo encontramos en Watchmen, obra cumbre del Brujo Mayor, en la cual se narra la misma anécdota pero con el payaso Pagliacci, mientras vemos al personaje de El Comediante caer por la ventana, consciente de que todo es una broma.

Otra obra que versa sobre las bromas pero que no entendemos porque no sabemos inglés es “Jokerman”, de Bob Dylan:

Standing on the waters casting your bread
While the eyes of the idol with the iron head are glowing
Distant ships sailing into the mist,
You were born with a snake in both of your fists while a hurricane was blowing
Freedom just around the corner for you
But with the truth so far off, what good will it do?
Jokerman dance to the nightingale tune,
Bird fly high by the light of the moon,
Oh, oh, oh, Jokerman
So swiftly the sun sets in the sky,
You rise up and say goodbye to no one
Fools rush in where angels fear to tread,
Both of their futures, so full of dread, you don’t show why
Shedding off one more layer of skin,
Keeping one step ahead of the persecutor within
Jokerman dance to the nightingale tune,
Bird fly high by the light of the moon,
Oh, oh, oh, Jokerman
You’re a man of the mountains, you can walk on the clouds,
Manipulator of crowds, you’re a dream twister
You’re going to Sodom and Gomorrah
But what do you care? Ain’t nobody there would want to marry your sister
Friend to the martyr, a friend to the woman of shame,
You look into the fiery furnace, see the rich man without any name
Jokerman dance to the nightingale tune,
Bird fly high by the light of the moon,
Oh, oh, oh, Jokerman
Well, the Book of Leviticus and Deuteronomy,
The law of the jungle and the sea are your only teachers
In the smoke of the twilight on a milk-white steed,
Michelangelo indeed could’ve carved out your features
Resting in the fields, far from the turbulent space,
Half asleep near the stars with a small dog licking your face
Jokerman dance to the nightingale tune,
Bird fly high by the light of the moon,
Oh, oh, oh, Jokerman
Well, the rifleman’s stalking the sick and the lame,
Preacherman seeks the same, who’ll get there first is uncertain
Nightsticks and water cannons, tear gas, padlocks,
Molotov cocktails and rocks behind every curtain,
False-hearted judges dying in the webs that they spin,
Only a matter of time ‘til night comes steppin’ in
Jokerman dance to the nightingale tune,
Bird fly high by the light of the moon,
Oh, oh, oh, Jokerman
It’s a shadowy world, skies are slippery gray,
A woman just gave birth to a prince today and dressed him in scarlet
He’ll put the priest in his pocket, put the blade to the heat,
Take the motherless children off the street
And place them at the feet of a harlot
Oh, Jokerman, you know what he wants,
Oh, Jokerman, you don’t show any response
Jokerman dance to the nightingale tune,
Bird fly high by the light of the moon,
Oh, oh, oh, Jokerman
Pero que nos cuentan que tiene la misma temática de “Payaso”, de José José:
Dicen que soy un payaso
Que estoy muriendo por ti
Y tu no me haces ni caso
Dicen que soy un payaso
Por que toda mi ilusión
Es tenerte entre mis brazos
Dicen que soy un payaso
Que por culpa de tu amor
Voy de fracaso en fracaso
Dicen que soy un payaso
Que va buscando valor 
En el fondo de los pasos
Y es verdad soy un payaso
Pero que le voy a hacer
Uno no es lo que quiere
Sino lo que puede ser
Dicen que soy payaso
Que estoy muriendo por ti
Y tu no me haces ni caso
Dicen que soy un payaso
Que te sigue por ahí
Con el alma hecha pedazos
Dicen que soy un payaso
Que querría hasta el amor 
Que vas tirando a tu paso
Dicen que soy un payaso 
Que no tengo ni valor 
Para pegarme un balazo
Y es verdad soy un payaso
Pero que le voy a hacer
Uno no es lo que quiere
Sino lo que puede ser
Y es verdad soy un payaso
Pero que le voy a hacer
Uno no es lo que quiere
Sino lo que puede ser
Y es verdad soy un, payaso
Aunque en la versión que tocó Molotov la canción sufrió varios cambios:
Listos carnalitos ya es hora ya es hora del show
Muy buenos dias o tardes holas
Saludas a todos con una pistola
No hay nada que decir, pa’ que discutir
Sé que llegué muy tarde, se despintó mi coca cola
Arriba, abajo, al centro y pa´ dentro
Esta es mi cuba y se toma el florero
Y no es un vicio, lo dejo cuando quiero
Si toma no maneje, yo por eso no manejo
Pido paz, yo asi no me llevo
Toma mi casa, toma mi dinero
Pegame, insúltame, escupeme la cara
Te invito a disneylandia pero oríname primero
Pa´ que te des cuenta, que ya no hay rencores
Llévate mi coche a pintarlo de colores
No somos tan malos, tan feos como en los videos
[coro]
Y es verdad soy un payaso
Pero que le voy a hacer
Uno no es lo que quiere
Sino lo que puede ser
It’s the big pimpin’ pimpin’, el gran pa payaso he be sittin’ up all along
With a bottle in his castle chuggin’ it luggin’ it and dubbin’ it down in it
And dealin’ with the hassle women and wine and the big joke joke:
Meet the four molotov assholes.
Soy payaso wey, porque quiero contigo
Soy payaso wey, porque el huidos es mi amigo
Te llevo mariachi, también serenata wey
No sales, me mandas a tu gata wey
Yo te busco y te busco en el fondo del baso
Le pido al mesero pero no me hace caso wey
No me importa, al cabo no queria wey
Ya se tomaron el tequila wey
[coro]
Y es verdad soy un payaso
Pero que le voy a hacer
Uno no es lo que quiere
Sino lo que puede ser
Espera, la nave del olvido no ha encendido
De haber yo sabido de su estado
Asumo que no me habría trepado
Venía tomado, y es lo que hemos aprendido
De todos los roles de la gira, distintos tipos de bebidas
Ahí hay algo, que nunca nunca dirá nadie en un hidalgo
De cómo aguantarse el aire y parar sin parpadear
Espera un poco, un poquito más (sólo tantito)
Por las narices puedes respirar
[coro]
Y es verdad soy un payaso
Pero que le voy a hacer
Uno no es lo que quiere
Sino lo que puede ser
Y es verdad soy un payaso
Pero que le voy a hacer
Uno no es lo que quiere
Sino lo que puede ser
Y es verdad, soy un payaso...
Otra canción que recibió el tratamiento Molotov con resultados igual de desafortunados fue “Bohemian Rhapsody”, del Ferras:

Mama mamate un cabrón,
le volé la cholla con un pistolón
mama con el dedo en el gatillo,
le metí seis balas al cabrón por el fundillo.
Mama, sabes, si vienes por ahí ,
te digo que te pasa si te metes con mi posy
my men you better get a job
porque este espacio pertenece a Molotov.
Muy, muy tarde que le llegó la hora,
pero ese culero tenía que morirse ahora
y chilla que chilla y llora que llora,
sólo se acontenta cuando está con su señora.
Yo tengo a mi chica que está pocasumadre
y tu no tienes nada, ni perro que te ladre.

Coro:
Mama mama mamate esta,
mama mama nada te cuesta.
Pues todo vale madres.

Mama mama mate a una perra,
era morena pero se pinto de güera,
le subí la falda man you should have seen her,
el tapete no combinaba con la cortina.
What ‘m’I gonna do Oh tell me mama cause
I cut her into pieces like my name
is Jeffrey Dahmer and now they wanna hunt me down,
but I’ ll be in México you won’t see me around.

Coro:
Mama mama mamate esta,
mama mama nada te cuesta.
Pues todo vale madres

Vi la silueta de una verga in the bush,
in the bush will you do the fandango
Thunderbolts and lightening very very frightening,
me guacareo, guacareo, guacareo
Míralo, magnífico yo soy naco
y nadie me ama pinche chamaco.
No tienes lana sperm in your wife in her mouth
or chichis easy come easy go
will you give me a blow it smells like
Oh you just gave me my blow
give me one more blow wow wow bip bap bulu bap.
Mama la mía mama la mía ya me artaste por favor
Belcebú has a pepa put aside for me for me for me.
If you think you can score with me kiss my ass,
el que no se la jale será un animal
oooo baby I just try to get out
I’m just trying to get out of here

Hablando de Molotov, ¿se acuerdan cuando los entrevistó el Godínez?

Fue antes de que nos comprara Televisa, qué cotorro. Y ahora, los dejamos con el guion de Roma:

 

 

ROMA

Escrita y Dirigida por Alfonso Cuarón

3 de septiembre de 1970, jueves

INT – PATIO – TEPEJI 21 — DÍA
Triángulos amarillos dentro de cuadros rojos.

Agua que se esparce sobre los mosaicos, con espuma turbia.

Es el piso de un largo y estrecho patio que se extiende a lo largo de la casa. Al fondo está la puerta que da a la calle, negra, de metal y con vidrios esmerilados, dos de los cuales están rotos, culpa de algún portero derrotado.

CLEO, Cleotilde Gutiérrez, una india Mixteca de 26 años, recorre lo largo del patio empujando con un hule el agua del piso mojado.

Al llegar al otro extremo, la espuma se ha acumulado en una esquina, tímida, presumiendo sus brillantes burbujitas blancas hasta que –

UN CHORRO DE AGUA las sorprende y son arrastradas hasta la esquina donde las burbujas, necias, se deshacen en un remolino que desaparece en la coladera.

Cleo recoge las escobas y las cubetas y las carga al – PEQUEÑO PATIO –

Que está encerrado entre la cocina, el garage y la casa. Cleo abre la puerta de un cuartito y almacena las escobas y las cubetas, después entra a un bañito y cierra la puerta.

El patio queda en silencio, sólo un locutor de radio con su entusiasmo que se disuelve en la distancia y el triste cantar de dos pajaritos encarcelados.

Se escucha la descarga del escusado y luego el agua del lavabo. Después de un momento, se abre la puerta.

Cleo sale secándose las manos en el mandil, entra a la cocina y desaparece tras la puerta que conecta a la casa.

INT – PLANTA BAJA – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo cruza el antecomedor de madera anciana y oscura, después el comedor moderno de madera clara, ligera y puntiaguda, y cuando llega al hall, sube las escaleras.

(CONTINUED)

CONTINUED:

Pasando el hall hay dos salas, una con pesados sofás de terciopelo verde y antiguos gabinetes con los discos y el estéreo. Hay un piano pegado a la pared.

La otra sala intenta ser más moderna, con sofás ligeros y un carrito para cocteles con un sifón.

En una sala cuelga la enorme pintura de una mujer recargada en un cántaro de barro, en tonos rojos y morados.

En la otra, otra pintura, también grande pero más sombría. En una oscura celda de piedra, un monje da consuelo a un preso engrilletado que, desesperado, cubre su cara con las manos.

INT – PLANTA ALTA – TEPEJI 21 — DÍA

Las escaleras suben a un hall central que está rodeado de cuatro recámaras y un enorme baño.

Cleo arregla una recámara, la cama matrimonial ya está tendida, tiene una cabecera de caoba con ornamentos que hace juego con las mesas de noche.

Junta ropa sucia del piso y la carga al hall, donde la apila sobre el montón de ropa que se acumula.

El hall de arriba hace de cuarto de televisión. El baño aún falta por lavar pero tres de las habitaciones ya están completamente ordenadas.

Cleo entra a una habitación con dos camas pequeñas para niños. Primero levanta la ropa y acomoda los juguetes de niño y de niña que están regados por el piso.

Comienza a tender una de las camas cuando se escucha un grito desde la planta de abajo –

ADELA (O.S.) ¡Manita…! ¡Ya es casi la una…!

Cleo se sobresalta y exclama –

CLEO ¡Ay chicú…!

Y sale de la habitación cargando la ropa sucia.

En el hall, la junta con el montón de ropa y lo carga. Se apresura escaleras abajo.

2.

INT – PLANTA BAJA – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo baja las escaleras cargando el montón de ropa

Cruza el hall y los comedores y desaparece tras la que da a la cocina.

Después de un momento, a través de –

LA VENTANA –

La vemos salir al pequeño patio.

Deja la ropa al pie de la escalera de metal que va azotea y se apresura hacia la calle.

EXT – CASA – TEPEJI 21 — DÍA

La calle de Tepeji se extiende apenas dos cuadras, partidas por Avenida Monterrey, de casas cansadas construidas en los años 30.

– puerta

a la

Tepeji 21 descansa, triste y resignada, sobre sólidos cimientos que se funden con el concreto gris de la banqueta justo a mitad de la cuadra.

Es toda blanca excepto la franja de rojo casi marrón que corre a lo largo de la fachada, y la herrería de las ventanas y la puerta que están pintadas de negro.

Junto a la esquina superior izquierda de la puerta está el número, de mosaicos: 21.

La puerta se abre y Cleo sale.

Se apresura hacia la avenida y al llegar a la esquina, da vuelta a la derecha.

EXT – CALLE – AV. MONTERREY – TLAXCALA — DÍA

Cleo sale de Tepeji y camina por la avenida, donde circula un tráfico considerable.

Al llegar a la esquina cruza la avenida y sigue por – CALLE DE TLAXCALA –

Y pasa una farmacia, una miscelánea, una panadería y un salón de belleza.

3.

EXT – KINDER CONDESA — DÍA

Una pequeña multitud se acumula en la entrada del kinder a la hora de la salida, Cleo llega y entra a la escuela, despues de un momento sale con PEPE, un niño de 5 años que carga una “obra de arte” recien seca.

EXT – CALLE DE TLAXCALA — DÍA

Cleo camina junta a PEPE que carga su “obra de arte”, un niño de 5 años en shorts y camisa.

Pepe camina dando brincos para no pisar raya, Cleo carga su lonchera.

De pronto, Pepe se detiene y caminando unos pasos pero se

se sienta. Cleo sigue detiene, voltea –

CLEO
¡Pus vámonos llegando a la casa, y

ahí, si quieres, hasta tu cama!

PEPE ¡Ya no puedo!

Cleo pretende seguir caminando –

PEPE (CONT’D)

¡Mamá…!
Cleo se detiene y voltea –

CLEO
¡Qué no vas a poder! Anda, ¡dale!

PEPE ¡Que no puedo!

CLEO
¡Ay! Si cada vez que pienso que

“no puedo” me acostara, me la viviría en la cama.

PEPE No estoy acostado.

¿Qué pasó?

CLEO

PEPE Ya me cansé.

(CONTINUED)

4.

mm/dd/yy (White) 5. Cleo le toma la mano –

CLEO
Ándale, que hay sopa de fideos…

Pepe se levanta –

PEPE

¡Ahhyyyyy!
Y comienza a dar unos pasos pesados y perezosos.

PEPE (CONT’D) ¡Maaaaamáááááá…!

CLEO
¡Vamos, soldadito! ¡Con la sonrisa

al frente!
Los dos marchan de la mano.

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo y Pepe entran, el cargando su “obra de arte” y ella la lonchera, se escucha a Adela que la llama –

CONTINUED:

¡Cleo…!

ADELA (O.S.)

ADELA, de 26 años, mejor amiga de Cleo y también Mixteca, sale al patio. Sus conversaciones privadas son en lengua mixteca conmbinada con algo de español.

ADELA (en mixteco)

¡Apúrate, manita! ¡Que está Fermín al teléfono!

Cleo se apresura y entra a la casa a contestar.

INT – HALL DE ABAJO – TEPEJI 21 — DIA

Cruza el hall y contesta el teléfono que ya está descolagado sobre el mueble bajo la escalera –

¿Bueno…?

CLEO

INT – COCINA – TEPEJI 21 — DÍA

Adela prepara la comida, las ollas hierven en la estufa. Cleo entra y deja la lonchera sobre la mesa.

ADELA (en mixteco)

¿Entonces qué te dijo?

CLEO
¡Nada! ¡Nomás habló para saludar!

Cleo recoge platos y vasos, sale con ellos.
Adela remueve la sopa.
Cleo entra otra vez y abre el cajón de los cubiertos.

ADELA
¡Seguro! ¡Ya me bajaste a mi

novio, ¿verdad?!

CLEO
¡Ay, ¿cómo crees?! ¡Fermin es

sólo mi amigo!… Además… Tú me lo presentaste…

ADELA
¡Ay, manita! ¿Ya ves cómo te

pones? Si yo nomás te estoy jodiendo. ¡Y además! Sólo salí dos veces con él y ni lo dejé besarme.

Se escucha que se abre la puerta de la calle y con ella una conmoción de niños.

CLEO Ya llegaron…

Cleo sale al –

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo llega al patio en el momento en que –

Entran dos niños corriendo –

TOÑO de 12 años y PACO de 11, los dos entran apresurados a la casa y adentro se les oye subir las escaleras.

(CONTINUED)

6.

CONTINUED:

Poco después entra SOFI, una niña de 8 años, es muy bonita aunque sus hermanos constantemente la molestan llamándola gorda.

Y hasta atrás entra la SEÑORA TERESA, una viuda de 65 años con el cabello completamente blanco que cojea al caminar.

IGNACIO, el chofer de 45 años, la sigue cargando una bolsa de mandado.

INT – ANTECOMEDOR – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo le corta la carne a Pepe. Con un cuchillo corta trozos cada vez más pequeños hasta que sólo quedan pequeños cubitos de bistec que chorrea con limón.

SOFI espera su turno, impaciente. PACO come su carne mientras platica –

PACO
Un amigo me contó que en la

escuela de su primo un soldado mató a un niño por tirarle un globo con agua.

Toño escucha escéptico –

TOÑO ¿Quién te dijo?

PACO
Me dijo Flores, si no pregúntale.

Dice que estaba en Chapultepec, por el nuevo, y que estaba con su hermano tirando globos de agua a los coches que pasaban y que pasó un Jeep del ejército y le tiraron uno y el soldado se bajó y le disparó.

¡Ay Jesús! ¿Y

¿Cómo que qué un tiro en la

CLEO
qué le pasó?

PACO
le pasó? ¡Si le dio cabeza, pus lo mató!

CLEO ¡Ay, qué horror…!

(CONTINUED)

7.

CONTINUED:

Por la puerta del hall entra la SEÑORA SOFÍA, carga una mochila y un bonche de papeles que deja en la mesa del comedor –

SEÑORA SOFÍA ¡Hola niños! ¿Qué comen?

La Señora enseña su

Sofía saluda a cada uno con un beso. Pepe le “obra de arte” –

Se sienta

SEÑORA SOFÍA
¡Que bonito! ¡Lo hiciste solito?

PEPE
Si, y mira, ¡Hay sopa de fideo!

SEÑORA SOFÍA ¡Mmmmm!… ¡Qué rico!

SEÑORA SOFÍA
Cleo, que los niños no toquen esos

papeles, son exámenes que tengo que calificar.

TOÑO ¿Hay sandía?

CLEO
No, mi amor. Hoy hay fresas con

crema.

PACO ¡Yo quiero!

¡Mamá!

SOFI Y PEPE

Mira mami…

PEPE

Cleo se levanta y recoge algunos platos sucios –

CLEO ¿Y tú, Toño?

¿Ya qué? Cleo va a la –

TOÑO

8.

INT – COCINA – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo entra con los platos sucios, los acomoda en el fregadero.

Ignacio el chofer y Adela comen en una pequeña mesa. Cleo toma un plato limpio y va a servir sopa –

CLEO
Ándali, que ya llegó la Señora

Sofía y Toño quiere ya las fresas…

Adela se levanta, lenta, y en una charola pone platos, cucharas, fresas, azúcar y crema. Mira a Cleo con una interrogante y le sonríe.

Cleo se sonroja y sale cargando su plato.

INT – ANTECOMEDOR – TEPEJI 21 — DÍA La Señora Sofía toma su sopa.

Cleo prepara fresas con crema en los platos.

SEÑORA SOFÍA Cleo, por favor manda a la

tintorería los dos trajes del señor. Pero hoy mismo porque los tiene que empacar porque sale el viernes.

CLEO
No se preocupe, yo los llevo.

PEPE ¿Papá va de viaje?

SEÑORA SOFÍA Va a Quebec a un congreso.

SOFI ¿Dónde es eso?

PACO ¡Ay, babosa! ¡Cómo

SOFI Pus no sé y qué…

TOÑO Queda en Canadá.

no sabes!

(CONTINUED)

9.

CONTINUED:

mm/dd/yy (White) 10. PACO

¿Se va en Eastern?

SEÑORA SOFÍA No sé. Creo que en Panam.

Cleo le sirve a Sofi un plato de fresas con crema.

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Sofi sin azúcar porque engorda.

EXT – AZOTEA – TEPEJI 21 — TARDE

Cleo lava ropa, a momentos tararea la canción que sale de un radio amarillo.

El crujir metálico de la escalera anuncia la llegada de Paco, seguido de Pepe.

CLEO
No tienen permiso de subir aquí.

PACO
Yo lo cuidé toda la subida.

CLEO
Tu mamá se va a enojar.

Pero Paco ya arrancó su juego arrastrando con él a Pepe.

PACO
Yo voy a salir por aquí y tú

vienes por acá, y cuando yo llego acá me vas a disparar pero yo te disparo primero y caes muerto… Así… Con los brazos abiertos…

Paco recibe balazos como Sonny Corleone contra el muro de la casa vecina.

CLEO
¡Nomás no jueguen junto al borde!…

Anda…

PACO

Paco se aleja por la azotea, Pepe se esconde detrás de un tinaco.

Paco regresa, pero ahora escondiéndose de espías enemigos, hasta los tinacos. Comienza a rodearlos, siempre con su pistola al aire pero –

(CONTINUED)

mm/dd/yy (White) 11. Pepe se le aparece por atrás y con ánimos de matarlo.

Paco reacciona y voltea, intenta apuntar su arma pero Pepe lo rocía de certeros disparos y se esconde tras el tinaco dejando a Paco primero confundido y, muy poco después, furioso –

PACO (CONT’D) ¡Tenías que morirte!

Desde detrás del tinaco Pepe lo reta –

PEPE
¡¿Y por qué no eres tú el que se

muere?!

PACO Porque es mi juego.

PEPE
Pus ya no quiero jugarlo.

PACO
Pus ya no quiero que juegues,

niñita.

Y se va, colérico. Baja las escaleras resonando cada paso con metálicos gemidos.

Pepe camina para verlo irse y se detiene a mitad de la azotea, claramente decepcionado.

Y así se queda por un largo tiempo, hasta que de pronto –

Una ráfaga de balas invisibles lo perfora y Pepe cae muerto, con los brazos abiertos, como Paco le había dicho. Y ahí se queda, acostado inmóvil en el suelo.

Cleo se seca las manos y camina hasta él. Se detiene y lo ve –

CLEO
¿Y a ti? ¿Qué te pasó?

Pepe contesta desde el suelo y sin abrir los ojos –

PEPE Estoy muerto.

CLEO
Bueno, ¡pus vámonos pa abajo!

CONTINUED:

(CONTINUED)

CONTINUED: (2)

PEPE
No puedo. Estoy muerto.

CLEO
¡Pus resucita que ya hay que ir pa

abajo!

PEPE
Si te mueres no puedes resucitar.

CLEO
¡¿Y ora qué voy a hacer sin mi

Pepe?!

Cleo se sienta en el suelo junto a Pepe que se mantiene inmóvil.

CLEO (CONT’D)
¡Yo sin mi Pepe no puedo vivir!

Cleo se acuesta junto a Pepe y también extiende los brazos. Cierra los ojos –

CLEO (CONT’D) Yo también me morí.

Y así se queda, quieta, Pepe junto a ella. Un DC 8 pasa volando.

Pepe abre un ojo para ver a Cleo, ella no se mueve, ni parece respirar. Pepe extiende su mano y agarra la de Cleo.

PEPE
Pero Cleo no se mueve. Pepe se sienta –

¿Cleo…?

¿Cleo…?

PEPE (CONT’D)

CLEO Estoy muerta.

PEPE
¡No! ¡Ya ándale! ¡Levántate!

CLEO
¿No dices que no se puede?

PEPE ¡Ya! ¡Cleo…!

(CONTINUED)

12.

mm/dd/yy (White) 13. Pero Cleo no contesta.

CONTINUED: (3)

¡Cleo…! Ella sigue inmóvil.

PEPE (CONT’D)

PEPE (CONT’D)

¡Cleeoo!
Pepe comienza a asustarse –

PEPE (CONT’D) ¡Cleeeeeeeeooooooo!

Cleo abre los ojos y le sonríe.

CLEO
Estoy jugando tu juego. A ver,

¿jugamos un ratito más?
Pepe se acuesta junto a ella con los brazos abiertos.

CLEO (CONT’D) Cierra los ojos.

Los dos cierran los ojos.

CLEO (CONT’D) Me gusta estar muerta.

Pepe le toma la mano.
Los dos yacen muertos sobre la azotea –

La tarde ha iniciado sus horas quietas, a la distancia suenan las campanas de una iglesia.

Todo a su alrededor es un paisaje de azoteas que se extiende en todas direcciones.

En muchas de ellas otras mujeres lavan o tienden ropa, el murmullo de distintos radios se cuela en el viento con el ladrar de los perros.

El pitido de un carrito de camotes. El universo quieto.

INT – BAÑO PRINCIPAL – TEPEJI 21 — NOCHE Cleo baña a Sofi y Pepe en la tina.

(CONTINUED)

CONTINUED:

Sofi tiene el pelo enjabonado y se lo acomoda de diversas formas frente al espejo.

Pepe tiene un submarino pero no juega con él, está pensativo –

PEPE
¿Cleo…? ¿Si te murieras ahorita,

te irías al cielo? ¿O al infierno?

CLEO
¿Y por qué me voy a morir?

PEPE
Nomás, por decir… ¿Al cielo o al

infierno?

CLEO
Tú nomás te la pasas matándome…

Pepe comienza a enervarse –

PEPE
¡Es que es un juego…! Ya,

dime… ¿te irías al cielo o al infierno?

Cleo llena de agua una cubetita y le dice a Sofi –

CLEO
A ver, cierra los ojos…

Y le tira un chorro para enjuagarle el pelo.

CLEO (CONT’D) Me iba volando con mis alitas

derechito al Cielo.

PEPE
Es que mi tío Pablo nos enseño

pinturas y fotos del infierno.

CLEO (desinteresada)

¿El infierno…?

(CONTINUED)

14.

CONTINUED: (2)

PEPE
Sí. Y dice que había lumbre por

todos lados… Y que mientras te queman, hay unos diablos bien feos que te pican, así, con fierros… y hay otros que te muerden o te comen los brazos…

CLEO
¡Ay, Chichú! ¡Qué feo! ¡Ya no

digas cosas…!

PEPE
¡Sí, pero Paco dice que ahí quiere

el ir!

CLEO
¿Cómo…? ¿Y toda la lumbre?

Pepe se ríe –

PEPE Dice que no importa…

CLEO
¿Cómo…? ¿Qué no dices que queman a

la gente?
Su risa es ahora carcajada –

PEPE
¡Sí…! ¡Pero Paco dice que ahí

todos están desnudos!
¡Y que puedes ver a todas las chavas encueradas…!

Pepe se carcajea, Sofi escupe agua y se ríe con él.

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — NOCHE

Los paneles de vidrio esmerilado de la puerta se iluminan y se escucha –

Un claxon –
¡Ta-ta Ta-ta Ta-ta Ta-taaaaaa…!
Y tras la puerta, el poderoso y goloso ronroneo de un V8.

Desde el interior del coche se escucha la XELA, que toca “Un bal” de la Symphonie fantastique.

(CONTINUED)

15.

CONTINUED:
El BORRAS llega de inmediato a ladrar a la puerta. Cleo y Adela llegan al patio.

ADELA
Pus qué temprano llegó.

Cleo agarra al Borras y lo arrastra hacia el fondo del patio.

CLEO
¿No ves que mañana sale?

Adela va a abrir la puerta.

Desde el hall, Sofi y Pepe se asoman. Cleo les ordena mientras sostiene al Borras –

CLEO (CONT’D) ¡Ahí espérense!

El V8 ronronea impaciente detrás de la puerta, y por fin – Adela abre la puerta revelando –

El frente de un GALAXIE 500 DOS PUERTAS, 1970, NEGRO. Sus faros poderosos invaden hasta el fondo del patio, iluminando a Cleo que espera sosteniendo al Borras.

El Galaxie 500 comienza a entrar al patio pero es demasiado grande para el espacio, dejando sólo un par de centímetros a cada lado de la puerta.

El frente del coche está adentro cuando frena –

El lado izquierdo está a punto de tocar el marco.

Las ruedas giran hacia la derecha acompañadas del rechinido del hule girando sobre el mosaico.

El Galaxie 500 avanza un poco más pero frena –

El lado derecho a punto de tocar.

El volante negro con dirección hidráulica es girado y –

Las ruedas giran hacia la izquierda, RECHINANDO.

Haciendo eco por el patio, sincopando el vals que sale del radio.

La Señora Sofía llega a la puerta del hall junto a Sofi y Pepe.

(CONTINUED)

16.

CONTINUED: (2)

SOFI ¡Papá llegó temprano!

El coche avanza unos centímetros y se frena.

La palanca de velocidades cambia a R –

El Galaxie 500 retrocede unos centímetros, se frena.

La palanca de velocidades cambia a D –

El coche avanza lentamente, librando el marco de la puerta. Lleva casi la mitad cuando frena.

Las llantas giran a la derecha y –

RECHINIDO.

Y el vals que toma ritmo.

El coche avanza medio metro y frena.

Las llantas se alinean hacia el frente y –

El Galaxie 500 libra el marco de la puerta y entra completamente al patio –

Y el vals llega a su gran final…
El coche se estaciona justo frente a la puerta del hall – El motor se apaga y con él la música –
Sofi y Pepe se avientan contra la puerta –

SEÑOR ANTONIO A ver, a ver, a ver… Déjenme

salir.
La Señora Sofía jala a los niños hacia ella y –

Sale el SEÑOR ANTONIO, tiene 40 años y su barba muestra algunas canas, aún viste su bata blanca de doctor.

Los niños se le echan encima inmediatamente –

SEÑOR ANTONIO (CONT’D) ¿Y estos? ¿Y estos? ¿Quiénes son

estos?
La Señora Sofía le acaricia el hombro. La familia entra.

(CONTINUED)

17.

CONTINUED: (3)

Adela cierra la puerta de la calle y Cleo deja libre al Borras, que inmediatamente corre a oler las llantas del Galaxie 500.

INT – HALL DE ARRIBA – TEPEJI 21 — NOCHE

Gordolfo Gelatino sale de su recámara en bata, estirando los brazos, perezoso –

GORDOLFO GELATINO (EN TV) Ya se despertó tu rorro, mamacita…

Doña Naborita lo recibe entusiasta –

DOÑA NABORITA (EN TV) ¡Mi ángel of the mornin’!… ¡Si

apenas son las dos de la tarde!… ¿Ya descansaste de descansar?

La familia entera está sentada en un sillón frente a un TELEVISOR ADMIRAL 1970.

Sofi está encaramada en el Señor Antonio y Pepe en las piernas de la Señora Sofía, Paco recargado en ella, acurrucado. En un sillón individual está Toño, siempre más huraño.

Cleo le sirve fresas con crema al Señor Antonio. Recoge un plato con los restos de una concha con frijoles, y va hacia las escaleras cuando –

Una carcajada explota, cortesía de Los Polivoces. Los niños se derraman a risas de sus asientos.

Cleo se detiene y voltea – EN LA TV –

Gordolfo está sentado en el sillón admirándose en un espejo mientras Doña Naborita está planchando un altero de ropa.

DOÑA NABORITA (EN TV) (CONT’D) ¡Ora sí, mi cerecita del jaibol,

el edificio me dio toda su ropa a lavar, y voy a poder comprarte ese reloj que tanto te gusta…!

GORDOLFO GELATINO (EN TV) ¡No me gusta verte trabajar tanto,

mi cabecita blanca adorada! Así que por favor vete al otro cuarto.

(CONTINUED)

18.

CONTINUED:

Cleo deja los platos a un lado y se sienta en el piso, junto al sofá, a ver la tele.

Paco extiende el brazo para abrazarla.

Pepe intenta hacer lo mismo pero no alcanza, Cleo extiende el brazo y lo enrama con el suyo.

EN LA TV –

Una cortinilla anuncia al Wash and Wear, quien momentos después entra a la oficina de su jefe, el Mostachón, que lo explotará, inmune a los insultos y verdades que el pobre Wash and Wear le propina.

Los niños más grandes ríen. Cleo también, pero más por participar.

SEÑORA SOFÍA

¿Cleo…?
Cleo se yergue enseguida –

CLEO ¿Diga, señora?

SEÑORA SOFÍA ¿Le traerías un tesito de

manzanilla al Doctor?

CLEO Sí, señora.

Recoge los platos del suelo y baja las escaleras.

INT – COCINA – TEPEJI 21 — NOCHE

Adela lava trastes, Cleo entra y deja los platos sucios junto a la lavadora –

CLEO A ver, ¡hazte…!

Le da un caderazo a Adela.

¡Órale…!

ADELA

CLEO
Prepárate una manzanilla para la

señora y ya súbete.

(CONTINUED)

19.

CONTINUED:

Adela obedece con falsa renuencia y se seca las manos con un trapo –

ADELA Nomás no te tardes…

Toma una olla y le vierte agua de un garrafón en el piso.

INT – HALL DE ARRIBA – TEPEJI 21 — NOCHE

Cleo llega cargando la taza humeante de té, la coloca en una mesa junto a la Señora Sofía. Pepe duerme en sus brazos.

¿Te lo paso?

SEÑORA SOFÍA

Cleo toma a Pepe y lo carga y lo lleva hacia su cuarto, Sofi la sigue. Cleo se detiene antes de entrar para ver –

EN LA TV –

Chano y Chon revelan sus caras bajo los sombreros. Chano comienza a preguntarle a Chon sobre el tamaño de los pingüinos, Chon contesta y Chano ahuya en respuesta –

CHANO (EN T.V.) ¡Uuuuuuuuuuuuhhhhhhhhhhhh!

SEÑORA SOFÍA A la cama niños…

De mala gana, Toño y Paco se levantan y van a despedirse de beso de sus padres.

INT – CUARTO DE SOFI Y PEPE – TEPEJI 21 — NOCHE

Sofi está acostada en su cama, Cleo está sentada a su lado tomándole la mano –

CLEO
Angelito de la Guarda, mi dulce

compañía, no me desampares ni de noche ni de día. No me dejes sola, que me perdería…

Le acaricia la cara –
Buenas noches, Sofi hermosa…

CLEO (CONT’D)

(CONTINUED)

20.

mm/dd/yy (White) 21. Y le da un beso.

SOFI Buenas noches, Cleo.

Cierra los ojos. Cleo se levanta y apaga la luz. Sale al –

INT – HALL DE ARRIBA – TEPEJI 21 — NOCHE

Está vacío, la puerta de Toño y Paco está cerrada pero la de los Señores Antonio y Sofía sigue abierta. El Señor Antonio está sentado en la cama quitándose los zapatos.

Los ronquidos de la Señora Teresa hacen eco por todas las paredes.

Cleo recoge la taza de té que sigue llena, intacta, y comienza a bajar las escaleras.

INT – PLANTA BAJA – TEPEJI 21 — NOCHE

Cleo baja las escaleras cargando la taza y al llegar al hall va a la sala y comienza a apagar todas las luces, sólo deja encendida una junto a la ventana.

Después apaga las luces del hall y las escaleras y camina hacia el fondo, deteniéndose solamente a apagar las luces del comedor y el antecomedor.

Y sigue hasta llegar a la puerta de la cocina. Entra.

INT – COCINA – TEPEJI 21 — NOCHE

Cleo entra a la cocina, tira el té y enjuaga la taza. Apaga la luz y sale al pequeño patio, cerrando la puerta.

Cruza el pequeño patio y sube las escaleras metálicas hacia su cuarto.

INT – CUARTO DE SERVICIO – TEPEJI 21 — NOCHE Cleo entra al cuarto, Adela ya está en camisón –

ADELA ¡Cuánto te tardas!

Cleo se quita el vestido apresurada –

CONTINUED:

(CONTINUED)

CONTINUED:

CLEO
¡Pero ya apágale! Que se enoja la

Señora Teresa si ve la luz prendida.

Adela apaga la luz y el cuarto queda a oscuras, aunque la ventana es muy grande y deja entrar la luz de la luna. Cleo prende una vela y la pone en el piso.

Las dos se acuestan en línea, pies de la otra y –

los pies de una tocando los

la parte superior del puntas de los pies –

otra – (CONT’D)

¿Lista?

Dale…

ADELA

CLEO

Las dos impulsan hacia arriba cuerpo e intentan tocarse las

ADELA (pujando)

Uno…
Y hacen abdominales, una tras

ADELA (pujando)

Dos…
Entre gruñidos y pujidos.

20 de septiembre de 1970, domingo

EXT – AV INDEPENDENCIA — DÍA

El bullicio festivo del Centro de la ciudad en domingo, familias y vendedores ambulantes por doquier.

Cleo y Adela van a paso rápido por la banqueta, en una carrera de obstáculos que se mueven.

Adela es más rápida pero Cleo es más hábil y resistente.

Adela lleva la delantera pero se enfrenta a una parada de autobús con familias que bajan, Cleo logra colarse entre la gente y sigue su camino.

La banqueta está un poco menos llena y Adela aprovecha y la alcanza justo cuando llegan a –

22.

EXT – TORTERÍA – AV INDEPENDENCIA — DÍA

Y se detienen exhaustas, tratando de recobrar el aliento, una recargada en un coche y la otra en un poste.

Entre respiraciones profundas Cleo levanta una mano y apunta el índice al cielo –

CLEO
(entre respiraciones)

… Gané…
Adela gesticula que no con la mano –

ADELA
(entre respiraciones)

… No… Empa… -tamos… Cleo sólo niega con la cabeza.

INT – TORTERÍA – AV INDEPENDENCIA — DÍA

Ilustraciones pintadas a mano sobre una pared anuncian los distintos tipos de tortas. En la otra, un espejo cortado en rombos reproduce la ya concurrida clientela.

Cleo y Adela están sentadas en la barra disfrutando sus tortas cubanas que se desbordan de los panes a cada mordida.

ADELA …Entonces que el Moisés… ¿Te

acuerdas de Moisés? ¿El del pueblo?

Cleo asiente mientras termina de darle una mordidota a la torta, derramando aguacate.

ADELA (CONT’D)
Pues que andaba ahí dale y dale y…

CLEO (riendo)

…¿Dale y dale…?

ADELA
No, ¡tonta!… Dale y dale, y que me

mandaba cartas y cartas…
Cada vez que habla, Cleo se cubre la boca con la mano –

(CONTINUED)

23.

CONTINUED:

CLEO (curiosa)

¿Y qué tanto te escribía?

ADELA
Pues… que no podía dejar de pensar

en mí… que me extrañaba… que ya quería verme…

CLEO ¡Aaaaayyy…!

Que sin mí se
¡Pobre!
Que ya no podía sin verme…

Aaaaaay…

CLEO

¿Ajá?

CLEO

ADELA
Y pues que saca la carta y me la da.

Pero pues al sacarla del bulto, la carta estaba junto con otras cartas, y pues todas que se le caen al piso. Y yo como que veo una así, con la letra toda chueca del Moisés, ¡y que la agarro y que la abro…!

Cleo sigue la historia, ha dejado de masticar –

ADELA (CONT’D)
Y sí, era del Moisés. Que no puedo

dejar de pensar en ti… Que ya quiero verte… Que sin ti me siento solo… Que te extraño…

CLEO
¡Pobrecito! ¡Tan buen muchacho!

ADELA
sentía solo…

CLEO

ADELA
Y que viene mi primo del pueblo a

traer un encargo y que me trae otra carta del Moisés…

(CONTINUED)

24.

CONTINUED: (2)

ADELA
Sí. ¡Nomás que la carta era para

otra chica!

CLEO ¡Noooooooo!

Y queda boquiabierta, con un trozo masticado de cubana aún en la boca.

ADELA
¡El cabrón le manda la misma carta

a todas las pinches chamacas!

Y las dos explotan a carcajadas cubriéndose la boca con la mano.

Otros comensales voltean y ellas esconden sus rostros, intentando reprimir sus risas.

EN LA ENTRADA –

Dos hombres entran a la tortería y miran alrededor. Ven a Cleo y Adela sentadas en la barra y van hacia ellas.

RAMÓN tiene 27 años, es afable, un poco pasado de peso y tiene patillas, lleva una camisa morada con cuatro botones abiertos al frente.

FERMÍN tiene 26, es tímido y un poco huraño, tiene el cuerpo ceñido de un atleta, vestido de camiseta y chaqueta de cuero.

RAMÓN
¿Y por qué tan solitas comiendo…

tortitaaassss…?

Sorprendiendo a las dos mujeres. Adela se levanta de inmediato y –

ADELA

¡Ramón!
Los dos se abrazan y se besan, exuberantes.

Fermín se acerca, sonriendo tímido. Cleo se levanta y se saludan de beso, torpemente.

ADELA (CONT’D) ¿Quieren una torta?

Fermín, tímido, señala su estómago –

(CONTINUED)

25.

CONTINUED: (3)

FERMÍN Gracias… Ya…

RAMÓN
Si ya acabaron de comer, vámonos

ya que me gusta ver los cortos.

EXT – CINE METROPOLITAN — TARDE

La entrada del cine es un bazar de VENDEDORES AMBULANTES que anuncian sus productos recitando listas una y otra vez como mantras en un canto.

Una anciana sentada en el suelo ofrece sus dulces en una tela frente a ella –

VENDEDORA DE DULCES …cigarros-chicles-chocolates-

mazapanes-muéganos-cacahuates- gomitas…

Un vendedor está tras su mesa improvisada ofreciendo cacahuates japoneses –

VENDEDOR CACAHUATES …¡Los ja-po-neeeee-seeeeeeees!…

¡Los ja-po-neeeee-seeeeeeees!… ¡Los ja-po-neeeee-seeeeeeees!…

Una señora rechoncha y chaparra se pasea con una caja de chicles Adams en la mano –

VENDEDORA DE CHICLES …¡De a peso le valen los chicles

Adams sabor menta, hierbabuena, canela, tutifruti…!

Un merenguero de camisa corta –

MERENGUERO …¡Merengues-merengues-lleve sus

ricos-merengueeeeees!…

Vendedores de revistas, de yo-yos, de juguetes baratos… una cacofonía de cantos acompañados de un organillo que toca en la banqueta.

Cleo, Adela, Ramón y Fermín hacen cola en la taquilla.

ADELA ¿Qué película pasan?

(CONTINUED)

26.

CONTINUED:

RAMÓN

Sepa.
Fermín le pregunta a Cleo –

FERMÍN
¿Sí quieres ir al cine…?

CLEO
Sí, me gustan las películas. ¿Qué,

a ti no?

FERMÍN
No… esque… Está bonita la tarde,

¿no?

Cleo se hace consciente del sol que brilla, levanta su cara al cielo –

Lo mira –

CLEO
Sí. Está bien clarito.

CLEO (CONT’D) ¿Quieres ir a la Alameda?

Fermín le sonríe.

FERMÍN Pérame tantito…

Camina hasta Ramón, que está al frente de la fila sacando dinero de su bolsillo.

Adela aprovecha para ir con Cleo.

ADELA
¿Qué, manita? ¿No vas al cine?

CLEO
Esque… Está bien bonita la tarde,

¿no?…

ADELA (interrumpe)

¡Uuuuuuuyyyyyyy!… Ándale… Ahí me cuentas, manita. Yo mejor me voy a lo oscurito.

Y se va con Ramón que espera para entrar al cine. Fermín regresa con Cleo y se van.

(CONTINUED)

27.

CONTINUED: (2)

Los vendedores ambulantes continúan su coro. El organillero calla.

INT – CUARTO DE HOTEL — TARDE

En reglamento cuelga en un pequeño marco en la puerta, ignorado. Tras la ventana, la tarde del domingo mengua y un letrero fluorecente se asoma anunciando el Hotel.

tras La puerta del baño que está abierta, un foco ilumina el lavabo y un espejo occidado. Fermin sale del baño cargando unos chacos. Está completamente desnudo.

Cleo espera en la cama, tímida, aún con su fondo puesto. Al ver a Fermin se sonroja. Frente al baño, Fermín presenta sus chacos al frente –

FERMÍN

¡Jodan Tsuki!…

Y comienza una rutina con ellos. Es una coreagrafía elaborada y estudiada, los palos encadenados giran como hélices a su arededor.

El efecto es poetico pero también un tanto ridículo pero Cleo reprime su sonrisa bajo las sábanas.

Fermin finaliza su rutina tomando distintas posiciones –

FERMÍN (CONT’D)

¡Jodan Tsuki!… ¡Chudan Tsuki!… ¡Mae Geri!…

Y se despide con una inclinación. Cleo reprime una risa –

FERMÍN

¿Qué…?
Cleo cubre su risa preguntando –

CLEO
¿Y entrenas a diario?

FERMÍN
Tengo que. Le debo la vida a las

artes marciales. Yo crecí con muchas carencias, ¿sabes?

Afuera, las multitudes y el barullo parecieran lejanos. Fermín deja los chacos sobre una repiza y camina hacia el pie de la cama –

(CONTINUED)

28.

CONTINUED:

FERMÍN
De chamaco, cuando mi mamacita se

murió… Se persigna –

FERMÍN
Me llevaron a vivir con mi tía,

allá a Neza. Y ahí, que entre mis primos que me madreaban y que las malas compañías, y que le entré al trago… y que llegué al chemo… Me estaba muriendo…

Hace una pausa –

FERMÍN (CONT’D)
Pero descubrí las artes marciales.

Y pus esas cosas ya no, y todo tiene… algo así como… ¿foco…?

Fermín hace un silencio, ve a Cleo –

FERMÍN (CONT’D)
Y pus no me gusta platicarle a la

gente de mis cosas… Pero contigo es distinto…

Él acerca su cara y ella la suya y sus labios se encuentran y se besan suavemente, pero muy pronto Cleo mueve la cabeza golpeando a Fermín en la nariz.

CLEO ¡Ay! ¡Perdón…!

Pero Fermín la jala de regreso y la besa intensamente y, con la bocas ya sellada a Cleo, se acuesta lentamente en encima de ella.

Hacen el amor.

11 de noviembre de 1970, miércoles

INT – CUARTO DE SERVICIO – TEPEJI 21 — MADRUGADA

Suena la alarma de un despertador. Cleo despierta y la apaga. Se sienta en la cama.

La luz del alba entra por la ventana, la casa está en silencio. Adela duerme plácida en su cama.

(CONTINUED)

29.

CONTINUED:

Cleo se levanta precipitadamente, toma ropa de la silla y se acomoda los zapatos mientras camina apurada a la puerta y sale.

EXT – PATIO PEQUEÑO – TEPEJI 21 — MADRUGADA

Cleo baja las escaleras apresurada y entra al pequeño baño.

INT – BAÑO DE SERVICIO – TEPEJI 21 — MADRUGADA Cleo vomita.

El baño está limpio pero no ha tenido mantenimiento en mucho tiempo. La minúscula regadera no tiene cortina y el escusado no tiene asiento ni tapa en el tanque de agua.

En el lavamanos, dos cepillos de dientes y un tubo apachurrado de Colgate. En una pequeña repisa, un frasco de Nivea y una veladora apagada.

INT – BAÑO DE SERVICIO – TEPEJI 21 — MÁS TARDE

Cleo se baña, el pequeño baño inmediatamente inmerso en una nube de vapor.

INT – PLANTA BAJA – TEPEJI 21 — AMANECER

Cleo sale de la cocina y cruza la casa que está aún en penumbras, aunque tras las ventanas el patio ya recibe la primera luz del día.

Cleo llega a las escaleras y sube.

INT – HALL DE ARRIBA – TEPEJI 21 — DÍA

Por la puerta del cuarto de los niños más pequeños, podemos ver a Cleo despertar a Sofi. Le susurra –

CLEO
Mi chiquita… Mi chiquita bonita…

Y le hace delicadas cosquillas en la cintura –

CLEO (CONT’D) Despierta, despierta… Despierta,

despierta… Ya amaneció y un nuevo día llegó…

(CONTINUED)

30.

CONTINUED:

Las cosquillas suben como ejercito de hormigas por el torso de Sofi quien sonríe pero finge seguir durmiendo.

CLEO (CONT’D)
Y van subiendo poquito a poco…

Sofi por fin se quiebra y ríe y mueve los brazos, modorra.

CLEO (CONT’D) Buenos días, princesita…

Sofi la abraza del cuello.

CLEO (CONT’D) Ándali, ya levántate…

Sofi se levanta –

SOFI Voy al baño…

CLEO Pus ve, ¡pues!

Sofi sale del cuarto y cruza adormilada el hall mientras Cleo acomoda un uniforme de escuela limpio sobre la cama.

La Señora Teresa sale de su recámara y ve a Sofi a punto de entrar el baño –

SEÑORA TERESA Buenos días, Sofi.

Sofi entra al baño sin voltear –

SOFI Buenos días, abui…

Y cierra la puerta. La Señora Teresa baja las escaleras.

Cleo va a la cama de Pepe y le da un beso asegurándose de no despertarlo y sale del cuarto.

En el hall, prende la luz y entra a la recámara de Toño y Paco, que duermen profundamente.

Se pone en cuclillas junto a Toño, le acaricia la cabeza y le susurra –

CLEO
Toño… Toño… Toño… Mi amor, ya hay

que despertarse…

(CONTINUED)

31.

mm/dd/yy (White) 32. Toño, sin voltear, le quita la mano de un manotazo –

TOÑO Ya estoy despierto…

Cleo sube las manos al aire –

CLEO
¡Ay!… ¡Si ya está despierto!… ¡Ay,

que no lo toquen!…
Toño se levanta, gruñón, y sale del cuarto.

CLEO (CONT’D) Sofi está en el baño…

En el hall Toño toca la puerta del baño –

SOFI (O.C.)

¡Ocupado!
Pero Toño toca más fuerte –

TOÑO
¡Apúrate! ¡Tengo que entrar!

CONTINUED: (2)

¡Voy!

SOFI (O.C.)

Cleo se sienta al pie de la cama de Paco, le saca un pie de las sábanas y le pone los calcetines sin despertarlo. Después lo sienta recargado en ella, y le quita la parte superior de la pijama.

En el hall, Toño sigue tocando la puerta del baño –

TOÑO ¡Que te salgas!

La puerta del baño se abre y

SOFI ¡Ya! ¡Pásale!

Toño entra de inmediato y al

TOÑO

¡Gorda…!
Sofi cruza de regreso a su cuarto.

Cleo ha logrado ponerle la camiseta a Paco, que ahora se sienta en la cama.

Sofi sale –

cerrar la puerta –

(CONTINUED)

CONTINUED: (3)

CLEO
Anda, termina de vestirte.

Paco se quita los pantalones de la pijama y Cleo sale al hall y entra a ayudar a Sofi.

INT – ANTECOMEDOR – TEPEJI 21 — DÍA

La Señora Teresa y Sofi están desayunando en la mesa, Cleo guarda paquetes de papel encerado en las mochilas que están en el piso junto a cada silla.

A través de las ventanas se puede ver a Ignacio que saca los coches a la calle.

Un radio portátil en la mesa toca la XEQK, LA HORA HASTE DEL OBSERVATORIO –

HORA HASTE …¡Chocolates Turín! ¡Ricos de

principio a fin!… Maestro Mecánico Marcos Carrasco garantiza vigoroso control de calidad en la rectificación de motores…

Paco sale de la cocina con un Gansito y lo mete en su mochila, pero Sofi lo ha visto –

SOFI
¡Yo también quiero un Gansito!

Son míos.

PACO

SEÑORA TERESA Yo los compré para todos.

PACO
Pero yo los puse en el congelador.

SEÑORA TERESA Ándale, dale uno a Sofi, y luego

te compro una cajota para ti solito.

Paco sopesa la oferta y regresa a la cocina.

La Señora Teresa ha terminado sus panes dulces sopeados en café con leche y se levanta.

(CONTINUED)

33.

CONTINUED:

SEÑORA TERESA (CONT’D) Apúrense, niños. Ya son las siete

y veinte.
Se escucha la voz de Paco desde la cocina –

PACO (O.C.) ¡Son las siete diecisiete!

La Hora Haste recita –

HORA HASTE XEQK proporciona la hora del

observatorio, misma de Haste. Haste, la Hora de México… Siete de la mañana diecisiete minutos. Siete diecisiete… (silencio)… BIIIIP…

Paco sale de la cocina, triunfal. La Señora Teresa le saca la lengua y camina hacia la puerta. Paco le avienta el Gansito a Sofi –

PACO Pa que engordes…

Toño llega.

CLEO
Ahí está tu jugo, Toño…

Toño se sienta –
Apaga esa cosa.

PACO No, ¿por qué?

La Señora Teresa ya los llama desde la puerta –

¡Vámonos!…

SEÑORA TERESA

TOÑO

Sofi se levanta y va hacia la Señora Teresa que comienza a salir al patio –

SEÑORA TERESA (CONT’D) Cleo, agárrame al perro para abrir

la puerta.
Cleo se levanta de inmediato y corre al patio.

(CONTINUED)

34.

CONTINUED: (2)

Toño también se levanta pero le sube todo el volumen al radio antes de irse.

Paco lo apaga de un manotazo –

TOÑO Jajaja… ¡Niñita!…

Paco grita antes de salir al patio –

PACO ¡Me toca adelante!…

Toño se empina el jugo y va tras ellos.

EXT – CASA – TEPEJI 21 — DÍA

El Valiant está estacionado frente a la casa con el motor en marcha, la Hora Haste emanando del radio.

Cleo espera en la banqueta agarrando al Borras del collar, mientras la Señora Sofía y los niños suben al coche en absoluto desorden.

¡Muévete!

TOÑO

SOFI ¡Ya me moví!

Cuando la Señora Teresa ha logrado entrar al coche, Ignacio le cierra la puerta, espera a que todos cierren la puerta antes de meterse.

TOÑO ¡Pon a la Pantera!

Paco aprieta un botón del radio y cambia la estación a la Pantera en plena votación Beatles vs. Creedence –

RADIO LA PANTERA (OS) …¿Por quién votas, campeón?… Por

los Beatles… ¡Un voto más para el Cuarteto de Liverpool que van atrás por 18 votos del Cuarteto del Bajou. ¿Por quién votas?… Creedence…

Ignacio mete el clutch y permite que Paco, que va sentado a su lado, meta primera velocidad con la palanca del volante.

(CONTINUED)

35.

CONTINUED:

El Valiant arranca y se aleja por la calle. Cleo lo ve dar vuelta en la esquina y regresa a la casa jalando al perro. Cierra la puerta.

INT – HALL DE ABAJO – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo entra a la casa y cierra la puerta del patio, cruza el hall y sube las escaleras.

INT – CUARTO DE SOFI Y PEPE – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo hunde su cara en la panza de Pepe que reacciona riendo.

PEPE ¡Ya estaba despierto!

CLEO
¡Ay, qué bueno! ¡Así ya también

estás vestido!

Eso no.

PEPE

CLEO
Pus ándale, ¡levántate para que te

vista!
Pepe se levanta y Cleo lo viste mientras él habla –

PEPE
¿Sabes de qué me acordé en mi

sueño?

CLEO
No, tú. ¿De qué te acordaste?

PEPE
De cuando yo era grande.

CLEO ¿Cuando eras grande?

PEPE
Sí, tú también estabas pero eras

otra. ¿Te acuerdas? Cleo le sube los shorts al niño.

36.

INT – COMEDOR – TEPEJI 21 — DÍA

Una cuchara da delicados golpecitos en el cenit de un huevo que se quiebra lentamente.

Cleo quita la cáscara para poder vaciar el huevo tibio en una taza. Le pone sal y al final agrega trocitos de pan.

Le pasa la taza a Pepe, que come. Cleo se levanta y lleva platos sucios a –

INT – COCINA – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo entra a la vez que entra Adela, con el pelo mojado, por la puerta del patio.

CLEO ¡Buenas noches!

ADELA
¡Tú que no me despertastes!

CLEO
No. Si no fuera ser que luego te

canses.

Adela la ve con mueca de risa. Cleo unta mermelada en un pan y lo junta con otro.

Del antecomedor se escucha llegar a la Señora Sofía –

¡Mamá!

PEPE (O.S.)

SEÑORA SOFÍA (O.S.) ¡Mi amor! ¿Cómo está tu huevito?

Cleo mete el sándwich en una bolsa encerada –

CLEO
Ya se va el Doctor. Amárrate al

Borras pa que salga.

Cleo toma el sándwich y un vaso con jugo de naranja y va hacia el antecomedor, Adela va al patio.

INT – ANTECOMEDOR – TEPEJI 21 — DÍA

La Señora Sofía está sentada junto a Pepe, Cleo entra y le lleva el jugo –

(CONTINUED)

37.

CONTINUED:

CLEO Su juguito…

SEÑORA SOFÍA
Que Pepe se espere para despedir a

su papá, no importa que llegue tarde.

CLEO Sí, señora.

Al fondo, en el hall, el Señor Antonio ha bajado las escaleras cargando dos maletas. Cleo corre a ayudarlo.

CLEO (CONT’D)
¡Ahí déjemelas, por favor, Señor!…

El Señor Antonio deja las maletas en el piso.

CLEO (CONT’D) Ya está su avena en la mesa…

SEÑOR ANTONIO Gracias, Cleo.

Y camina hacia el antecomedor –

SEÑOR ANTONIO (CONT’D) ¡Buenos días, Pepón!

¡Papi!

PEPE

El Señor Antonio se toma, de un vaso, un jugo de naranja de un sólo trago.

Cleo va a las maletas y las carga. Sale –

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — DÍA

El redoble de tambores y trompetas miltitares hacen eco dentro del patio. Cleo carga las maletas hasta la puerta donde Adela sostiene al borras del collar. Cleo sólo se detiene para abrir la puerta y sale a –

EXT – CASA – TEPEJI 21 — DÍA

Una Banda Militar de Secundaria marca cada paso al marchar por la calle tocando sus trompetas y tambores.

Un VW ‘66 sedán color crema espera frente a la casa. (CONTINUED)

38.

CONTINUED:

Cleo sale cargando las maletas y las deja a un lado del auto. Abre la puerta y mete una maleta en el asiento trasero, luego acciona el mecanismo en la guantera.

Sale del coche y carga la segunda maleta al frente del auto, abre la cajuela y la acomoda en el minúsculo espacio.

Va de regreso a la casa pero ve que el Señor Antonio ya sale, caminando por el patio. Más atrás lo sigue la Señora Sofía cargando a Pepe.

El Señor Antonio pisa una caca de perro y se detiene asqueado –

¡Con una…!

SEÑOR ANTONIO

Desliza su pie por el piso intentando limpiarlo y continúa su camino. En la calle, talla la suela del zapato contra el borde de la banqueta.

La Señora Sofía pone a Pepe en el suelo al llegar a la calle y va hasta el Señor Antonio y lo abraza por la espalda.

Cleo se aleja unos pasos, Pepe va hasta ella y le toma la mano.

La Señora Sofía rompe a llorar. El Señor Antonio voltea y la abraza incómodo.

SEÑORA SOFÍA Nosotros aquí estamos…

SEÑOR ANTONIO Sólo son unas semanas…

Se zafa de la Señora Sofía y va a entrar al coche cuando ella lo intercepta y le da un beso moqueado, que él recibe antes de sentarse al volante y cerrar la puerta.

La Señora Sofía pone su mano en el hombro de su marido mientras él enciende el cuatro cilindros.

Adiós, Pepe…

SEÑOR ANTONIO (CONT’D)

Mete primera y arranca lentamente, obligando a la Señora Sofía a levantar la mano, y se aleja hacia el final de la calle.

(CONTINUED)

39.

CONTINUED: (2)

El VW llega a la esquina donde debe de esperar a que la retaguardia de la Banda de Guerra salga de la calle llevándose sus ritmos marciales, antes de desaparecer por la derecha.

La Señora Sofía se queda inmóvil, con la mano en el aire. Cleo espera.

Por fin la Señora Sofía voltea, su rostro desencajado –

SEÑORA SOFÍA ¡Con un carajo! ¡Limpia las

pinches cacas del perro!
Camina hasta Pepe y lo agarra de la mano –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Yo llevo a Pepe.

Camina con Pepe hacia el final de la calle, en dirección opuesta a la que tomó el Señor Antonio.

Cleo entra a la casa y cierra la puerta.

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo empuja con una escoba una caca de perro a un recogedor.

Y avanza a la siguiente, mientras el Borras se pasea por el patio, ignorante.

Una a una, las recoge todas.

EXT – PATIO PEQUEÑO – TEPEJI 21 — DÍA
Cleo abre el basurero y tira las cacas. Lo cierra.

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — DÍA

Una mancha embarrada sobre un mosaico rojo y amarillo, es rebaba de las cacas del Borras. Polvo pálido cae sobre la mancha hasta que la cubre.

Cleo cruza el patio espolvoreando jabón en cada una de las manchas restantes. Al llegar a la puerta de la calle, llena dos cubetas de agua que esparce en el piso y –

Cepilla, una a una, todas las manchas espolvoreadas del patio.

40.

29 de noviembre de 1970, domingo

INT – CINE METROPOLITAN — TARDE PELÍCULA

La sala está casi llena pero hacia atrás se vacía. Cleo y Fermín están sentados en la última hilera del cine, fajando intensamente. Sus manos acarician los genitales del otro, mientras se besan.

FERMÍN

Mámamela…
Cleo se separa brevemente y le dice entre suspiros –

CLEO
Esque… No me ha bajado lo del mes…

Pero sucumbe con un gemido de placer que intenta reprimir. Besa y acaricia a Fermín con más intensidad y él la explora más profundamente con la mano.

PELÍCULA
Por fin, Cleo logra sobreponerse a su deseo para decirle –

CLEO (CONT’D)
Te digo. Que no me ha bajado el

mes…

Pero Fermín la calla con un beso en la boca. Cuando se va por el cuello, Cleo aprovecha para hablar entre agitaciones de placer –

CLEO (CONT’D)
Que creo que estoy con encargo…

Fermín hace una pequeña pausa, pero continúa besándola –

FERMÍN Ahhh… Pus ‘stá bien… ¿No?

Cleo hace una pausa, lo ve a los ojos –

CLEO ¿Está bien?

… Ey…

FERMÍN

(CONTINUED)

41.

CONTINUED:

Cleo sonríe y lo besa en la boca. Baja la cabeza y comienza a mamársela. Fermín le agarra la cabeza y la obliga a moverse a su ritmo.

FERMÍN (CONT’D) … ¡Ay!… ¡Así!…

PELÍCULA

Fermín extiende los brazos y se agarra de los respaldos de las butacas vecinas y comienza a gemir –

FERMÍN (CONT’D) …¡Asííííííí!… ¡Asííííííí!…

¡Asííííííí!…

Abre la boca y calla el grito mordiéndose la mano, y cuando la explosión pasa, Cleo se levanta, una mano en la boca, su cara salpicada de semen.

Abre su bolso y saca unos Kleenex, se limpia la boca y la cara, después las manos, y se acurruca en Fermín que aún respira agitado. Los dos ven la película, Cleo enamorada.

PELÍCULA
Fermín se mueve suavemente para levantarse –

FERMÍN (CONT’D) Tengo que ir al baño…

CLEO
Tsk… Si ya va a acabar…

FERMÍN
Tengo que ir ahorita… Pérame

tantito, no me tardo nada…

Se levanta y camina entre los asientos al pasillo, y de ahí a la salida.

Cleo espera a que salga para buscar un bolso, se lo mete a la boca. Saca otro con la lengua y se limpia la cara.

vacíos para llegar

chicle en su Kleenex, lo moja

La PELÍCULA llega a su fin y corren los CRÉDITOS. Cleo voltea hacia la salida.

La GENTE comienza a levantarse.

Se PRENDEN LAS LUCES de la sala, POR SECCIONES Y LENTAMENTE.

(CONTINUED)

42.

CONTINUED: (2)

Cleo se levanta y ve hacia las salidas, recargada en los asientos de adelante.

Los créditos corren con los nombres de los tramoyistas.

La sala se ha vaciado completamente, sólo queda Cleo y la pantalla donde corren los créditos de sonido.

El telón de terciopelo rojo se cierra interrumpiendo los créditos que aún no terminan.

Cleo por fin camina a la salida.

INT – LOBBY – CINE METROPOLITAN — TARDE

Nuevos espectadores entran al cine, algunos van directo a la dulcería, donde las filas aún son cortas.

Cleo deambula por el lobby buscando a Fermín pero no hay rastros de él.

Camina a la entrada y sale, cruzándose con los recién llegados.

EXT – ENTRADA – CINE METROPOLITAN — TARDE

Cleo sale y camina al centro de la entrada donde se detiene, absorta, entre los VENDEDORES AMBULANTES que anuncian sus productos recitando sus distintos mantras.

Las piernas parecieran fallarle y se recarga en la marquesina que anuncia los próximos estrenos. Y, lentamente, se sienta en el piso entre –

Una anciana que ofrece sus dulces –

VENDEDORA DE DULCES …cigarros-chicles-chocolates-

mazapanes-muéganos-cacahuates- gomitas-…

Y un hombre que anuncia su truco de magia, interactuando con un pequeño esqueleto de plástico que baila en el piso –

VENDEDOR ESQUELETO …sin trucos ni artimañas, por sí

solo baila. Sin hilos y sin trampas, es Don Carlangas que nos baila…

Cleo se queda quieta entre el mar de voces –

(CONTINUED)

43.

CONTINUED:

VENDEDORES
…¡Los jaaaa-po-neeeeee-seeeeeeees!

…¡Lleve su calcomanía del Cupido Motorizado!… ¡Merengues-merengues- lleve sus ricos-merengueeeeees!… ¡Hay de menta, hierbabuena, canela, tutifruti de los Chiclets Adams!…

Junto a Cleo, el pequeño esqueleto brinca y baila y repentinamente se detiene –

VENDEDOR ESQUELETO …¿Que pasó, Don Carlangas, ya se

cansó?… ¿Y qué va a hacer?… El esqueleto se sienta en el piso –

VENDEDOR ESQUELETO (CONT’D) ¡Ahaaa! ¡El Señor Carlangas se

sienta a descansar!…

8 de diciembre de 1970, martes.

EXT – CALLE — DÍA

Un ANCIANO PURÉPECHA, encorvado y con sombrero de paja, carga un enorme y voluminoso saco de tela que casi cubre, por detrás, su frágil figura.

Camina por la calle a paso constante, deteniéndose únicamente para reacomodar el pesado saco sobre su espalda.

Pasa frente a una miscelánea, una farmacia, una panadería, una tienda de abarrotes, una papelería y da vuelta en –

EXT – CALLE DE TEPEJI – CASA – TEPEJI 21 — DÍA

El anciano camina encorvado, con el enorme bulto que casi descansa vertical sobre su espalda, sin perder su ritmo, frente a casas construidas en los años 30. Algunas tienen alteraciones modernas, a muchas les urge una mano de pintura.

Llega a Tepeji 21 y se detiene frente a la puerta. Lentamente se quita el enorme saco de la espalda y lo posa en el suelo. Toca el timbre.

(CONTINUED)

44.

CONTINUED:

Adentro, se escucha al Borras correr hacia la puerta ladrando ferozmente. El anciano espera.

El Borras no se da por vencido y sus ladridos son cada vez más fuertes. Se escucha a Cleo que se acerca –

¿Quién…?

CLEO (O.S.)

ANCIANO DE LAS NARANJAS

¡Naranjas!
El Borras responde, furioso.

CLEO (O.S.) ¡Voy…! ¡Ya cállate, Borras!…

El anciano recoge el saco mientras la puerta se abre apenas lo suficiente para ver a Cleo, que se asoma agarrando al perro del collar.

El anciano termina de colocar el saco sobre su espalda –

ANCIANO DE LAS NARANJAS ¿Ya agarró al perro?

Sí.
¿Segura?
Aquí lo detengo. Pásele.

CLEO
ANCIANO DE LAS NARANJAS CLEO

La puerta se abre y el Borras inmediatamente se abalanza contra el anciano, pero Cleo lo detiene fuertemente del collar. El perro ladra agresivo, parado en dos patas.

El anciano entra a –

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo contiene al Borras y se hace a un lado mientras el anciano entra por la puerta. La boca del perro expulsa baba a cada ladrido.

ANCIANO DE LAS NARANJAS Agárrelo bien.

Cleo lucha con el perro –

(CONTINUED)

45.

CONTINUED:

CLEO Pase… pase…

El anciano pasa cauteloso junto a Cleo, que detiene al Borras. Ella cierra la puerta y lo sigue, manteniendo una distancia. Al llegar al fondo del patio, el anciano entra al –

EXT – PATIO PEQUEÑO – TEPEJI 21 —

El anciano llega frente a la cocina el pesado saco sobre el piso. Adela cargando un huacal que coloca en el

ADELA Buenos días, señor…

DÍA

y deposita lentamente sale de la cocina suelo –

ANCIANO DE LAS NARANJAS Buenas… ¿Cuántas van a ser?

ADELA Que sean treinta…

El anciano se quita el sombrero de paja para refrescar su pelo blanco y lacio mojado de sudor, su rostro indio está marcado con profundas arrugas. Se agacha y mete las manos al bulto, saca –

Naranjas que pone, de tres en tres, en el huacal –

ANCIANO DE LAS NARANJAS 1… 2… 3… 4… 5… 6…

Cleo contiene al Borras que no para de ladrar.

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — TARDE

Guijarros de hielo rebotan en el piso despues de caer del cielo. El granizo cubre el patio.

INT – COCINA – TEPEJI — TARDE

La luz de la tarde, sofocada por las nubes, lucha por traspasar las ventanas. Tras la ventana, granizo cae sobre el patio pequeño.

Adela vierte café en una taza y la acomoda en una bandeja que ya tiene una azucarera, una jarrita de leche, una cuchara y una servilleta. Junto a ella, Cleo espera nerviosa.

(CONTINUED)

46.

CONTINUED:

ADELA
Anda. Llévasela tú, manita.

Cleo toma la bandeja y camina hacia la sala. Adela la acompaña pero se detiene en la puerta.

INT – SALA – TEPEJI 21 — TARDE

Cleo sale de la cocina, Adela espera junto a la puerta y la ve cruzar el hall cargando la bandeja con café. Tras las ventanas, el granizo continúa.

La luz de la tarde apenas pinta las cortinas de la sala y ya hay lámparas prendidas. En una esquina, un árbol de esNavidad presume sus luces de colores sobre un nacimiento artesanal con paisajes de musgo, heno y cartón.

Los niños están sentados en el sillón de la sala moderna alrededor de la Señora Sofía.

Cleo coloca la bandeja en la mesa de centro junto a unos papeles blancos y unos sobres, y sirve el café. Va a ponerle crema cuando –

SEÑORA SOFÍA Así está bien, Cleo…

Cleo pone la taza frente a la Señora Sofía, ella toma la crema y se sirve mientras Cleo comienza a retirarse, se detiene –

CLEO Discúlpeme, ¿Señora Sofi?

La Señora Sofía agrega dos cucharadas de azúcar al café –

¿Sí?

SEÑORA SOFÍA

CLEO
Esque… Si cuando tenga un momento…

Me gustaría ver si… ¿Puede hablar conmigo un momentito?

SEÑORA SOFÍA
Sí, pero ‘pérame tantito. Nomás le

digo unas cosas a los niños.
Cleo asiente y se retira unos pasos a esperar.

(CONTINUED)

47.

CONTINUED:

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Pero espérate aquí, siéntate.

Cleo se sienta en el sofá tímidamente. La Señora Sofía prueba su café, los niños están impacientes.

¿Qué?…

PACO

TOÑO
Tengo que ir a comprar madera

balsa para una maqueta.
La Señora Sofía prueba su café y dice de buen humor –

SEÑORA SOFÍA
Vas después. A ver, tengo unas

cosas que decirles…

PACO
¿Vamos a ir a Disneylandia?

SEÑORA SOFÍA
No. Navidad la vamos a pasar en

casa de mi hermano Pablo.

PACO ¡Ahí es bien aburrido!

SOFI
No es cierto. Ahí están mis

primas.

SEÑORA SOFÍA
Y para Año Nuevo, vamos a ir a la

hacienda de los Zavaleta.

PACO
¿Van a ir los Richards?

SEÑORA SOFÍA Sí, y también los Matos y los

Larsson.

TOÑO
¿Y papá cuándo llega?

SEÑORA SOFÍA
Ésa es la otra cosa que tengo que

decirles. Su investigación sigue retrasándose y va a tener que quedarse en Quebec más tiempo.

(CONTINUED)

48.

CONTINUED: (2)

TOÑO ¿Regresa hasta enero?

La Señora Sofía hace una brevísima pausa y cuando retoma la conversación su tono parece distinto.

SEÑORA SOFÍA
No sabe. Pero por eso aquí les

traje estos papeles para que le escriban una carta. Cada uno.

Distribuye los papeles y sobres entre los niños –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Díganle cuánto lo extrañan, que

por favor ya vuelva…
Su buen humor intenta enmascarar su nerviosismo.

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Tú, Pepe, hazle dibujos…

PEPE
Yo también sé escribir.

Seguro… Toño se levanta –

PACO

TOÑO
Bueno. Voy primero por mi madera

balsa.
La Señora Sofía le grita –

SEÑORA SOFÍA
¡Tú no vas a ningún lado hasta que

hayas escrito tu carta!

Toño toma sus papeles y se arranca, enojado, hacia las escaleras.

¿A dónde vas?

SEÑORA SOFÍA (CONT’D)

TOÑO
A mi cuarto, ¿o qué? ¿Tampoco

puedo escribir la carta en mi cuarto?

SEÑORA SOFÍA No, sí. Está bien.

(CONTINUED)

49.

CONTINUED: (3)
Paco toma sus papeles y sigue a Toño –

PACO
Yo también voy al cuarto.

La Señora Sofía le da el resto de los papeles a Sofi.

SEÑORA SOFÍA Sofi, llévate esto al comedor y

ayuda a Pepe con su carta. Nomás hablo tantito con Cleo y los alcanzo.

Sofi toma los papeles –

SOFI Vente, Pepe.

SEÑORA SOFÍA Ponle muchos dibujos bonitos,

Pepe. Sofi, ayúdale a escribir “Te extraño mucho, papá”.

SOFI Sí, mamá. Vente Pepe.

Sofi y Pepe van con sus papeles a la mesa del comedor.

PEPE
Pero yo lo escribo, ¿eh?

La Señora Sofía ve a los niños caminar al comedor. Voltea con Cleo.

SEÑORA SOFÍA Ahora sí, Cleo. Hazte pa acá.

Cleo se sienta más cerca de la Señora Sofía –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) ¿Qué pasó, Cleo?

Cleo la ve como un ciervo encandilado, se queda muda.

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) ¿No querías decirme algo?

CLEO No, sí. Esque…

Pero se queda muda otra vez. Al fondo, junto a la puerta de la cocina, Adela finge limpiar mientras intenta escuchar –

(CONTINUED)

50.

CONTINUED: (4)

¿Sí?

SEÑORA SOFÍA

Los ojos de Cleo se llenan de lágrimas. La Señora Sofía se preocupa –

SEÑORA SOFÍA ¿Qué pasa, Cleo?

Pero Cleo sólo llora.

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) ¿Está bien tu mamá?

¿Sí?

Esque… Creo que estoy con encargo. La Señora Sofía no esperaba esto –

SEÑORA SOFÍA ¿Cómo que crees?

CLEO
Es que no me ha llegado el mes.

SEÑORA SOFÍA Y, ¿desde hace cuánto?

Cleo afirma –
Esque… Señora Sofi…

No sé…

CLEO

CLEO
SEÑORA SOFÍA CLEO

Y se suelta llorando. La Señora Sofía se sienta junto a ella y la abraza –

SEÑORA SOFÍA
¡Ay mensa, mensa, mensa…! ¿Y quién

es el papá?

CLEO
Fermín, un primo del novio de

Adela.
¿Y ya sabe?

SEÑORA SOFÍA

(CONTINUED)

51.

CONTINUED: (5) Cleo niega –

CLEO Es que no da razón.

SEÑORA SOFÍA ¡Mensa, mensa, mensa…!

CLEO
¿Me va a correr, verdá?

SEÑORA SOFÍA
¡Ay! ¿Cómo correr, tonta? Hay que

llevarte a que te cheque un doctor.

Pepe llega con su carta –

PEPE
Mira, ma. Le hice un avión.

SEÑORA SOFÍA
Muy bien. Pero ponle corazones…

(grita a Sofi)
¡Sofi! Te dije que ayudaras a tu hermano a escribir “Te extraño”…

Desde el comedor, Sofi contesta –

SOFI
¡No deja que lo ayude!

PEPE ¿Por qué llora Cleo?

SEÑORA SOFÍA
Por nada. Le duele la panza. A

ver, ven. Vamos a escribir tu carta…

La Señora Sofía camina al comedor pero Pepe va hacia Cleo y la abraza. Le soba la panza –

PEPE
Sana, sana, colita de rana.

Si no sanas hoy, sanarás mañana…
Cleo se ríe y abraza a Pepe, ocultando su llanto.

10 de diciembre de 1970, jueves.

52.

INT/EXT – GALAXIE 500 – AV BAJA CALIFORNIA — DÍA

La Señora Sofía maneja en silencio, las manos al volante, pero su dedo índice se mueve como afirmando el intenso alegato que explota en su mente.

Cleo va a su lado recién peinada, se ha cambiado de vestido, va nerviosa.

Se acercan a un cruce donde los autos esperan la luz verde del semáforo, la Señora Sofía intenta acomodarse en el espacio entre un camión de mudanzas de redilas y un carcachón.

El espacio es pequeño pero la Señora Sofía guía el Galaxie 500 hacia él –

SEÑORA SOFÍA Pío, pío, pío, pío…

Imposible. Lo inevitable sucede. El Galaxie 500 pega por los dos lados, pero esto parece no importarle a la Señora Sofía que continúa avanzando lentamente, a pesar del quejido del metal que se dobla –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Pío, pío, pío, pío…

EXT – AV BAJA CALIFORNIA — DÍA

El Galaxie 500 avanza entre el camión de redilas y la carcacha, embarrando sus molduras que se retuercen, arrancando el espejo retrovisor en su camino.

El Galaxie continúa hacia delante entre el crujir de sus láminas hasta que el espacio es demasiado estrecho para continuar.

El semáforo cambia a verde y arrancan, excepto el camión de redilas y la carcacha, cuyos irritados conductores salen de sus vehículos a constatar los daños.

EXT – CENTRO MÉDICO – AV CUAUHTÉMOC — DÍA

El conjunto de modernos edificios luce orgulloso sus murales con su promesa de progreso.

El Galaxie 500, con los lados abollados y arrastrando una moldura, entra a un estacionamiento reservado para médicos.

53.

EXT – GINECOBSTETRICIA – CENTRO MÉDICO — DÍA

La Señora Sofía y Cleo caminan frente a un edificio que luce bellos murales con motivos prehispánicos y cruzan por una entrada que anuncia Ginecobstetricia.

INT – LOBBY – GINECOBSTETRICIA — DÍA

La Señora Sofía y Cleo atraviesan el enorme lobby de marmol hasta los elevadores que descansan bajo un grán mural de heroes patrios.

OMIT

INT – LOBBY 8o PISO – GINECOBSTETRICIA — DÍA

La Señora Sofía y Cleo salen del elevador, caminan a una estación de enfermeras en el centro del lobby. La Señora Sofía se acerca a hablar con la ENFERMERA en turno –

SEÑORA SOFÍA
Buenos días. Tengo una cita con la

Doctora Vélez.

ENFERMERA ¿Quién la busca?

SEÑORA SOFÍA
De parte de la esposa del Doctor

Roldán.
La enfermera levanta un teléfono.

INT – PASILLO – GINECOBSTETRICIA — DÍA

Ventanales de piso a techo corren a lo largo del pasillo y los cubículos médicos.

La Señora Sofía espera con Cleo, que mira por la ventana la ciudad que se extiende hacia el poniente.

Llega la DOCTORA VÉLEZ. Tiene 40 años y la seguridad que da la experiencia, usa lentes.

SEÑORA SOFÍA Hola Margarita, gracias por

recibirnos.

(CONTINUED)

54.

CONTINUED:

Se saludan

La Doctora

Cleo sufre

DOCTORA VÉLEZ Claro, Sofía. Nomás faltaba…

de beso.

SEÑORA SOFÍA ¿Te acuerdas de Cleo?

Vélez dirige su atención a Cleo –

DOCTORA VÉLEZ
Pero, ¡por favor! Hola Cleo, ¿cómo

estás?
una combinación de timidez y miedo –

CLEO Bien, doctora… Gracias…

DOCTORA VÉLEZ Bueno, vamos a verte, Cleo. Ven

conmigo y me cuentas… Sofía, ¿vienes también?

SEÑORA SOFÍA Gracias, Margarita. Voy aquí a

saludar al Doctor Zavala.

DOCTORA VÉLEZ
Bueno, Cleo y yo vamos a platicar.

¿Por qué no nos vemos en el lobby en unos cuarenta minutitos?

SEÑORA SOFÍA Sí, yo vuelvo.

mano a Cleo –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Anda Cleo, ve con la doctora.

Le toma la

Y camina de regreso al lobby. Cleo y la Doctora Vélez van a los cubículos.

INT – CONSULTORIO – GINECOBSTETRICIA — DÍA

Cleo está sentada en una silla ginecológica, ve el instrumental en una charola a un lado, parecieran aparatos medievales de tortura.

(CONTINUED)

55.

CONTINUED:

La puerta se abre y entra la Doctora Vélez, se sienta en una silla entre las piernas de Cleo y comienza a ponerse unos guantes de látex –

DOCTORA VÉLEZ Ahora sí, Cleo. Cuéntame.

Cleo duda en hablar –

CLEO Esque… esque…

DOCTORA VÉLEZ Está bien, Cleo. Cuéntame…

CLEO
Es que no me ha venido el mes.

¿Hace cuánto?

DOCTORA VÉLEZ

CLEO ¿Dos meses serán?

DOCTORA VÉLEZ Oquei. ¿Y hace cuánto tiempo que

eres sexualmente activa? Cleo se sonroja y no puede contestar.

DOCTORA VÉLEZ (CONT’D) ¿Tienes muchas parejas?

CLEO ¡Ay no! ¡Cómo cree!

DOCTORA VÉLEZ ¿Usas protección?

Cleo pareciera no entender la pregunta.

¿Usan condón?

DOCTORA VÉLEZ (CONT’D)

Pero Cleo sólo llora. La doctora toma el pato y le embarra vaselina.

DOCTORA VÉLEZ (CONT’D) ¿Cuándo fue la última vez que te

examinaron?

(CONTINUED)

56.

CONTINUED: (2)

CLEO
Serán tres o cuatro años que vine

con usted.

DOCTORA VÉLEZ Eso está mal, Cleo. Tienes que

checarte dos veces al año.

CLEO Sí, doctora.

DOCTORA VÉLEZ Bueno, vamos a examinarte. Va a

estar un poquito frío…

La Doctora Vélez acomoda el pato entre la piernas de Cleo. La cara de Cleo confirma que no sólo está frío, también es doloroso.

INT – PASILLO – LOBBY 8o PISO – GINECOBSTETRICIA — DÍA 73*

Cleo camina con la Doctora Vélez por el pasillo. Al fondo, en el lobby, pueden ver a la Señora Sofía que habla con el DOCTOR ZAVALA de 45 años.

Al notar a Cleo, la Señora Sofía interrumpe su plática con el Doctor Zavala. Ha llorado y aún está alterada.

La Doctora Vélez y el Doctor Zavala se saludan de beso –

Hola Mario… Doctoresa…
¿Cómo está Cleo?

DOCTORA VÉLEZ DOCTOR ZAVALA SEÑORA SOFÍA

DOCTORA VÉLEZ Bueno, Cleo tiene un embarazo de

diez semanas. Está muy sana y muy fuerte y su bebé también. Eso sí, tiene que inyectarse hierro cada dos semanas, ya le di su receta.

SEÑORA SOFÍA

¿Para cuándo?
Por ahí de finales de junio.

DOCTORA VÉLEZ

(CONTINUED)

57.

mm/dd/yy (White) 58. La Señora Sofía asiente –

SEÑORA SOFÍA
Ay Margarita, mil gracias por

verla.

DOCTORA VÉLEZ ¡N’ombre! Si ya la extrañaba,

¿verdad, Cleo? Me voy…
Se despide de beso de la Señora Sofía –

DOCTORA VÉLEZ (CONT’D) Adiós, Cleo. Nos vemos el mes que

viene para que te cheque.

CLEO Sí, doctora. Gracias.

La Doctora Vélez se aleja por el pasillo. La Señora Sofía voltea a ver a Cleo –

SEÑORA SOFÍA ¿Cleo? ¿Por qué no vas al tercer

piso a ver a los bebés recién nacidos mientras yo termino aquí de platicar con el Doctor Zavala?

INT – MATERNIDAD – GINECOBSTETRICIA — DÍA

Docenas de cunas enfiladas, cada una de ellas con un bebé recién nacido enrollado en su colchita.

Cleo los ve a través de la vitrina.
Unos duermen en calma y otros lloran con ansia.

Cuatro cunas proyectan fuertes luces sobre bebés con antifaces, y a un lado –

En una INCUBADORA –

Un bebé prematuro, minúsculo y frágil. Está conectado a tubos que apenas lo sujetan a la vida.

Cleo lo mira fascinada cuando –

Un gran bloque de yeso se desprende del techo y cae encima de la incubadora casi cubriéndola por completo.

31 de diciembre de 1970, jueves.

CONTINUED:

INT/EXT – VALIANT ‘64 – SALIDA A CARRETERA A PUEBLA – CERRO LA CALDERA — DÍA

La Señora Sofía maneja, su dedo índice en su eterna discución. A su lado va Cleo y entre las dos va Pepe. Atrás, Toño, Paco y Sofi. El radio transmite Radio Éxitos.

Pepe mira por el parabrisas hacia la distancia –

PEPE
¿Por qué la montaña dice LEA?

SEÑORA SOFÍA Para que lean. ¿Ya ven, niños?

Hasta la montaña se los pide.

TOÑO
Es por Luis Echeverría Álvarez,

baboso.

SEÑORA SOFÍA
No le digas baboso. Tiene 5 años.

No tiene que saber quién es Echeverría. Explícale.

TOÑO ¡Pus, el presidente!

SOFI
¿Qué no es Gustavo Díaz Ordaz?

SEÑORA SOFÍA
Ya no, Sofi. Desde el primero de

diciembre ahora es Luis Echeverría.

Ahhhhh…

SOFI

PACO
A Cleo le gusta mucho Echeverría.

¡Guácala!

CLEO
Pus sí. Su esposa Doña Ester se

viste siempre con huipiles y ropa oaxaqueña. Él quiere a los indios.

TOÑO
Pus mi tío Alberto dice que él fue

el que mandó matar a los estudiantes hace dos años.

(CONTINUED)

59.

CONTINUED: ¡Nooooo…!

CLEO

TOÑO
Él era el Secretario de

Gobernación.

SOFI
¿Por qué mató a los estudiantes?

TOÑO
Porque no hicieron la tarea.

SEÑORA SOFÍA ¡Ya, Toño! No, Sofi. Toño está

nomás molestándote.

PEPE
¡A mí no me cae bien! ¿Por qué

pinta la montaña? ¡No es suya!

EXT – SALIDA A CARRETERA A PUEBLA – CERRO LA CALDERA — DÍA

El Valiant surca hacia el oriente. Al fondo, el Cerro la Caldera añora ser montaña y demarca el confín de la Ciudad que se disuelve en ciudades perdidas.

La cara poniente del cerro ha sido profanada por tres inmensas letras blancas que se extienden a casi todo lo largo y lo ancho de su seca superficie – LEA.

Como un maleficio.

EXT – HACIENDA DE ZAVALETA — DÍA

Un gran muro de adobe rodea una inmensa propiedad en medio de campos de cultivo. El Valiant entra por un enorme portón a –

EXT – ENTRADA – HACIENDA DE ZAVALETA — DÍA

Un camino atraviesa la enorme explanada amurallada. Al fondo, la hermosa fachada de una hacienda, un monumento al latifundismo Porfiriano.

El Valiant se acerca a la Casa Grande. Una docena de coches están estacionados en fila a un lado del camino. Todos son coches grandes y lujosos, todos del año: LTDs, Impalas y Country Squires.

(CONTINUED)

60.

CONTINUED:

El Valiant ‘64 se estaciona entre un LTD y una Country Squire que ponen en evidencia su kilometraje y su capa de pintura que se pela sobre la otra. Salen del coche.

La Señora Sofía abre la cajuela y Cleo comienza a sacar las maletas. Su panza es apenas perceptible.

Un grupo de gente sale de la Casa Grande a recibirlos, tres adultos, algunos niños y varios sirvientes. CLAUDIA DE LA BÁRCENA de 38 años, SAMANTHA LARSSON de 38 años, mexicana de clase alta con el pelo pintado de rubio, y MOLLY EDWARDS, una afable mujer rubia, galesa, de 37 años, extienden sus brazos al aire –

¡Comadre!

MOLLY

EXT/INT – CORREDOR – HACIENDA — DÍA

BENITA, de 55 años, el ama de llaves de la hacienda, guía a Cleo por un largo pasillo. Las dos cargan varias maletas, unas en las manos y otras colgadas de los hombros.

BENITA ¿Segura que puedes con eso?

CLEO
Si estoy con encargo, no enferma.

¿Qué? ¿Y tú ya te cansastes?

Y Cleo apresura su paso, adelantándose. Benita hace lo mismo y va tras de ella.

¡Será!

BENITA

CLEO
No te veo en medio año y ya te me

pusiste bien viejita.

Las dos mujeres compiten a paso acelerado, enterradas en maletas como hormigas que cargan varias veces su propio peso.

Benita alcanza a Cleo, que acelera el paso y la rebasa. Pero Benita se ha detenido –

BENITA ¿A dónde vas?

Cleo se detiene. Benita está parada junto a una puerta – (CONTINUED)

61.

CONTINUED:

BENITA (CONT’D)
Ya te pasastes. ¿Qué? ¿De encargo

ya se te olvida todo? Cleo sonríe y camina de regreso.

INT – CUARTO DE NIÑOS – HACIENDA — DÍA

Un galerón lleno de literas, rudimentario pero funcional. Hay varias maletas junto a las camas y sobre algunas también juguetes.

Alineadas, a lo largo de todas las paredes, cabezas disecadas de perros.

Cleo deja las maletas junto a una litera y ve las cabezas.

BENITA
El Señor José mandó a decorar el

cuarto. Son los perros de la hacienda, mira… Estaban todos en la bodega…

Ven la cabeza de un pastor alemán con ojos de canica.

BENITA (CONT’D) Mira, éste es el Pirata. Vivió

aquí en 1911.

Una pequeña placa lo confirma, también indica su nombre – Pirata. Cleo lo ve impresionada.

Pirata…

CLEO

BENITA
¿Te acuerdas de la Canela?

CLEO Sí, tú. ¿Dónde anda?

BENITA
Cleo ve la cabeza de una setter irlandés.

CLEO ¡Ay, nanita!

BENITA
Se murió a mediados de año.

Mírala…

(CONTINUED)

62.

CONTINUED:
Cleo mira con horror a la Canela –

CLEO
Dicen que seguro se comió una rata

envenenada… Pero yo creo que fueron los del pueblo, que otra vez andan jodiendo a Don José por lo de los terrenos…

Canela los mira con sus ojos de canica.

EXT – PEQUEÑO CLARO EN EL BOSQUE – HACIENDA — DÍA

La luz de la tarde invernal se filtra entre los árboles y se refleja en el gran charco que se extiende entre el claro y el bosque.

Niños corren entre los árboles tirando cohetes, dos perros los siguen chapoteando en el charco. Los adultos tiran al blanco con pistolas calibre .22, a botellas acomodadas sobre troncos al otro lado del claro.

Con excepción de las nanas y las sirvientas que cuidan a los niños más pequeños, todos son blancos y, con excepción de Sofía y sus hijos, visten con ropa importada.

El ruido de los disparos se confunde con el tronido de los cohetes.

Toño juega “tochito” con PEPE DE LA BÁRCENA de 13 años, EDUARDO LARSSON, un pelirrojo de 12, y RICKY EDWARDS de 11.

Cleo cuida a Pepe y acompaña a LUPE, de 30 años, y a YOLA de 22, que cuidan a JORGE DE LA BÁRCENA de 7 años, que sufre de retraso mental y parálisis parcial en una pierna y un brazo, y a su hermano MEMO de 5 años, que está dentro del espectro autista. Están sentados sobre un mantel en el suelo jugando con cochecitos “Matchbox”.

Un poco más atrás, GLORIA, de 34 años que trabaja de nana para los Edwards, está sentada sobre otro mantel que tiene una vajilla de fantasía que probablemente es más cara que una real, y cuida a Sofi que juega con JULY EDWARDS, de 7, VERO MATOS de 8 y ANDREA, una niña rubia de pelo casi blanco también de 8 años. Los acompaña GERARDO LARSSON, un pelirrojo rechonchito y amanerado de 10 años.

(CONTINUED)

63.

CONTINUED:

Paco, acompañado de RODRI DE LA BÁRCENA de 10 años, ALEX MATOS de 10 y ANDY EDWARDS de 8, aparecen de entre los árboles y les tiran cohetes a las niñas, que gritan. Algunas lloran.

CLEO
¡Y ya te vi, Paco…! ¡Lárguense de

aquí!

Los niños escapan entre carcajadas y corren chapoteando por el charco.

LUPE
¡Rodri! ¡Que no corran en el agua!

¡Ya están todos empapados!

El DR. ALEJANDRO MATOS, de 40 años, con barba de candado, dispara mientras fuma de su pipa. Junto a él, RICARDO EDWARDS, simpaticón de 39 años, OVE LARSSON, un noruego inmenso, tímido y pelirrojo de 41, y LESLIE MATOS, una gringa rubia de 38, también disparan mientras el DR. JOSÉ DE LA BÁRCENA, de 41 años, espera su turno y CELSO, el capataz de la hacienda, de 35, recarga las pistolas.

DR. JOSÉ DE LA BÁRCENA ¿Todavía quedan balas, Celso, o

mando a Lupe por las de la gaveta?

CELSO Quedan, Don José.

A unos metros, Sofía, Claudia, Molly y Samantha están sentadas en sillas plegables, platicando.

La Señora Sofía ve a los niños que corren entre los árboles. Se levanta y les grita –

SEÑORA SOFÍA
¡No corran para allá que les van a

dar un tiro!
Molly la secunda con su fuerte acento –

MOLLY
¡Niños! ¡Váyanse más atrás!…

Andy, get back!

FLOR, una sirvienta de la hacienda, de 17 años, sirve bebidas a los adultos, acomodada en una mesa con una hielera.

(CONTINUED)

64.

CONTINUED: (2)

LOLA, una niña de 12 años entrando a los 19, está maquillada, viste una minifalda cortísima y zapatos de plataforma. Aprovecha la distracción de los adultos para verter whisky en su Coca-Cola. Junto a ella, CLAU DE LA BÁRCENA, de 11 años, la ve divertida pero su curiosidad aún no rebasa su obediencia.

EN EL MANTEL DE LOS NIÑOS –

Pepe está aburrido ya que la interacción con Jorge y Memo es difícil, y mira hacia el círculo de tiro. Se levanta y camina hacia allá.

CLEO
Espérate, Pepe. ¿A dónde vas?

Pepe sólo señala y sigue caminando, Cleo lo sigue y llegan al-

CÍRCULO DE TIRO –

Donde el Dr. Alejandro Matos ha disparado sus ocho tiros y va con Celso para recargar la pistola. Llama a las mujeres en las sillas plegables –

DR. ALEJANDRO MATOS ¿Y qué? ¿Las damas no disparan?

Las mujeres niegan con las manos –

MOLLY
¡Leslie es nuestra representante!

DR. ALEJANDRO MATOS Leslie no cuenta, es gringa.

Las mujeres ríen, Claudia se levanta –

¡Voy!

CLAUDIA SAMANTHA

Yes, Claudia. You show them, girl!

Celso le entrega a Alejandro la pistola recién cargada mientras Leslie llega con la suya. Celso la toma y la recarga rápidamente. Pepe recoge los cartuchos tirados en el suelo, Cleo le ayuda.

Ya cargada, Celso entrega la pistola a Alejandro quien se la da a Claudia –

(CONTINUED)

65.

CONTINUED: (3)

DR. ALEJANDRO MATOS

Leslie, could you help Claudia?

LESLIE

Come. Point the gun to the floor when you’re not using it.

Clau y Lola, “coca-cola” en mano, se pasean entre los adultos. Se cruzan con Leslie –

LESLIE (CONT’D)

C’mon, Lola. You really have to wear a miniskirt and platform shoes? We’re in the woods.

Lola sigue su camino ignorando a su madre.

CLAUDIA
Déjala. Te ves muy bonita, Lola.

Lola y Clau llegan al círculo de tiro y a la aceptación masculina.

DR. JOSÉ DE LA A ver, Lola. ¿Quieres tirar?

BÁRCENA

mientras la abraza BÁRCENA

Bueno.

LOLA

Lola va con José, que le da su pistola por detrás para “ayudarla” a disparar.

DR. JOSÉ DE LA No cierres los ojos cuando

dispares…

Cleo ve a Alejandro que camina hacia la mesa de bebidas donde Flor atiende.

DR. ALEJANDRO MATOS ¿Me sirves un whisky con dos

hielitos? Flor prepara la bebida. EN EL CÍRCULO DE TIRO –

Todos festejan que Claudia le ha atinado a dos botellas. Dispara otras cuatro veces seguidas reventando cuatro botellas más. Todos celebran –

(CONTINUED)

66.

CONTINUED: (4)

RICARDO EDWARDS ¡Aguas, Pepe, que tu mujer salió

guerrillera! Todos ríen.

EN LA MESA DE BEBIDAS –

Flor le da el whisky a Alejandro, y él, aprovechando la distracción general, la nalguea. Flor se escabulle aterrorizada.

Más botellas revientan.

INT – SALÓN – HACIENDA — NOCHE

Docenas de lámparas de pie y de mesa iluminan una inmensa nave con una enorme chimenea que devora gruesos troncos. Frente a ella, una amplia sala con vastos sillones de cuero adornados con pieles.

Los adultos conversan, unos sentados en los sillones, otros de pie, todos beben y muchos fuman. Pepe está en las piernas de Sofía, Gerardo está sentado junto a su madre.

Yvonne Elliman flota por el aire cantando “I Don’t Know How to Love You”. Las niñas juegan cartas en una larga mesa frente al ventanal que da a una terraza. Afuera, los niños tiran cohetes y lanzan escupidores.

Otros niños juegan “Triominos ” en el piso, y en una salita Lola, con su trago en la mano, chismea con Clau.

Cleo acompaña a Yola que cuida a Memo, que hace girar un plato obsesivamente sobre el piso, y a Jorge, que juega con un cochecito.

Pepe, July Edwards y Andrea Larsson entran de la terraza gritando y riendo perseguidos por un extraño monstruo. Es un esparpajo con cuerpo de paja y pieles largas, una máscara de madera cure la cara.

Pareciera un un espíritu pagano y corretea a los niños más pequeños, que huyen divertidos, con un vaso de cuba en la mano.

Cleo ve a Flor entrar cargando una charola con demasiados vasos de leche y licuados. Se apresura a ayudarla –

(CONTINUED)

67.

CONTINUED:

Los vasos de leche bailan peligrosamente sobre la charola mientras Flor pierde el equilibrio, pero Cleo llega justo a tiempo para ayudarla.

Juntas, caminan a la mesa y les sirven las bebidas a las niñas.

El rasgar de una aguja sobre un disco y los una orquesta irrumpen a ritmo de mambo y la cambia: “Corazón de Melón” con Pérez Prado.

Samantha se levanta con un grito y comienza

SAMANTHA ¡Ándale, comadre!

metales de canción

a bailar –

Sofía y Molly se levantan y bailan con ella, Ricardo Edwards con sueños de Ricky Ricardo se pasea vociferando –

RICARDO EDWARDS ¡Co-ra-zón de me-lón, de me-lón me-

lón! ¡Corazón!…

Y se integra al baile. Alejandro lo sigue y baila con Sofía. Lola y Clau también se unen, Gerardo baila con su madre, Ove con July.

Benita entra al salón y busca por el cuarto. Molly intenta que Vero y Andrea se vayan a acostar pero las niñas se niegan.

Cleo y Flor miran divertidas, contagiadas por el mambo. Cleo ve a –

Pepe, que se une al baile y va con su madre que no le hace caso, metida en el baile con Alejandro.

Benita llega junto a Cleo.

BENITA Ven tantito.

Cleo la ve confundida –

¿A dónde?

CLEO

BENITA Tú ven tantito.

Cleo mira alrededor –

(CONTINUED)

68.

CONTINUED: (2)
Pero, ¿y…?

CLEO

BENITA
¿Qué? ¿Te va a llorar un escuincle

porque perdió en las cartas o porque lo pisó su hermano?

Cleo la ve, divertida, y la sigue. Cruzan el salón hacia la entrada.

RICARDO EDWARDS ¡Co-ra-zón de me-lón, de me-lón me-

lón! ¡Corazón!…

EXT – CORREDOR – HACIENDA — NOCHE

Benita guía a Cleo, que la sigue divertida y curiosa por el corredor iluminado con velas. Dejan atrás el MAMBO y bajan –

INT – ESCALERAS – PATIO INTERNO – HACIENDA — NOCHE

Las escaleras de piedra bajan a un patio interno que sirve también de bodega.

Un par de hombres conversan iluminados por la luz que emana de la ventana de la cocina. Adentro, un bullicio alrededor de UN ACORDEÓN que exhala una polka ranchera.

Tres perros se pasean por el patio en espera de algún regalo de Año Nuevo.

Benita y Cleo entran a –

INT – COCINA – HACIENDA — NOCHE

Un galerón de techos de bóveda iluminado por focos pelones anida una enorme y antigua cocina con estufas de leña, una enorme mesa, una estufa Mabe y dos refrigeradores de 1961.

Los TRABAJADORES de la hacienda festejan el Año Nuevo. Benita guía a Cleo hacia la mesa.

Mujeres sirven comida de grandes ollas de barro. Un hombre de 65 años toca el acordeón y un espontáneo improvisa una quebradita con Gloria, que está claramente borracha. Ve a Cleo –

(CONTINUED)

69.

CONTINUED:

GLORIA
¿Qué? ¿Ya te dejaron salir al pan?

Cleo ríe. En la mesa todos beben, algunos comen, unos vestidos para la oca sión, muchos no. Una Televisión 1959 transmite un especial de Año Nuevo del canal 2.

BENITA ¿Qué te sirvo?

CLEO No, nada. Gracias.

BENITA
¿Qué no vas a brindar el Año Nuevo con nosotros? ¿Ya hablas inglés, o

qué?

CLEO Es que… el bebé…

BENITA
Le va a hacer bien un traguito en

Año Nuevo… Festeja ahora que puedes. ¿Ves a ese del sombrero?

Cleo ve a un hombre de sombrero que platica sombríamente con otros dos hombres –

BENITA (CONT’D) Le mataron a su hijo en agosto.

Los del pueblo. Por un pleito de tierras.

Cleo lo ve impresionada. ¿Tienes vida?

Sí…

¿Aguardiente,
Benita sirve un jarrito de aguardiente.

CLEO
No. Mejor un pulquito.

¡Eso! ()

BENITA

BENITA (CONT’D) CLEO

BENITA pues?

(CONTINUED)

70.

CONTINUED: (2)

Sirve pulque en un jarro y se lo da a Cleo. brindan.

BENITA (CONT’D)
Por un hermoso 1971 y la salud de

Las dos

tu bebé.

¡Salud!

CLEO Y BENITA

Benita se lleva el jarrito a la boca y Cleo
pulque a la suya cuando Gloria, bailando su quebradita, tropieza y choca con Cleo. El jarro de pulque cae al suelo antes de tocar sus labios y revienta en cien pedazos.

GLORIA ¡Perdóname, manita!

BENITA
¡Ta güeno! ¡Tú baila que tenemos

harto!

Y sirve pulque en un nuevo jarro. Gloria sigue bailando. Cleo recibe el otro pulque pero mira preocupada el Jarro hecho añicos en el suelo.

INT – PATIO INTERNO – ESCALERAS – HACIENDA — NOCHE

Cleo sale de la cocina, está un poco ebria. El patio está vacío excepto los perros que la siguen hasta que Cleo sube las escaleras al –

EXT – CORREDOR – HACIENDA — NOCHE

Cleo camina por el corredor iluminado de velas de regreso al salón donde el EP toca “Mummy Blues”. Ve una silueta que descansa recargada en el barandal, es la Señora Sofía.

Alejandro Matos sale del salón y se acerca a Sofía por detrás y la abraza. Sofía reacciona volteando sorprendida –

SEÑORA SOFÍA

¡¿Qué haces?!
Alejandro intenta besarla pero ella lo rechaza.

DR. ALEJANDRO MATOS No te hagas… Tú también quieres…

acerca el

(CONTINUED)

71.

CONTINUED:
Sofía lucha por zafarse.

SEÑORA SOFÍA ¡No! ¡Déjame, Alex! ¡Estás

borracho!

Lo empuja. Alejandro levanta las manos, resentido y resignado –

DR. ALEJANDRO MATOS Está bien. ¡Está bien! Nomás quería consolarte… Pero pus…

Y comienza a caminar de regreso al salón.

DR. ALEJANDRO MATOS (CONT’D) Estarás tan buena, comadre…

La Señora Sofía se recarga contra el barandal, confundida y agitada. Voltea hacia Cleo que se esconde tras una columna.

La Señora Sofía camina de regreso al salón, Cleo espera a que se aleje y sale de su escondite, se recarga en el barandal y mira hacia la noche.

Cuando sus ojos se acostumbran a la penumbra puede ver la negra silueta de los árboles frente a un cielo que pareciera estar iluminado.

El cantar de los grillos se funde con “Mummy Blues”, que termina con un rayón de disco, y el acordeón, que pareciera tocar una mazurca. El viento sopla suavemente.

Entre la oscuridad del bosque un pálido resplandor aparece, pareciera fundirse con la noche. Cleo lo ve fascinada.

“Venus” con The Shocking Blue comienza a sonar. Los perros se sueltan a ladrar.

El resplandor se empieza a expandir en un cálido pulsar, atractivo, como un fuego fatuo o una aparición.

Y Cleo lo ve hipnotizada, pero lo que era un suave fulgor comienza a perforar la noche con un intenso brillo que danza entre los árboles.

Los ladridos son más insistentes. Un grito –

GRITO
¡Fuego! ¡Fuego! ¡En el bosque!

(CONTINUED)

72.

mm/dd/yy (White) 73. Un barullo. Más gritos. Más ladridos.

En el jardín, Celso pasa cargando una cubeta, otros peones lo siguen, todos con cubetas y bandejas que desbordan agua. Corren hacia el bosque en llamas.

EXT – PEQUEÑO CLARO EN EL BOSQUE – HACIENDA — NOCHE

El enorme charco refleja llamas que bailan sobre las piedras en el suelo. El fuego se trepa a los árboles y se extiende por las ramas.

Las llamas avanzan devorando los pastos del claro, el lugar donde esa tarde disparaban.

Celso corre hasta el fuego y le vacía su cubeta, los peones hacen lo mismo. Regresan por más agua y se cruzan con más peones que llegan cargando diversos recipientes.

El Dr. José llega cargando dos cubetas, seguido de Ricardo Edwards que carga una, más atrás el Dr. Alejandro Matos y Leslie cargan una pesada palangana.

Gloria, Flor, Yola y Cleo llegan con sus recipientes, también llegan niños. Todos corren, vienen y van, los perros se mantienen a distancia.

Una cadena humana se comienza a formar y todos se pasan las cubetas de mano en mano, intentando sofocar el fuego.

Llega el monstruo pagano con su trago en mano. Ve su reloj –

OVE (EN INGLÉS)

23… 22… 21… 20… 19… 18… 17…

El monstruo se quita la máscara descubriendo a Ove, sudado y briago –

OVE
16… 15… 14… 13… 12… 11… 10…

La cadena humana comienza a funcionar con eficiencia. Pepe apaga unos pastos vaciando su tasita.

OVE (CONT’D)

… 7… 6… 5… 4… 3… 2… 1… Happy New Year!

Pero nadie hace caso, todos trabajan tratando de controlar el fuego.

CONTINUED: (2)

(CONTINUED)

CONTINUED:

OVE

Happy New Year!…

Ove comienza a cantar en noruego. Es una emotiva canción de Nyttarbukk.

OVE (CONT’D)

Pkfmsll apdkfn alosnnm…

Los niños van al charco a llenar sus pequeños recipientes y los perros los siguen, chapoteando. El reflejo se desarticula en ondas que chocan entre sí.

OVE (CONT’D)

Pkfmsll apdkfn alosnnm…

Ove canta con convicción, sus ojos se llenan de lágrimas.

1 de enero de 1971, viernes.

EXT – PEQUEÑO CLARO EN EL BOSQUE — ALBA

El rocío brilla sobre el bosque que está negro y todavía humea. Los primeros rayos del sol del nuevo año se filtran entre los árboles.

En mitad del claro descansan cuatro sillas plegables, quemadas.

EXT – MILPA – HACIENDA — TARDE

El Iztaccíhuatl duerme inmenso tras los cerros y los sembradíos polvorientos. La luz de la tarde se filtra por las nubes cargadas de lluvia.

Un grupo de niños que corren y exploran.

Toño, Pepe de la Bárcena, Ricky, Paco, Rodri, Alex y Eduardo van al frente y se lanzan pases de americano. Paco, Rodri y Alex cazan camaleones entre los surcos.

Lola y Clau caminan cerca de ellos. Vero, Sofi, Gerardo Andrea y July van más atrás. Pepe y Andy van con Yola.

Cleo camina con Benita. Los perros corren por doquier. Alex corre tras un camaleón, Rodri y Paco lo siguen.

BENITA
¡No corran muy lejos! ¡Nomás

llegamos a la falda y regresamos!

(CONTINUED)

74.

(White) 75. PACO

BENITA

PACO
¿El cerro tiene falda?

BENITA
La falda… ¡La base, pues!

PACO
¡Alex! ¡El cerro tiene falda!

mm/dd/yy

CONTINUED:
Paco se detiene –

Paco ríe –

¿Qué falda? La del cerro.

Alex se detiene.

PACO (CONT’D)
Si nos agachamos podemos verle los

calzones.

Paco hace como que se agacha y Alex lo imita. Lola y Clau llegan a ellos –

CLAUDIA ¡¿Qué hacen?!

PACO
Viéndole los calzones al cerro.

LOLA
Los cerros no tienen calzones.

Paco se agacha abajo de ella y le levanta la minifalda.

PACO ¡Tú tampoco!

Lola grita y se acomoda la falda –

LOLA

PACO
Alex le levanta el vestido a Clau, que grita.

¡Pendejo!

¡Uuuuyyy!

(CONTINUED)

CONTINUED: (2)

GLORIA ¡Alex! ¡Paco! ¡Dejen

paz!
Los niños corren divertidos.

Cleo y Benita se detienen. Una creando remolinos de polvo, un lluvia cae a la distancia.

a la niñas en

ráfaga de viento pasa trueno retumba suave y

Cleo ve el paisaje, ensoñada. Sus manos descansan sobre su vientre –

CLEO
Así es mi pueblo. Sin la montaña,

claro está. Pero así se parece…

Disfruta el momento mientras se acaricia la panza. Cierra los ojos –

Así se suena…

CLEO (CONT’D)

Las campanadas de una iglesia y el balido de unas cabras se pierden en la distancia.

CLEO (CONT’D) Respira. Respira hondo. Sonríe –

Igualito…

Así huele… Cleo está en otra parte.

CLEO (CONT’D)

29 de enero de 1971, viernes

EXT – TEPEJI 21 — DÍA – (LLUVIA)

El Valiant se estaciona frente a la casa, junto al Galaxie 500.

El Valiant se desborda de niños. Sale uno de más, un amigo de Toño; BETO PARDO, de 12 años, con anteojos y pinta de niño bueno, ha venido a comer.

Paco le muestra el Galaxie negro que tiene sus molduras y rayones recién reparados –

(CONTINUED)

76.

CONTINUED:

PACO
Mira, lo repararon todo. Quedó

como nuevo, ¿verdad?

Beto apenas lo ve. Sigue su camino y entra a la casa tras Toño.

INT – ANTECOMEDOR – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo, con una panza que comienza a notarse, le corta la carne a Pepe.

La Señora Teresa come en silencio. Los niños platican mientras comen-

TOÑO
Los Vaqueros ganaron sólo porque

Baltimore se confió.

BETO
¿Cuál? Si metimos tres touchdowns

en la segunda mitad. Se-gui-di- tos.

La Señora Sofía baja las escaleras y va al antecomedor.

TOÑO
Te digo. Baltimore se confió.

¿Cómo le puedes ir a los Vaqueros?

SOFI
A mí me gustan las porristas de

los Vaqueros. En mi escuela…

PACO
¿A quién le importan las

porristas?

La Señora Sofía llega al comedor, está demacrada. La Señora Teresa la mira, preocupada.

TOÑO
¿Ma? ¿Podemos ir Beto y yo al

cine?
La Señora Sofía está ausente –

SEÑORA SOFÍA ¿Qué van a ver?

TOÑO
La tienda roja, en Las Américas.

(CONTINUED)

77.

CONTINUED:

PACO
¡Yo también quiero ir!

TOÑO ¡No! ¡Sólo Beto y yo!

PACO ¿Y por qué?

TOÑO
¡Tú invita a tus propios amigos!

SOFI
Yo también quiero ir al cine.

TOÑO
¡Que no! ¡Que sólo vamos Toño y

yo!
La Señora Sofía explota –

SEÑORA SOFÍA ¡O van todos o no va nadie!

¡Ellos pueden

¡Yo quiero ir

¡Ni sabes qué

TOÑO
ir a otro cine!

PACO
al Las Américas!

TOÑO
es La tienda roja!

SEÑORA SOFÍA

¡Ya dije! ¡O van todos o no va

ninguno!

El teléfono suena, la Señora Sofía se levanta y camina hacia el hall a contestar.

TOÑO ¡No es justo!

La Señora Sofía regresa –

SEÑORA SOFÍA
¡Si no te gusta, te puedes ir a

vivir a otra parte!

Y se va a contestar el teléfono dejando a Toño fúrico. Paco le sonríe impertinente.

(CONTINUED)

78.

CONTINUED: (2)

PEPE ¿Es de caricaturas?

La Señora Sofía contesta –

SEÑORA SOFÍA ¿Bueno?… ¡Ay, sí, ‘pérame

tantito!…
Grita hacia el antecomedor –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) ¡Cleo! ¡Voy arriba a contestar,

ahí cuélgale!

Y sube las escaleras. Cleo camina hacia el teléfono, se escucha un grito de la Señora Sofía –

SEÑORA SOFÍA (O.S.) (CONT’D)

¡Ya!…
Cleo toma el auricular y va a colgar, alcanza a escuchar –

MOLLY (V.O.) ¿Cómo sigues, comadre?…

Cleo cuelga.

INT – HALL DE ABAJO – TEPEJI 21 — TARDE

Se preparan para ir al cine, la Señora Teresa también va, tanto por preocupona como por cinera. Grita hacia la planta alta –

SEÑORA TERESA
¡Vamos tarde! ¡¿Van a bajar o no?!

Paco y Sofi ya están junto a ella.

PACO
Que se queden, ya vámonos…

SEÑORA TERESA ¡Ya nos vamos!

La Señora Teresa sale al patio acompañada de Cleo, Paco, Sofi y Pepe.

79.

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — TARDE.

El grupo llega a la puerta de la calle y la Señora Teresa la abre. El Borras aprovecha y se escapa a pesar de los intentos de Cleo y Paco por detenerlo.

Paco sale corriendo –

EXT – TEPEJI 21 — TARDE

Y persigue al perro y lo alcanza, lo arrastra de regreso a la casa, donde el grupo espera afuera de la puerta. Paco mete al perro y va a cerrar la puerta cuando Toño y Beto salen.

TOÑO ¿Qué esperan?

Y se descuelgan caminando hacia la esquina en dirección a Insurgentes. Todos los siguen.

EXT – CALLE DE TEPIC — TARDE

Toño y Beto en la vanguardia. Más atrás, Cleo y la señora Teresa cuidan a Sofi y a Pepe, que viene discutiendo de aviones con Paco.

PACO
…el Braniff puede ser de distintos

colores pero son casi todos 727…

Van sobre Tepic ya cerca de Insurgentes cuando Toño y Beto, en estrategia bien planeada, se descuelgan –

TOÑO ¡Nos vemos en el cine!

Y el par se aleja corriendo.

SEÑORA TERESA

¡Toño!
La señora Teresa le pide a Cleo que los siga.

Cleo emprende su misión acelerando el paso sin perder de vista a Toño y Beto, figuritas pícaras que ya van a media cuadra de distancia. Tocan timbres y corren escapando.

Cleo acorta la distancia a cada paso hasta que llega cerca, pero no tan cerca, y así los sigue.

(CONTINUED)

80.

CONTINUED:

Los niños se arrancan al acercarse a Insurgentes, y al llegar a la avenida dan la vuelta, desapareciendo tras la esquina. Cleo se apresura y al llegar a la esquina da la vuelta a –

EXT – AV INSURGENTES – CINE LAS AMÉRICAS — OCASO

Cleo llega a la avenida que rebosa de la energía de un viernes que anochece. Gente camina en todas direcciones y las luces de la calle, los coches, las vitrinas y los letreros ya están encendidas.

Ve a la gente que cruza al otro lado de la avenida, donde el Cine Las Américas anuncia Melody, pero no encuentra a los niños. Se preocupa y camina por Insurgentes, hacia la otra esquina, buscando.

Casi llega al puesto de periódicos en la otra esquina cuando voltea buscando hacia –

EL OTRO LADO DE INSURGENTES –

Y es ahí, entre la gente que sale del cine y se esparce por la acera, que ve al Señor Antonio. Va sonriente y muy ligero, dando un paso de baile torpe y extasiado para las risas y delicias de la JOVEN MUJER que va tomada de su mano.

Y es ahí, también, donde por fin encuentra a Beto, escondido a un costado del quiosco de periódicos, perdido en las páginas de una Caballero.

Y más allá a Toño, también revista en mano, pero su vista no está en las mujeres desnudas de sus páginas, está al otro lado de la calle, donde la gente sale del cine y su padre juega a ser Fred Astaire con una Ginger Rogers que no es su madre.

El Señor Antonio tropieza en su torpe baile con una PAREJA MAYOR que se molesta. El Señor Antonio y la joven mujer se ríen y se arrancan escapando.

¡Majaderos…!

PAREJA MAYOR

El Señor Antonio se detiene y voltea acribillar a la pareja mayor con una de dedos y escapa con la joven mujer ser Bonnie & Clyde.

24 de marzo de 1971, miércoles

solamente para ametralladora hecha con la que aspira a

81.

INT/EXT – AUTOBÚS PÚBLICO – CALZ. IGNACIO ZARAGOZA — DÍA

Cleo viaja en un autobús que va repleto de gente.

EXT – AVENIDA DE TERRACERÍA – CIUDAD NEZAHUALCÓYOTL — DÍA

Cleo baja del autobús, su panza de seis meses es obvia. El contraste con la Colonia Roma es evidente –

La calle de terracería está flanqueada por grandes torres eléctricas y salpicada de baches donde se estanca el agua turbia.

Las viviendas son de tabicón, cartón corrugado y lámina de asbesto, hay mucha basura y plásticos.

Cleo le enseña un papel a un TRANSEÚNTE que le señala una calle que desemboca a la avenida.

Cleo camina hacia la calle.

EXT – CALLE – CASA – CIUDAD NEZAHUALCÓYOTL — DÍA

Cleo camina por la calle. Se respira la miseria, hay niños y perros callejeros por doquier y un riachuelo de aguas negras que corre a lo largo de la calle.

Distinta música brota de cada casa.

Tres perros le cierran el paso y le ladran. Cleo se agacha simulando recoger una piedra y los perros se alejan.

Llega a una casa y checa la dirección en su papel, se acerca a la puerta y toca.

Perros impertinentes responden a los toquidos en la distancia. Más cerca –

Un gallo cacarea en una jaula de alambre junto a la entrada.

Cleo espera.
Vuelve a tocar cuando la puerta se abre. Es Ramón.

82.

INT/EXT – DATSUN – AV OCEANÍA — DÍA

Cleo va sola en el asiento de atrás. Adelante, Ramón va en el asiento del pasajero. Maneja su amigo CANCHAS, que viene fumando mariguana. Le pasa el churro a Ramón que le da un jalón y se lo pasa a Cleo, que lo rechaza.

EXT – ESTACIONAMIENTO – LLANO – SAN JUAN DE ARAGÓN Y CUCHILLA DEL TESORO — DÍA

El Datsun se estaciona junto a unos puestos de fritangas. Cleo sale del coche, Ramón también, señala hacia unas canchas que colindan con la pista 5 del aeropuerto –

RAMON
Ahí entrenan en las canchas. Ni se

te ocurra decirle que yo te traje.

CLEO
No, no, no, Ramón. Cómo crees.

Muchas gracias.

Ramón se mete al coche y cierra la puerta. El Datsun arranca y se aleja por donde llegó.

Cleo camina hacia las canchas polvorientas.
EXT – CANCHAS – LLANO – SAN JUAN DE ARAGÓN Y CUCHILLA DEL 106*

TESORO — DÍA * A LA ORILLA DE LA CANCHA –

Un centenar de hombres jóvenes, uniformados de tenis y camiseta, están formados en posición de descanso, supervisados por tres instructores con aire marcial, de pants y sudadera.

Ven con atención a un hombre, en pants deportivos y camiseta sin mangas, que hace una demostración de ejercicios.

Cleo llega a donde una pequeña multitud se ha juntado a la orilla de la cancha a ver la demostración –

El hombre hace lagartijas sosteniéndose solamente con los dedos índice.

Una joven que está parada junto a Cleo le dice con admiración –

(CONTINUED)

83.

CONTINUED:
Es Zovek.

JOVEN

CLEO (incrédula)

¡No…! ¿Zovek?

JOVEN

Íralo…
¡¿El Profesor
¡Lleva más de
¿Y qué? ¿Siempre viene?

JOVEN
No, de a siempre no, pero a veces

viene y los entrena.

El PROFESOR ZOVEK cuenta hasta 150, se impulsa fuerte con los dedos índice y de un ágil movimiento se pone de pie y cruza las muñecas arriba de la cabeza.

Los muchachos aplauden. Zobek extiende los brazos –

PROFESOR ZOVEK Bienvenidos. Que la Energía acoja

a todos los Kombatekas reunidos esta tarde.

Y señala a distintos Halcones a lo largo y ancho de su formación –

PROFESOR ZOVEK ¡Tú!… ¡Tú!… ¡Y tú también!

Los Halcones se sienten aludidos.

PROFESOR ZOVEK
Tú también puedes serlo. Todo ser

humano posee un gran potencial que debe ser desarrollando a través del acondicionamiento físico, si. Pero más importante aún mediante una evolución mental y espiritual.

Zovek camina entre ellos.

CLEO Zovek?!

JOVEN
cien lagartijas!

CLEO

(CONTINUED)

84.

CONTINUED: (2)

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) Tú también puedes desarrollar tu

potencial. Pero no esperes milagros, el único milagro radica en tu propia voluntad.

Zovek se detiene –

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) Por eso el desarrollo mental es el

verdadero motor del desarrollo físico.

Extiende sus brazos, apropiándose del público –

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) A continuación… ¡Un acto!

De una mano deja colgar un trozo de venda que se extiende y se mece con la brisa polvorienta –

A LA ORILLA DE LA CANCHA –
Cleo y el pequeño público exclaman sorprendidos –

¡Oooooh! Zovek exclama –

PEQUEÑO PUBLICO

PROFESOR ZOVEK ¡Ésta es una rutina que requiere

una condición física absoluta! un control mental absoluto! ¡Solamente Lamas, los grandes Maestros en Artes Aarciales y algunos grandes atletas la pueden dominar!

El Profesor Zovek extiende la venda hacia un MUCHACHO al frente de las filas –

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) Sí… Tú… Por favor véndame los

ojos.

El muchacho, tímido, camina hasta el Profesor Zovek y toma la venda, comienza a vendarle ojos –

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) Asegúrate de que queden bien

cubiertos. Tienes suficiente venda.

(CONTINUED)

85.

CONTINUED: (3)

El muchacho le ha cubierto los ojos completamente al Profesor Zovek –

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) Muchas gracias, puedes volver a tu

sitio.
El muchacho regresa a su fila.

¡Y ahora…!

PROFESOR ZOVEK (CONT’D)

El Profesor Zovek flexiona sus bíceps y hace, encima de su cabeza, la figura de un rombo juntando los dedos de las dos manos. Inhala profundamente y –

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) (exhalando)

¡Huuuuuhh! Y queda en silencio.

Los muchachos miran expectantes.
A LA ORILLA DE LA CANCHA –
Cleo y el pequeño público miran asombrados.

El Profesor Zovek está de pie, inmóvil, con su rombo sobre la cabeza y lentamente, muy lentamente, comienza a levantar su pie izquierdo.

Se ha detenido el tiempo.

El pie izquierdo se eleva doblando la rodilla hasta que el muslo queda en un ángulo de 45 grados y en esa posición se queda inmóvil.

Los jóvenes esperan confundidos a que Algo suceda. A LA ORILLA DE LA CANCHA –

Cleo y el pequeño público también esperan, un niño se sienta en cuclillas.

El Profesor Zovek continúa inmóvil –

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) ¿Están decepcionados? ¿Esperaban

el levantamiento de un jet o un elefante?

El público ríe.

(CONTINUED)

86.

CONTINUED: (4)

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) ¡Pero si están siendo testigos de

una proeza! ¿No me creen? Inténtenlo.

El Profesor Zovek habla, pero continúa sin moverse –

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) Tan sólo cierren los ojos y

levanten un pie. No tienen que levantar la pierna en 45 grados como yo ni subir los brazos. Tan sólo cierren los ojos y levanten un pie.

EN LAS FILAS –

Los jóvenes cierran los ojos e intentan levantar un solo pie. Muy pronto pierden el equilibrio.

Los instructores también lo intentan, sin ningún éxito. A LA ORILLA DE LA CANCHA –

Cleo y el pequeño público también lo intentan, algún niño dura un poco más pero todos fracasan.

El Profesor Zovek explica –

PROFESOR ZOVEK (CONT’D) La verdadera preparación mental es

el camino a una realización física.

El pequeño público comienza a darse cuenta de que –

Cleo está parada en un solo pie, formando un rombo con los dedos sobre su cabeza.

Los ojos cerrados y la cara plácida.

EXT – CANCHAS – LLANO — MÁS TARDE

Un entrenador toca el silbato y la formación se rompe. Los jóvenes recogen sus pertenencias a la orilla de la cancha y continúan su camino al estacionamiento.

Cleo los ve pasar, y en un pequeño grupo encuentra a – Fermín, que camina platicando animado.

(CONTINUED)

87.

CONTINUED:

Cleo quiere llamarlo pero el nerviosismo se lo impide. Fermín y su grupo la pasan de largo.

Cleo por fin lo llama –

¡Fermín!

Quizá un poco demasiado se detiene, otros en su

Cleo y Fermín se miran.

¿Qué pasó, mi

CLEO

fuerte. Fermín voltea y al verla grupo se paran con él.

FERMÍN Cleo?

CLEO ¿Puedes hablar tantito?

El grupo alrededor de Fermín le hace burla –

GRUPO ¡Uuuuuhuuuuuuu!

Fermín sonríe con un ademán

Cleo y Fermín que se vacía.

AL FONDO –

Un Boeing 727 la pareja que

y comienza a caminar hacia Cleo mientras despide a su grupo.

caminan el uno hacia el otro en el llano

de Eastern Airlines despega y vuela sobre se acerca en medio del llano.

FERMÍN ¿Qué milagro, mi Cleo?

CLEO Hola Fermín…

Se encuentran y se saludan de beso.

FERMÍN
¿Qué haces por estos rumbos?

CLEO
Esque… como te he dejado recados y

buscado, pero no has dado razón…
Fermín comienza a caminar hacia el estacionamiento –

(CONTINUED)

88.

CONTINUED: (2)

FERMÍN
Perdón, mi Cleo, pero es que se

puso intenso el entrenamiento y hasta trajeron a un instructor gringo y otro coreano. Bueno, el gringo ya había venido, pero el coreano es nuevo.

CLEO
¿Es para las Olimpiadas?

FERMÍN
Algo así. ¿Quién te dijo que

estaba aquí? Cleo titubea –

CLEO
Esque… el cuñado de una vecina

entrena contigo y…

FERMÍN (interrumpe)

Fue Ramón, ¿verdad?

CLEO ¡No, no, no…!

Fermín se detiene –

FERMÍN ¡Hijodela…!¡Pinche Ramón! Le voy a dar su calentadita cuando lo vea –

Hace la finta de unos impresionantes movimientos de aikido –

FERMÍN (CONT’D)

¡Jodan Tsuki!… ¡Chudan Tsuki!… ¡Mae Geri!…

Golpes relámpago, patadas precisas y contacto cuerpo a cuerpo contra el aire.

CLEO Esque… Ando con encargo…

Fermín se detiene en medio golpe. Sigue su camino al estacionamiento.

¿Y a mí…?

FERMÍN

(CONTINUED)

89.

CONTINUED: (3) Cleo lo sigue –

CLEO
Es que es tuya la criaturita…

Fermín acelera su paso –

¡Ni madres!

FERMÍN

CLEO
¡Es que sí es, Fermín!

Fermín se detiene en seco y se voltea y enfrenta a Cleo –

FERMÍN
¡Ya te dije que ni madres! ¡Así

que si no quieres que te parta toda tu puta madre, a ti y a tu pinche criaturita, no vuelvas a decirlo y no me vuelvas a buscar!

Hace unos movimientos de aikido que culminan en un golpe mortal a Cleo que se detiene a medio centímetro de su cara, y se aleja caminando.

FERMÍN (CONT’D) Dejando a Cleo sola en el llano vacío.

14 de mayo de 1971, viernes

EXT – PATIO PEQUEÑO – TEPEJI 21 — DÍA

El Borras ladra enloquecido, Cleo lo sostiene del collar pero pareciera estar en otra parte, ensimismada en su tristeza. Su panza de casi ocho meses ya es muy grande.

El anciano de las naranjas coloca tres naranjas más en un huacal en el piso que ya está casi lleno.

¡Pinche gata!

…20.

ANCIANO DE LAS NARANJAS

El anciano se levanta y Adela le paga con un arrugado billete de 20 pesos.

Más atrás, Cleo agarra al Borras que a cada ladrido intenta lanzarse sobre el anciano.

(CONTINUED)

90.

CONTINUED:

El anciano carga lentamente el inmenso saco de naranjas y lo coloca sobre su joroba. Comienza a caminar hacia –

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — DÍA

Donde Cleo sostiene al Borras, que intenta impulsarse con las patas traseras para atacar al anciano que pasa frente a ellos hacia la puerta de la calle.

El anciano va a medio patio cuando el Borras da un jalón que toma por sorpresa a la ensimismada Cleo, quien lo suelta.

El Borras se arranca tras el anciano, que al sentir al perro acelera hacia la puerta. El Borras lo persigue.

¡Borras!

CLEO

El Borras se lanza contra el anciano e hinca sus colmillos en el enorme saco, que se rasga.

Docenas de naranjas se desprenden del saco y ruedan por todo el patio. El anciano suelta el bulto y corre hacia la puerta aprovechando que el perro intenta rematar el saco.

Cleo corre hacia el Borras por el piso alfombrado de naranjas. El anciano casi llega a la puerta cuando el perro cae en cuenta y corre tras él.

El anciano llega a la puerta y la abre. El Borras está a punto de encajarle los colmillos cuando el anciano sale y cierra. El Borras ya no puede frenar y se estrella contra la puerta.

Cleo está de pie a mitad del patio, rodeada de un océano de naranjas.

INT – PLANTA BAJA – TEPEJI 21 — DÍA

La luz del mediodía rebota por las paredes del patio y se desliza por las grandes ventanas y acaricia suavemente la moderna mesa de caoba.

Cleo pule la superficie con un trapo. Frota la tela repetidamente sobre el mismo espacio, como si quisiera limpiar su reflejo.

(CONTINUED)

91.

CONTINUED:

La casa está en silencio, sólo el rumor de una conversación. El cable del teléfono se extiende hasta el baño bajo la escalera y desaparece bajo su puerta.

La Señora Sofía está adentro, hablando por teléfono. Su voz resuena en el pequeño espacio y se filtra a través de la puerta, pero pocas palabras son claras.

Paco baja las escaleras lentamente, se detiene a la mitad, justo sobre la puerta del baño, y se inclina sobre el barandal intentando oír con más claridad.

Cleo continúa puliendo la misma área de la mesa y por fin cae en cuenta de Paco, que baja las escaleras.

Paco llega al hall y camina lentamente hasta la puerta del baño y se recarga en la pared junto a ella.

Cleo suspende la limpieza de su reflejo y ve a Paco que –

Se desliza y se sienta en el piso. Se recarga contra la pared y se inclina para acercar su oído la puerta.

Desde el comedor, Cleo le hace señas de que se vaya, pero Paco la ignora, concentrado en escuchar la conversación que suena distorsionada por el eco del baño y apagada por la puerta –

SEÑORA SOFIA
…les escribió cartas dizque desde Québec… ¡Nada! Sólo babosadas que

les inventa. Que el paisaje es bonito, que hay muchos animalitos, que los extraña mucho pero que su investigación se sigue retrasado. ¡Puras mentiras, comi!… Ni siquiera tiene los pantalones para decirle a los niños…

Cleo camina hacia Paco haciéndole señas. Al llegar al hall se detiene a una distancia respetuosa del baño y su conversación. Agita su trapo vigorosamente, llamando a Paco.

SEÑORA SOFÍA (atraves de la puerta)

¡No, comadre! Si se fue a Acapulco a la casa de los Matos con su piruja esa. ¡Para eso si tiene tiempo, ¿no?! Desde que se fue no ha mandado un quinto y ya van seis meses, comi.

(MORE)

(CONTINUED)

CONTINUED: (2)

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Dice que anda corto, pero eso sí:

ahora le dió por bucear y anda comprándose todo su equipo. ¿Y sabes cuanto cuaestan esas cosas?… No, para eso si tiene…

Él la ve pero niega con la cabeza repetidamente. Cleo se acerca un par de pasos más, aún manteniendo su distancia, y le habla articulando las palabras pero sin hacer, casi, sonido alguno.

CLEO (articulando)

V-e-t-e d-e a-q-u-í

Paco va a negar con la cabeza pero un llanto perfora los ecos y se cuela por los muros, un llanto profundo y desesperado.

Paco y Cleo se paralizan, asustados, y de pronto –

La puerta del baño se abre y sale la Señora Sofía cargando el teléfono. Ve a Paco que intenta escabullirse y lo agarra –

SEÑORA SOFÍA ¡Y tú! ¿Qué haces espiando?…

Su rostro está demacrado por las lágrimas, la frustración y el dolor que explotan en –

Una enorme cachetada que lo tira al piso.

La Señora Sofía inmediatamente cae en cuenta de lo que hizo y se agacha junto a su hijo y lo abraza llorando –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) ¡Perdóname, perdóname, Paco! ¿Por

qué estabas espiando?… ¿Por qué estabas espiando?…

Los dos lloran en el piso, la Señora Sofía ve a Cleo a sólo unos pasos –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) ¡Y tú! ¿Por qué lo dejas?

Abraza fuerte a Paco –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) No le digas nada a tus hermanos…

No les digas… Prométeme… prométeme…

(CONTINUED)

93.

CONTINUED: (3)

Cleo se mantiene inmóvil a un lado, deseando unírseles en el abrazo, y en el llanto.

INT – CUARTO DE SOFI Y PEPE – TEPEJI 21 — OCASO

Cleo cepilla el pelo de Sofi, están sentadas en la cama. Sofi lee una carta, Cleo está ensimismada.

SOFI
Tiene muchos dibujos. Mira, esta

niña creo que soy yo y éste es mi papá…

La carta está hecha exclusivamente de dibujos en pluma azul, sin sombreados ni colores.

SOFI (CONT’D)
…Y éste es un corazón, mira, con

una “ese” de Sofi y una “pe” de papá… Y éste es un perrito… ¿o es un pescado?

Pepe entra al cuarto y se sienta junto a ellas, asomándose para ver la carta.

CLEO
¿Creo se parece a un delfín?

SOFI
¿Un delfín? No. Es como un

perrito…

PEPE
¡Es una foca! En la carta que mi

papá le mandó a Paco, dice que de su hotel puede ver el mar y que hay muchas focas.

Sofi considera el dibujo –

SOFI
Sí. ¡Es una foca! ¡Como las que

tiene en su hotel!

PEPE
Dijiste delfín. ¡No parece delfín!

CLEO ¿No parece?

¡No!

SOFI

(CONTINUED)

94.

CONTINUED:

CLEO
¿No es delfín? ¿Entonces qué dicen

que es?
Sofi y Pepe contestan a coro


Y PEPE

distraída de su tristeza, cosquillas, prolongando la

está acostado en la cama y

tu bebé? a Cleo –

¡Una foca!

SOFI

Y a coro también ríen. Cleo, voltea con Pepe y lo ataca a risa.

Cuando se tranquilizan, Pepe ve a Cleo fijamente.

CLEO ¿Qué me ves?

PEPE ¿Cuándo va a salir

La tristeza vuelve a invadir

CLEO El mes que entra.

SOFI ¿Va a ser niña?

No sé…

CLEO

SOFI
¡Que sea niña! ¡Porfa…! ¿Cómo se

va a llamar?

No sé.

CLEO

SOFI
Si es niña, ¿se puede llamar

Tábata como la de Hechizada?

CLEO (ausente)

A lo mejor…
Pepe se incorpora y la ve, serio.

PEPE ¿Y va a vivir aquí?

(CONTINUED)

95.

CONTINUED: (2)

SOFI ¡Si es niña, sí!

CLEO
No sé. ¿Quieres que viva aquí?

PEPE ¡No! ¡Guácala!

Cleo sonríe tratando de cubrir su dolor. Cambia de tema –

CLEO
A ver. ¡A ponerse la pijama!

15 de mayo de 1971, sábado

INT – CUARTO DE LA SEÑORA SOFÍA – TEPEJI 21 — DÍA

El cuarto brilla suavemente con la luz que entra por las ventanas y se filtra por las cortinas.

Cleo acomoda ropa recién lavada en los cajones del clóset. Al abrir un cajón ve la ropa interior del Señor Antonio.

Se escucha a los niños discutir a gritos desde la planta de abajo.

Cleo cierra el cajón. Ve los trajes de hombre colgados. Los gritos se hacen más intensos y entre ellos se escucha a la Señora Teresa.

SEÑORA TERESA (O.C.) ¡Niños! ¡Ya Toño, ya!

Sofi entra corriendo al cuarto –

SOFI
¡Cleo! ¡Toño y Paco se están

peleando! Cleo sale al –

INT – HALL DE ARRIBA – TEPEJI 21 — DÍA Los gritos invaden el hall –

SEÑORA TERESA (O.C.) ¡No se peguen!

(CONTINUED)

96.

CONTINUED:

Cleo sale del cuarto y se asoma por el barandal de la escalera pero no puede ver bien, Sofi la sigue. Van a las escaleras.

INT – PLANTA BAJA – TEPEJI 21 — DÍA

Cleo, con su panza de ocho meses, baja las escaleras lentamente acompañada de Sofi. Al bajar pueden ver –

EN EL HALL –

A Toño que tiene a Paco agarrado de los pelos. Paco grita furioso e intenta acomodarle patadas a Toño.

La Señora Teresa está en la sala y les grita, Pepe está de pie, paralizado, junto a ella.

¡Niños! EN EL HALL –

CLEO

¡Ya¡ ¡Paren!

SEÑORA TERESA

Pero Paco logra soltarse y le pega a Toño en la cara. Toño le agarra los brazos.

EN LA ESCALERA –
Cleo se detiene, Sofi toma su mano –

Paco le escupe en la cara a Toño, que lo suelta para darle una fuerte cachetada.

¡Toño!

SEÑORA TERESA

Y Paco se abalanza una vez más en contra de Toño que, veloz, escapa.

EN LA ESCALERA – Cleo sigue bajando.

CLEO
¡Niños! ¡Le voy a decir a su mamá

cuando regrese! EN EL HALL –

(CONTINUED)

97.

CONTINUED:

Los niños no hacen el menor caso. Paco agarra un adorno de la mesa, un huevo de piedra, y –

SE LO AVIENTA A TOÑO –
Y vuela directo a su cabeza.

¡Paco!

SEÑORA TERESA

Toño se agacha justo en el momento en que el huevo, veloz proyectil, pasa volando exactamente por donde estaba su cara y continúa su trayectoria por las puertas abiertas hacia el patio –

ESTRELLÁNDOSE en la puerta del Valiant, estacionado afuera.

La Señora Teresa corre hacia Paco y lo agarra fuertemente, lo sacude –

SEÑORA TERESA (CONT’D) ¡Qué estás haciendo! ¡Paco!

PACO ¡Él me pegó primero!

TOÑO ¡Porque tú me empujaste!

Cleo llega al hall con Sofi, camina hacia la sala.

SEÑORA TERESA ¡¿Cómo avientas esa cosa?! ¡Pudiste haber matado a tu

hermano!

Paco para su lucha, arrepentido. Cleo llega con Pepe y lo abraza, Sofi va con ella. La Señora Teresa suelta a Paco –

SEÑORA TERESA (CONT’D) ¡Lo pudiste haber matado!

Toño ve asustado la puerta del Valiant donde el huevo ha dejado una enorme abolladura en el metal.

INT – COCINA – TEPEJI 21 — NOCHE
La casa está en silencio.
Cleo lava platos, Adela los acomoda en las repisas.

(CONTINUED)

98.

CONTINUED:

ADELA
Ya súbete, manita, yo aquí la

espero…
Suena el claxon del Galaxie 500 –

¡Ta-ta Ta-ta Ta-ta Ta-taaaaaa…!

Yo voy.

ADELA (CONT’D)

Adela sale al patio pequeño y camina al patio. Cleo va hacia el antecomedor.

INT – PLANTA BAJA – TEPEJI 21 — NOCHE

Cleo cruza el antecomedor y el comedor y va al hall. Se asoma por la puerta que da al patio.

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — NOCHE ¡Ta-ta Ta-ta Ta-ta Ta-taaaaaa…!

Adela camina a la puerta de la calle, que brilla desde afuera iluminada por los faros del coche.

¡Ta-ta Ta-ta Ta-ta Ta-taaaaaa…!

Adela abre la puerta descubriendo –

Los potentes faros del Galaxie 500 que iluminan el patio.

El coche comienza a avanzar lentamente pero –

¡Kkkjjjjjjkkk!

Su lado izquierdo raspa contra el marco de la puerta.

El coche frena y retrocede unos centímetros. Ajusta su trayectoria y vuelve a avanzar –

¡Krrrraajjjjj!
Ahora su lado derecho pega contra el marco.
El coche frena y gira sus llantas a la izquierda. Avanza. ¡Kkkjjjjjjkkk!

La moldura izquierda se atora en el marco y comienza a doblarse. El coche frena.

(CONTINUED)

99.

CONTINUED: Retrocede.

Avanza de nuevo y ahora la moldura derecha es la que se atora. El coche frena.

Retrocede.

Vuelve a avanzar y la moldura derecha es arrancada de la lámina pero ahora el coche no se detiene, se sigue de frente corrigiendo rumbo, destrozando la moldura izquierda.

Y corrige rumbo nuevamente. El espejo retrovisor se atora en el quicio y es arrancado.

El Galaxie 500 frena sólo un momento para seguir su marcha con mayor convicción, golpeando y abollando ambos lados, las molduras dobladas en extrañas figuras.

Y por fin, el Galaxie se detiene frente a la puerta que da al hall.

INT – HALL DE ABAJO – TEPEJI 21 — NOCHE

Cleo está junto a la puerta que da al patio. Afuera –

La puerta del Galaxie se abre y sale la Señora Sofía. Camina tambaleándose y entra a la casa sin cerrar la puerta del coche, está evidentemente ebria.

Cleo se hace un lado dejándola pasar. La Señora Sofía la ve, divertida –

SEÑORA SOFÍA Estamos solas. Siempre. Aunque te

digan que no.
Y se ríe. Cleo la mira, confundida.

La Señora Sofía continúa su camino y sube las escaleras, tambaleándose.

10 de junio de 1971, jueves

INT/EXT – VALIANT – CALLE — TARDE

Ignacio maneja, Cleo va sentada adelante y la Señora Teresa va sola atrás. Circulan lentos entre un tráfico denso.

(CONTINUED)

100.

CONTINUED:

Un coche estacionado que intenta salir a la calle, Ignacio frena y lo deja pasar –

IGNACIO
Solo si nos estacionamos por aquí

lejos porque hay manifestación de estudiantes.

En las banquetas hay bullicio de jóvenes que caminan calle arriba, algunos cargan mantas con consignas.

SEÑORA TERESA Conque no les vuelvan a pegar…

El coche estacionado deja libre su lugar e Ignacio maniobra para entrar en el.

EXT – CALLE – CERCA DE LA MÉXICO-TACUBA — TARDE

El Valiant se estaciona, salen la Señora Teresa y Cleo, Ignacio las acompaña, camiones del Departamento de Limpia del DF están estacionados a lo largo de la cuadra.

Caminan entre los jóvenes calle arriba, hacia la esquina controlada por vehículos de la policía, pasando frente a un grupo de jóvenes en camiseta que esperan parados.

EXT – CALLE – CALZADA MÉXICO-TACUBA — TARDE

Ignacio acompaña a Teresa y Cleo que caminan lentamente, Cleo por su panza y la Señora Teresa por su cojera. Las cortinas metálicas de los locales están cerradas.

Caminan frente a una larga hilera de camiones de granaderos, filas de policías y de un grupo de jóvenes, que cargan varas de caña, reunidos cerca de la esquina.

Llegan a tráfico. frente a avenida.

la Calzada México-Tacuba que está cerrada al La cabeza de una enorme manifestación pasa ellos, caminando de Norte a Sur, sobre la

La Señora Teresa, Cleo e Ignacio se ven obligados a cruzar entre la marcha. Se funden con la multitud, unos traen pancartas y todos cantan consignas.

Cuando logran cruzar al otro lado de la avenida hacia la entrada a un edificio que anuncia una mueblería en el segundo piso, con letras pintadas en las ventanas.

La Señora Teresa y Cleo entran, Ignacio espera afuera.

101.

INT – MUEBLERÍA – CALZADA MÉXICO-TACUBA — TARDE

El sol de la tarde ilumina el letrero de MUEBLERIA pintado a todo lo largo de las ventanas manchando el piso con sus letras al revés.

Un puñado de clientes se pasea por el local, que vende muebles económicos y funcionales. El bullicio de la marcha invade el lugar con consignas y coros.

Cleo y la Señora Teresa caminan entre los muebles de maternidad. Ven una cuna –

SEÑORA TERESA ¿Te gusta esta?

CLEO Está muy bonita.

La Señora Teresa ve la etiqueta con el precio y le hace una seña a una VENDEDORA JOVEN que se acerca inmediatamente –

SEÑORA TERESA
¿A cómo me va a dejar esta cuna?

La vendedora revisa la etiqueta.

SEÑORA TERESA (CONT’D) Pero con descuento de cliente

antiguo, ¿eh?

VENDEDORA JOVEN Déjeme le pregunto a la patrona.

La vendedora camina hacia el mostrador. El bullicio externo se convierte en un rugido a coro de gritos despavoridos.

Son las 17 horas con siete minutos.

Ignacio aparece corriendo por la puerta, pánico en sus ojos. Todos en la tienda lo miran confundidos.

El rugido externo se intensifica. Ignacio corre a la ventana y se asoma, otros clientes hacen lo mismo. Terror en los ojos.

Cleo y la Señora Teresa se acercan lentamente y al llegar junto a Ignacio, ven también por la ventana –

CALZADA MÉXICO-TACUBA –

(CONTINUED)

102.

CONTINUED:

La inmensa columna de estudiantes es atacada de frente por más de 100 jóvenes de tenis, camiseta y el cabello muy corto, armados con garrotes de bambú de dos metros, macanas y varillas que administran fuertes descargas eléctricas.

Son los HALCONES.
El grupo paramilitar ataca con furia.

La multitud corre, pero más Halcones surgen por detrás y otros de las calles aledañas.

Se escuchan disparos y una nube de pólvora comienza a formarse. Gente cae. Mujeres. Ancianos. Niños.

ADENTRO, EN LA MUEBLERÍA –

Se escuchan pasos corriendo escaleras arriba y entra un ESTUDIANTE sangrando de la cabeza, no tiene ni 20 años.

Los clientes gritan alarmados. El estudiante los mira implorante y voltea asustado al escuchar ruidos en la escalera.

La ENCARGADA de la mueblería le señala que entre rápido y llama a la Vendedora Joven.

ENCARGADA MUEBLERÍA Mételo al armario.

La joven guía presurosa al estudiante hasta el fondo de la tienda, donde está el armario, cuando –

EN LA PUERTA –
Aparecen TRES HALCONES.

La gente aterrada, una señora comienza a llorar. Ignacio se coloca, protector, frente a Cleo y la Señora Teresa.

Los Halcones ven a la joven que cierra la puerta del armario. Dos van hacia ella, uno se queda a mitad de la mueblería controlando a la gente.

La joven se coloca frente a la puerta del armario, el Halcón de vanguardia la golpea y la tira al piso, abre el armario y el Segundo Halcón –

DISPARA TRES VECES.
El estudiante cae fuera del armario, y ya en el piso –

(CONTINUED)

103.

mm/dd/yy (White) 104. EL HALCÓN LE DISPARA DOS VECES MÁS.

La gente grita y el Halcón en la retaguardia los vigila amenazante.

Cleo, escudada por Ignacio, ve al Halcón en la retaguardia.

El Halcón en la retaguardia también la ve. SE RECONOCEN.
Es Fermín.
Cleo comienza a hiperventilar.

CONTINUED: (2)

Los otros dos Halcones emprenden sigue. Los tres salen del local.

Cleo los ve irse, su respiración
Un charco se forma a sus pies. Se le ha roto la fuente.

EXT – CALLE – PORTÓN VECINDAD – CERCA MÉXICO-TACUBA — 126* TARDE

Ignacio sostiene a Cleo y la ayuda a caminar, la Señora Teresa va junto a ellos.

Gente corre aterrada en todas direcciones, se escuchan disparos y hay mucho humo en el aire.

Estudiantes corren hacia ellos, aterrados, perseguidos por Halcones con varas de bambú.

Ignacio jala a Cleo a la entrada de una vecindad, la Señora Teresa los sigue. Se refugian.

Frente a ellos, en la calle, los Halcones alcanzan a un estudiante y lo muelen a palos. Siguen su camino.

Ignacio se asoma a la calle y jala a Cleo y sale del portón para continuar su camino. La Señora Teresa los sigue.

Caminan por la México-Tacuba. En el suelo, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, yacen muertos, algunos rodeados de sangre.

Una joven llora de rodillas en el piso, sostiene la cabeza de un joven. Halcones llegan y la golpean con violencia.

la retirada y Fermín los

muy agitada.

INT/EXT – VALIANT ‘64 – CALLE — TARDE

Ignacio, al volante, negocia con el tráfico entrando en cada hueco que encuentra.

CLEO ¡Aaahhhhhhhhhhggggg!

En el asiento trasero Cleo sufre contracciones, junto a ella va la Señora Teresa que la toma de la mano.

INT – AV CUAUHTÉMOC – CENTRO MÉDICO — TARDE

El Valiant ‘64 avanza por Avenida Cuauhtémoc y da vuelta en una entrada al Centro Médico.

EXT – GINECOBSTETRICIA – CENTRO MÉDICO — OCASO

El edificio, con su rampa, tiene las luces prendidas contra el cielo púrpura que quiere ser noche.

Ignacio ayuda a Cleo a caminar. La Señora Teresa, más lenta, los sigue más atrás.

En la explanada, mujeres embarazadas se pasean, algunas acompañadas, en espera de su parto inminente.

Ignacio y Cleo entran al edificio.

INT – LOBBY – GINECOBSTETRICIA — OCASO Caos.

Mujeres embarazadas se pasean en el lobby, otras aguardan con sus familiares en la sala de espera. Nombres son voceados y mujeres embarazadas son ingresadas.

GRITOS y PUJIDOS de mujeres sufriendo contracciones.

En la recepción, las enfermeras atienden con eficiencia la larga fila de pacientes.

Ignacio entra al lobby sosteniendo a Cleo, avanzan inmediatamente hacia la recepción. Al llegar le dice a Cleo –

IGNACIO Aquí espéreme tantito.

(CONTINUED)

105.

CONTINUED:

Deja a Cleo y se acerca al mostrador e intenta hablar con una ENFERMERA apuradísima –

IGNACIO (CONT’D)

Disculpe…
Pero la enfermera no se detiene, sólo señala –

ENFERMERA MOSTRADOR Ahí haga cola…

Ignacio ve la cola, y ve a Cleo que tiene una contracción más, de pie.

CLEO ¡Ahhhhhaaaaaaaaaa…!

Ignacio llama a gritos para hacerse oír por encima del bullicio de preguntas, órdenes, quejas y lloridos –

IGNACIO (gritando)

¡La Doctora Vélez! ¡Con la Doctora Vélez!…

Nadie parece escucharlo. Ignacio insiste –

IGNACIO (CONT’D) (gritando)

¡La Doctora Vélez! ¡Con la Doctora Vélez!…

La Doctora Vélez aparece por la puerta de médicos y pacientes acompañada de un CAMILLERO RECEPCIÓN. Se apresura hacia Ignacio –

DOCTORA VÉLEZ Aquí, aquí, aquí…

Ignacio la lleva con Cleo mientras la Doctora Vélez levanta * un brazo y el Camillero Recepción corre hacia Cleo
empujando una silla de ruedas.La Señora Teresa por fin
llega, está completamente sin aliento.

La Doctora Vélez llega a Cleo –

DOCTORA VÉLEZ (CONT’D) Hola, Cleo. ¿Cómo estás?

Cleo la mira asustada por toda respuesta. El Camillero ayuda a Cleo a sentarse en la silla de ruedas. Ignacio también ayuda.

(CONTINUED)

106.

CONTINUED: (2)

DOCTORA VÉLEZ (CONT’D) De aquí me la llevo yo. Ahí pueden

esperar.

La Señora Teresa, rosario en mano, mira con Ignacio a Cleo que, empujada en la silla, desaparece por la puerta que va a –

INT – PASILLO ELEVADORES – GINECOBSTETRICIA — OCASO

Cleo en la camilla respira asustada, va rodeada de la Doctora Vélez y el Camillero Recepción. Llegan a los elevadores y esperan.

El elevador abre su puerta y entran a él. Las puertas están a punto de cerrar cuando el Señor Antonio, vestido con su bata blanca, los alcanza y también entra.

INT – ELEVADOR – GINECOBSTETRICIA — TARDE Las puertas cierran.

SEÑOR ANTONIO Hola Cleo, ¿cómo se siente?

Cleo lo mira sorprendida –

CLEO

…¡Doctor…!
El Señor Antonio intenta animarla –

SEÑOR ANTONIO
Está en buenas manos… ¿A cuántos

bebés ha sacado usted, Doctora Vélez?

La Doctora Vélez sonríe –

DOCTORA VÉLEZ N’ombre… Cientos.

Cleo tiene una fuerte contracción –

CLEO ¡Ahhhhhhgggggg!

El Señor Antonio le toma la mano y se agacha para acercar su cara a la de Cleo –

(CONTINUED)

107.

CONTINUED:

SEÑOR ANTONIO Respire Cleo… Así…

El Señor Antonio comienza a inhalar y a exhalar soplando. Cleo intenta imitarlo mirándolo a la cara.

INT – LOBBY – 6o PISO – GINECOBSTETRICIA — OCASO

El elevador abre sus puertas y la camilla con Cleo sale empujada por el Camillero Recepción. El sexto piso no tiene ventana alguna.

Pasan la central de enfermeras al llegar a la puerta que da a la Sala de Expulsión, el Señor Antonio se inclina hacia Cleo –

SEÑOR ANTONIO Hasta aquí me deja pasar la

Doctora Vélez…
La Doctora Vélez lo interrumpe –

DOCTORA VÉLEZ Por mí no se apure, pásele si

quiere.

SEÑOR ANTONIO No, eh… Tengo consulta…

Su excusa queda en el aire y él posa una mano en el hombro de Cleo –

SEÑOR ANTONIO Le va a ir muy bien, Cleo…

Y se escabulle de regreso por el pasillo. Cleo, asustada y confundida, apenas si ha registrado el intercambio.

La Doctora Vélez llama a una enfermera mientras el Camillero Recepción empuja a Cleo a –

INT – CUBÍCULOS DE ADMISIÓN – GINECOBSTETRICIA — OCASO 134*

Es un cubículo separado de otros por cortinas y mamparas con una cama ginecológica al centro. La ENFERMERA ADMISIÓN ayuda a Cleo a levantarse de la silla y a sentarla en la mesa de exploracón.

(CONTINUED)

108.

CONTINUED:

DOCTORA VÉLEZ
Cleo, ¿te quitas toda la ropa y te

pones esta bata? Te vamos a revisar.

El Camillero Recepción sale y la Enfermera Admisión ayuda a Cleo a quitarse la ropa mientras un RESIDENTE llega. No tiene mucha privacidad y puede ver, tras las cortinas mal cerradas, a otras mujeres que son examinadas. La Doctora Velez hace preguntas que ella contesta confundida.

DOCTORA VÉLEZ ¿Cuando fué tu última

menstruación?

CLEO ¿En Septiembre?…

DOCTORA VÉLEZ ¿Tienes fecha tentativa de parto?

CLEO El 21 de Junio…

DOCTORA VÉLEZ ¿Hubo complicaciones durante el

embarazo?
Cleo niega con la cabeza, asustada.

DOCTORA VÉLEZ (CONT’D) ¿Hace cuánto se rompió la fuente?

CLEO
Hace como hora y media. No

podíamos salir de donde estábamos y…

DOCTORA VÉLEZ ¿Estaba clara?

¿Eh?

CLEO

DOCTORA VÉLEZ El agua. ¿Era transparente el

agua?

CLEO
No… Espesita. Así como sopa.

Cleo está por cerrarse la bata cuando sufre una contracción muy dolorosa. La Doctora Vélez ordena –

(CONTINUED)

109.

CONTINUED: (2)

DOCTORA VÉLEZ
No pujes Cleo, sopla. Ayúdenla a

subir a la cama…

El Residente y la enfermera ayudan a Cleo a acostarse en la cama de ginecología. La Doctora Vélez la esculta por encima de la panza –

DOCTORA VÉLEZ Cheque dilatación.

El RESIDENTE osculta a Cleo y dictamina –

RESIDENTE Siete u ocho centímetros…

¿Frecuencia?

DOCTORA VÉLEZ

El RESIDENTE checa con una “corneta” la frecuencia cardiaca mientras una enfermera llena documentos.

RESIDENTE
No se escucha el foco fetal…

ENFERMERA ADMISIÓN Señora, ¡Sople!

RESIDENTE
Está completa. Está en segundo

plano… Expulsivo con dilatación completa, trae meconio cuatro cruces y está en asistolia.

La Doctora Velez, veloz, gira instrucciones –

DOCTORA VÉLEZ Canalícela con solucion mixta y pásenla a labor inmediatamente. Llamen al camillero y alerten a

pediatría. Que preparen laringoscopio, equipo de reanimación y un “ambu”.

El CAMILLERO ADMISIÓN llega y acerca su camilla a la cama de exploración. El residente le pide a Cleo –

RESIDENTE ¿Se me pasa a la camilla?

DOCTORA VÉLEZ Vamos a sacarte a tu bebé.

(CONTINUED)

110.

CONTINUED: (3)

La enfermeras y el Residente ayudan a Cleo a pasarse a la camilla.

INT – PASILLO – SALAS DE LABOR – 6o PISO – GINECOBSTETRICIA — OCASO

Luces fluorecentes iluminan un pasillo con puertas esmeriladas semi-abiertas. De las salas se filtran los gritos de una mujer dando a luz.

Una enfermera sale de una sala y cruza hacia otra. También se escucha, al fondo del pasillo, una puerta que se abre y al poco tiempo, aparece la doctora Vélez y la Enfermera Admisión, el Residente y el Camillero Admisión que empujan a Cleo.

Al llegar al final del pasillo, la Doctora Veléz se separa de ellos y se dirige a las tarjas para lavarse las manos. El resto entra a –

INT – SALA DE EXPULSIÓN – QUIRÓFANO – GINECOBSTETRICIA — OCASO

El Residente y el Camillero Admisión ayudan a acomadar a Cleo en la cama de expulsión mientras la ENFERMERA QUIROFANO le canalizan una vena y le pone puntas nazales. El Camillero Admisión y la Enfermera Admisión salen.

La Doctora Vélez entra al quiófano con las manos en alto y camina a la mesa de expusón donde una mesa con material esteril la espera. Toma un campo y se seca las manos.

RESIDENTE
Dicen que llegaron estudiantes

heridos al Rubén Leñero y que los Halcones llegaron, ahí mismísimo a rematarlos.

ENFERMERA QUIRÓFANO ¡Hay que horror! Cómo en el 68…

RESIDENTE
Cuando Echeverría era el Secretario

de Gobernación.
Cleo tiene una fuerte contracción –

CLEO ¡Aaaaahhhhhh…!

(CONTINUED)

111.

CONTINUED:

DOCTORA VÉLEZ No soples Cleo. Puja…

Cleo intenta soplar entre sus gemidos de dolor. Un doctor entra a la Sala con manos en alto. Es el PEDIATRA, se seca las manos.

Cleo respira agitada.

DOCTORA VÉLEZ Asi. Ya viene. ¡Puja …!

Y de entre sus piernas, la corona de un bebé aparece, como un sol que crece.

DOCTORA VÉLEZ Ya casi. ¡Puja!

Cleo grita.

CLEO ¡Aaaaaaahhhhhhhhhhhhhhh…!

Es un grito profundo. Un grito arcáico, inmemorial.

CLEO ¡Aaaaaaahhhhhhhhhhhhhhh…!

El bebé sale expulsado de entre las piernas de Cleo a las manos de la Doctora Vélez que lo recibe. El bebé no llora ni respira, está flácido y se cuelga como un trapo. Está completamente embarrado de un líquido verde.

La Doctora Vélez corta el cordón umbilical y le pasa el bebé al Pediatra que lo acomoda suavemente sobre su mesita pediátrica y lo revisa con un estetoscopio.

Cleo sigue toda la acción, la mesita pediátrica a solo un metro de su cara.

PEDIATRA
No tiene latido. Vamos a intentar

reanimación.

El Pediatra pone al bebé en hiperflexión y le mete la hoja del laringoscopio por la boca. Comienza a aspirarlo con una sonda.

Cleo ve que su bebé. De la boca, por la sonda, sale meconio, un liquido verde denso como sopa de chícharos.

(CONTINUED)

112.

CONTINUED: (2)

El Pediatra saca la sonda de la boca y mete un tubo endotraqueal y comienza ventilar con el “ambu”, un resucitador manual. La Doctora Vélez trabaja sacando la placenta.

Cleo ve a la bebé sobre la mesa. El Pediatra bombea el globo del “ambu” repetidamente intentando reanimarlo.

Cleo ve al bebé, su cara casi cubierta por el “ambu” y descubre que es una niña.

El Pediatra deja de bombear el “ambu” y checa palpitaciones con su estetoscopio –

PEDIATRA Está en asistolia…

Y se dirige, suavemente, a Cleo –

PEDIATRA
Señora, su bebé nació muerto, no

traía líquido. El líquido verde le tapó los pulmones. Lo sentimos muchísimo, Señora.

Cleo escucha en silencio sin dejar de ver a su bebé. Las enfermeras comienzan a limpiarle el cuerpesíto.

DOCTORA VÉLEZ Lo siento muchísimo, Cleo…

PEDIATRA
¿Quiere despedirse de su bebé,

Señora?

Cleo asiente. La Enfermera Quirófano carga la bebé y la posan suavemente sobre Cleo que la abraza con la mirada perdida. La Doctora Vélez continúa trabajando entre sus piernas, limpiándola.

PEDIATRA
¿Con quién viene? ¿A quién le

avisamos?

DOCTORA VÉLEZ Viene con familiares. Están

esperando afuera. Cleo susurra algo.

DOCTORA VÉLEZ ¿Dijiste algo, Cleo? No te

escucho…

(CONTINUED)

113.

CONTINUED: (3)

CLEO (SUSURRA) Señora Sofía… Señora Sofía…

DOCTORA VÉLEZ Si, Cleo. Yo la llamo…

La Enfermera Quirófano llegan a tomar

ENFERMERA ¿Podemos?, ¿Señora…?

Cleo asiente y la Enfermera toma a la una mesita donde la comienza enrollar manta.

Cleo mira como su hija desaparece bajo el envoltorio, y cuando está completamente envuelta, la Enfermera Quirófano sella las telas con cinta adehsiva.

Después, toma un plumón y escribe sobre las telas del envoltorio –

RECIEN NACIDA – CLEODEGARIA GUTIERREZ.

11 de junio de 1971, viernes

INT – SALA DE HOSPITALIZACIÓN – GINECOBSTETRICIA —

La luz del nuevo día invade la sala. Camas enfiladas largo de las paredes, donde madres recién paridas se recuperan.

Algunas mujeres cargan a sus crías, otras amamantan, otras duermen. Hay moños, sobres y flores.

Cleo está despierta, recostada en su cama, su mirada ausente.

DÍA 138* a lo

Una enfermera carga un bebé hasta una cama. Una mujer lo recibe emocionada y comienza a amamantarlo. La enfermera la ayuda, las dos susurran con una efusión que interrumpe la paz de la sala.

Cleo no voltea a verlas, tal vez no las escucha, tiene la mirada perdida.

La Señora Sofía llega a la puerta y se detiene un momento, observa a Cleo que permanece inmóvil rodeada del tenue rumor del tráfico en Avenida Cuauhtémoc que apenas despierta y el efusivo susurro de la mujer que amamanta a su bebé.

la bebé muerta –

bebé y la lleva a con una pequeña

(CONTINUED)

114.

CONTINUED:

La Señora Sofía entra a la sala y camina hasta Cleo, se sienta en la cama y le toma la mano. Cleo la mira e intenta un esbozo de sonrisa.

La Señora Sofía le aprieta la mano, es un corazón herido que intenta ofrecer un sólido apoyo que Cleo no encuentra en el vacío.

INT/EXT – GALAXIE 500 – AV BAJA CALIFORNIA – CALLES URES – 139* HUATABAMPO – TONALÁ — DÍA *

La Señora Sofía maneja, junto a ella va Cleo, van en silencio. Dan vuelta a la derecha, dejando atrás Avenida Baja California y el rayo del sol.

Manejan por Calle Ures, las dos viendo al frente, rodeadas del ronroneo del ocho cilindros que cambia velocidad automáticamente.

Dan vuelta a la izquierda, en calle Huatabampo. Continúan en silencio bajo la sombra de las casas hasta la esquina con Tonalá, donde un coche espera su turno para dar la vuelta.

La Señora Sofía frena detrás del coche y espera. Las dos mujeres viendo al frente en silencio. La Señora Sofía le toma la mano a Cleo y comienza a gemir.

Es un gemido quieto y prolongado que brota en un lamento largo y articulado. Abraza a Cleo que permanece en silencio.

El coche frente a ellas ya ha avanzado y ahora es el Valiant quien detiene el tráfico, con tres coches ya detrás de él. Un CLAXON suena.

La Señora Sofía llora abrazada a Cleo. Llora toda la impotencia, todo el miedo, toda la incertidumbre y todas las humillaciones. Llora ignorando el coro de cláxones que se ha unido a su clamor.

EXT – ESQUINA HUATABAMPO Y TONALÁ — DÍA

El Galaxie 500 está inmóvil y detiene el tráfico en la esquina. Los coches impacientes lo rebasan por la izquierda, algunos mentando madres.

Las dos mujeres adentro del Galaxie permanecen abrazadas.

23 de junio de 1971, miércoles

115.

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — TARDE

El patio sembrado con cacas de perro está vacío excepto por un triciclo rojo, una pelota de futbol y el Borras que está echado disfrutando los últimos rayos del sol.

Un misterioso SILBIDO se filtra desde la distancia. El Borras levanta la cabeza, alerta.

El silbido, triste y solitario, toma presencia, invadiendo las paredes de la casa.

INT – HALL DE ARRIBA – TEPEJI 21 — TARDE

El silbido pareciera filtrarse por los muros y rebotar por los mosaicos del piso.

Desde el patio, el Borras comienza a ladrar.

EXT – CALLE DE TEPEJI – TEPEJI 21 — TARDE

El silbido perfora la calma de la tarde y pareciera hacer eco en las fachadas de las casas.

Tepeji 21 descansa, triste y resignada, sobre sólidos cimientos que se funden con el concreto gris de la banqueta.

El Galaxie 500 y el Valiant están estacionados frente a la casa.

Un afilador cruza en su bicicleta tocando su silbato que impregna el tiempo con su lamento de mal agüero.

EXT – PATIO PEQUEÑO — TARDE

Los periquillos parecieran querer imitar el silbido con su canto. La voz de Adela grita desde el segundo piso –

¡Sacúdete!

ADELA (O.C.)

INT – COCINA – TEPEJI 21 — TARDE
Cleo está sentada junto a la ventana absorta en su dolor.

ADELA (O.C.)
¡El afilador! ¡Que te sacudas!

¡Cleo…!

(CONTINUED)

116.

mm/dd/yy (White) 117. Pero Cleo permanece inmóvil.

El fatídico silbido se aleja lentamente y al fin desaparece.

El Borras y los periquillos se tranquilizan. Todo queda en silencio.
La luz de la tarde agoniza.
Cleo no se mueve.

¡TA-TA TA-TA TA-TA TA-TAAAAAA…!

El gangoso claxon de un coche repica desde la calle y los ladridos del Borras responden.

¡TA-TA TA-TA TA-TA TA-TAAAAAA…!
Cleo no reconoce el claxon pero sí el ritmo de su pitido – ¡TA-TA TA-TA TA-TA TA-TAAAAAA…!
Cleo se levanta y camina lentamente a la puerta y sale al- PATIO PEQUEÑO –
Y lo cruza hacia el –

EXT – PATIO – TEPEJI 21 — TARDE

Cleo ve a Adela abrir la puerta de la calle mientras agarra al Borras del collar, descubriendo –

Un RENAULT 12TS AMARILLO PÁLIDO enfilado frente a la puerta. El pequeño coche arranca hacia adentro pasando el quicio con holgura y continúa, veloz, su marcha sin obstaculos hasta la puerta del hall.

Paco y Pepe se asoman desde el hall y ven a su madre al volante del Renault. Paco grita –

PACO ¡Toño! ¡Sofi! ¡Vengan!

PEPE
¡Mamá compró coche nuevo!

Paco sale y examina la carrocería del coche. Pepe se une a su hermano. Cleo se acerca un poco más mientras Adela cierra la puerta que da a la calle.

CONTINUED:

(CONTINUED)

118. La Señora Sofía asoma la cabeza por la ventana del coche –

CONTINUED:

¿Les gusta?

SEÑORA SOFÍA

PACO ¿A cuánto corre?

La Señora Sofía abre la puerta del coche y sale –

Tú checa.

SEÑORA SOFÍA

Paco se apresura a sentarse en el asiento del conductor, Pepe corre alrededor del coche y se mete al asiento del copiloto.

Toño y Sofi salen al patio y ven el coche nuevo.

TOÑO
¿Por qué no un Maverick?

Paco, en el asiento del conductor, protesta –

PACO
¡Sólo corre a 145! ¡El Galaxie

corre a 200!

SEÑORA SOFÍA Porque son muy caros y quiero un

coche chico. ¡Ya estoy hasta la coronilla del Galaxie!

Sofi se mete al asiento trasero del coche –

SOFI
A mí sí me gusta el coche nuevo,

mami.
Adela llega junto a Cleo.

PACO ¿Y el Galaxie?

SEÑORA SOFÍA
Lo vendí. La semana que entra

vienen por él. Sofi sale del coche –

TOÑO ¿Mi papá sabe?

(CONTINUED)

CONTINUED: (2)

SEÑORA SOFÍA No. Es una sorpresa.

La Señora Sofía ve a Cleo –

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Hola, Cleo. ¿Te gusta el coche

nuevo? Cleo apenas asiente.

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) Y hablando de sorpresas, nos vamos

de viaje este fin de semana. Nos llevamos el Galaxie, de viaje de despedida.

¿A dónde?
A Tuxpan.
¿Dónde es Tuxpan?

SEÑORA SOFÍA
Cleo, en silencio, solo niega con la cabeza.

¿Vienes?

SOFI
SEÑORA SOFÍA PACO

TOÑO ¡Tengo partido!

SEÑORA SOFÍA
Pus faltas. Tuxpan es en Veracruz.

PACO
SEÑORA SOFÍA TOÑO

¿Es playa?
Sí.
El mar en Veracruz es bien feo.

SEÑORA SOFÍA
Y vamos a invitar a Cleo a venir

con nosotros, ¿verdad?
La Señora Sofía voltea a Cleo quien la mira sorprendida.

(CONTINUED)

119.

CONTINUED: (3)

SEÑORA SOFÍA
Ándale. Te va a hacer bien y si no

los niños te extrañan. ¿Verdad?

SOFI Y PEPE

¡Si!
Y corren hasta Cleo y le toman la mano.

SEÑORA SOFÍA
Pero viene de vacaciones, no la pueden hacer trabajar. ¿Vienes?

Cleo duda. Adela le habla en Mixteco.

ADELA
Ve, manita. Te va a hacer bien. Yo

me encargo aquí.

SEÑORA SOFÍA Entonces, ¿vienes?

Sofi y Pepe brincan alrededor de Cleo, tomados de su mano.

SOFI Y PEPE ¡Si, si, si… !

Cleo levanta la mirada y asiente, silenciosa. Los niños festejan.

SEÑORA SOFÍA ¡Perfecto! Adela, ¿te puedes asegurar que todos los niños

lleven su traje de baño?

Si, Señora.

ADELA

SEÑORA SOFÍA

Gracias.
Y entra al hall seguida por los niños.

Cleo, junto a Adela, ve a la familia que desaparece dentro de la casa. El Borras llega a ella y le lame la mano.

26 de junio de 1971, sábado

120.

EXT – CARRETERA A TUXPAN — DÍA

Palmas, ceibas y platanares dan lugar a casas pintadas de colores que compiten con las flores del follaje, y más palmas, ceibas y platanares.

El Galaxie 500 pasa dando vuelta a una curva.

INT/EXT – GALAXIE 500 – CARRETERA A TUXPAN — TARDE

Cleo mira el paisaje en silencio, Pepe acurrucado en ella.

Se escucha el radio que busca una estación pasando por música tropical, cumbias y anuncios de bailes locales.

TOÑO (O.C.) Hasta acá no llega La Pantera.

PACO (O.C.)
De repente se oyó un poquito.

SEÑORA SOFÍA (O.C.) ¡Miren! ¡El mar!

Los niños se emocionan, Cleo se incorpora.

¡El mar!

PEPE Y SOFI

PACO
¡Párate, párate, párate, Ma!

SEÑORA SOFÍA
¿Por qué no vamos al hotel primero

a dejar las maletas?

TOÑO
De aquí a que vamos se va a hacer

de noche.

PACO
¡Vamos! ¡Aunque sea un ratito!

SOFI Y PEPE ¡Playa! ¡Playa! ¡Playa…!

La Señora Sofía sonríe y pone la direccional.

SEÑORA SOFÍA Bueno. Pero sólo un ratito.

121.

EXT – PLAYA JUNTO A CARRETERA — TARDE

El Galaxie se detiene junto a la arena de una larguísima playa gris, nublada y vacía excepto por el esqueleto raquítico de una construcción de tabique.

La familia sale del coche.

Toño y Paco inmediatamente corren a la orilla quitándose la camiseta y los pantalones y tirándolos a la arena. Sofi y Pepe los siguen un poco más atrás.

La Señora Sofía se quita los zapatos y sigue a sus hijos recogiendo la ropa regada en la arena.

Cleo camina hasta la orilla donde los niños juegan salpicando. Pero ella está ausente.

Una ráfaga de viento arrastra la brisa, le acaricia la cara. Cleo respira el mar y cierra los ojos. Respira hondo como queriendo limpiar algo muy profundo.

EXT – JARDÍN – BUNGALOWS – TUXPAN — OCASO

La luz del día que se extingue acaricia con fría suavidad el jardín de árboles frutales que rodea a los bungalows construidos en los años 40, su pintura amarilla carcomida por el salitre y el tiempo.

La RECEPCIONISTA, cargando unas llaves, guía por el jardín a la Señora Sofía, Cleo y los niños, todos cargan maletas. La recepcionista abre la puerta.

INT – CUARTO – BUNGALOW – TUXPAN — OCASO

La última luz del cielo que intenta dibujar las ventanas es derrotada por el foco de una lámpara de paja que ilumina la pequeña habitación con dos camas.

Cleo, sentada en una, le pone una camiseta a Pepe, parado frente a ella con los brazos al aire. Cuando su cabeza sale del cuello, Pepe la ve extrañado –

PEPE ¿Te volviste muda?

Cleo niega con la cabeza.

PEPE (CONT’D) Entonces, ¿por qué no hablas?

(CONTINUED)

122.

CONTINUED:

Cleo le sonríe, con una sonrisa que contiene llanto, y lo encamina fuera del cuarto a –

INT – SALA – BUNGALOW – TUXPAN — OCASO

Otra lámpara de paja cuelga en mitad del pequeño comedor y dos lámparas a cada lado del sofá, una sin pantalla, iluminan la pequeña sala.

Toño hace nudos con una piola mientras la Señora Sofía le aplica vinagre en la espalda a Paco con un algodón.

PACO ¡Ay, ay, ay, ay…!

SEÑORA SOFÍA Les dije que se pusieran la

camiseta.

PACO ¡Pero estaba nublado!

SEÑORA SOFÍA
Por eso. La resolana quema más que

el sol.
A su lado, Sofi llora y llora esperando su turno.

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) ¿Ya te vestiste, Pepe?

PEPE
Sí. Pero Cleo se volvió muda.

La Señora Sofía le sonríe. Cleo se sienta en el sofá y toma un algodón, lo moja con vinagre, acerca a Sofi y comienza a aplicarle vinagre en la espalda. La Señora Sofía ve a Cleo –

Gracias Cleo.

SEÑORA SOFÍA

Cleo y la Señora Sofía pasan algodones mojados sobre las espaldas de Sofi y Paco. Sofi no para de llorar.

INT – RESTAURANTE – TUXPAN — NOCHE

Ilustraciones a mano de distintos platillos y un pez vela disecado adornan los muros de un restaurante familiar. Música romántica nace de una rocola acompañando el zumbido de las lámparas fluorescentes.

(CONTINUED)

123.

CONTINUED:

La familia termina su cena. Cleo les corta la carne a Sofi y a Pepe, que visten pijama. Toño ya terminó y hace nudos.

SEÑORA SOFÍA Pero los niños están distraídos.

SEÑORA SOFÍA

¿Niños?
Por fin tiene la atención de sus hijos.

SEÑORA SOFÍA ¡Háganme caso! Tengo algo que

decirles.

Los niños la ven expectantes. La Señora Sofía duda pero se da valor y –

SEÑORA SOFÍA Su papá no está en Ottawa.

SOFI ¡¿Ya regresó?!

SEÑORA SOFÍA
No. Su papá nunca fue a ningún

lado.
Los niños la ven confundida.

SEÑORA SOFÍA Bueno, sí, pero sólo se fue una

semana y… Su papá no va a volver a la casa.

Los niños la ven en silencio. Toño y Paco interesados, Sofi y Pepe confundidos.

La canción termina y la rocola digiere otro veinte y expulsa un nuevo lamento.

SEÑORA SOFÍA Vinimos de viaje para que sacara

sus cosas de la casa.

PACO ¿Qué cosas?

¿Niños?

(CONTINUED)

124.

CONTINUED: (2)

SEÑORA SOFÍA
Sus cosas. O lo que dice que son

sus cosas. Su ropa, los libreros…

PACO ¿Se van a divorciar?

SEÑORA SOFÍA Dice que no sabe.

Sofi comienza a llorar.

SOFI ¿Ya no nos quiere?

SEÑORA SOFÍA
Papá los quiere mucho. Dice que

los quiere ver.

¿Cuándo?

TOÑO

SEÑORA SOFÍA Dice que no sabe cuándo… Que

pronto.

Sofi hunde su llanto en el seno de Cleo, Toño mira el ventilador y Paco juega con los frijoles de su tampiqueña. Sólo Pepe mira a su madre aún confundido.

SEÑORA SOFÍA
Va a haber muchos cambios, pero

estamos juntos y va a ser una aventura.

Pepe recarga su cabeza en Cleo.

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) La semana que entra empiezo un

trabajo de tiempo completo en una editorial.

TOÑO
¿Una editorial? Si tú eres

química.

SEÑORA SOFÍA Ya lo sé, pero su papá no ha

mandado dinero y con la prepa no alcanza. Además, me gustan los libros y nunca me gustó la química. Va a ser otra aventura.

(CONTINUED)

125.

CONTINUED: (3)
Voltea a ver a Cleo.

SEÑORA SOFÍA
Y tenemos que estar muy juntos en

esta nueva aventura? ¿Verdad Cleo?

Cleo no sabe que decir y ascienta con la cabeza, Sofía intenta permanecer optimista –

SEÑORA SOFÍA
Muy muy juntitos… No estamos solos…

Pero los niños no parecen muy convencidos y quedan en silencio. Aún no lo saben, pero este momento quedará grabado en sus memorias en fragmentos de imágenes, olores, sonidos y texturas –

Las manchas de comida en la mesa, las pinturas en los muros, el ventilador, el paisaje de frijoles aplastados por el tenedor sobre el plato.

La canción termina. La mesera llega a a mesa y empieza a juntar los platos sucios –

MESERA
De postre sólo tenemos platanos

con crema.
La familia no contesta.

EXT – CALLE – TUXPAN — NOCHE

La familia deambula por las calles. Van en silencio, perdidos en sus pensamientos.

27 de junio de 1971, domingo

EXT – PALAPA – PLAYA DE TUXPAN — DÍA

El sol aplasta la tarde, incendiando con su brillo las olas del mar y la ardiente arena de la playa vacía.

En el mar las olas se suceden, una tras otra, incesantes, arrastrando su espuma hasta acariciar la playa sin romper.

Una palapa protege a la familia con su sombra y su arena fría.

(CONTINUED)

126.

CONTINUED:

Paco y Pepe entierran a Sofi en la arena, esculpiendole largas piernas falsas a las que agregan unos tenis como pies.

La Señora Sofía lee un libro sentada en una silla plegable de tela y Toño lee un cuento de Flash acostado en una hamaca y mecido por el viento.

A la orilla de la sombra, Cleo está sentada en una silla, hipnotizada por el ritmo de las olas y de la espuma que se deshace al acariciar la arena.

El Tiempo que fluye lento.

EXT – PLAYA DE TUXPAN — TARDE/OCASO

La luz amarilla del fin de la tarde baila con el viento, acariciando con suavidad las superficies.

Paco y Sofi juegan entre las olas, brincándolas, nadando abajo de otras o resistiendo heroicos de pie.

Cleo, con su vestido, está de pie junto a Pepe que hace hoyos, túneles y caminos en la arena húmeda.

La Señora Sofía se acerca desde la palapa, la sigue Toño que la espera a mitad de camino. Paco y Sofi salen del agua corriendo –

PACO ¿Te vas a meter?

SEÑORA SOFÍA
Tengo que ir a checar las llantas

para que mañana salgamos temprano. ¿Vienen?

PACO
No. Es nuestro último día en la

playa.

SOFI Yo también me quedo.

SEÑORA SOFÍA Pero si yo me voy no pueden

meterse, Cleo no sabe nadar si pasa algo.

PACO
Si está bien suavecito.

(CONTINUED)

127.

CONTINUED:

SEÑORA SOFÍA No me importa. Si se quieren

quedar, ésa es la regla.

PACO ¿Ni en la orilla?

SEÑORA SOFÍA
En la orilla está bien. Pero nada

más en la orilla. ¿Entendido?

PACO Y SOFI

Sí…
¿También yo?
Sí. Pero en la orillita.

La Señora Sofía voltea con Cleo.

SEÑORA SOFÍA (CONT’D) ¿Te los dejo? No me tardo.

Cleo sólo asiente y ve a la señora Sofía que camina de regreso acompañada de Toño hacia el Galaxie 500 estacionado detrás de la palapa.

Al fondo, el sol ha perdido su brillo y se asoma, redondo y rojo, entre las nubes.

Paco y Sofi van de regreso al agua, Pepe los sigue.

CLEO
En la orilla nada más.

Paco y Sofi corren en la orilla, chapoteando con los pies, salpicando a Pepe.

¡Ahhh!

PEPE

PEPE

SEÑORA SOFÍA

Paco y Sofi patean agua para mojar a Pepe, que se escapa corriendo pero cae en la arena seca. Cleo corre hasta él y lo levanta llorando, e intenta sacudirle los miles de granos de arena adheridos a su húmeda piel.

Paco aprovecha la distracción y se aventura a ir más profundo, Sofi comienza a seguirlo cuando Cleo los descubre –

(CONTINUED)

128.

CONTINUED: (2)

CLEO
¡Paco! ¡En la orilla nada más!

¡Sofi!
Sofi obedece, Paco también regresa a la orilla.

Cleo toma la mano de Pepe y juntos caminan hacia la palapa. Al pisar la arena más caliente Pepe se detiene y levanta los brazos.

Cárgame.

PEPE

CLEO No, qué. Tú puedes

está caliente. Ve hacia la orilla –

CLEO ¡Paco! ¡Ya los vi!

solo, ya no

(CONT’D)
¡A la orilla!

PACO (O.C.) ¡Si estamos en la orilla!

CLEO
¡Más pa acá! ¡Ya oyeron a su mamá,

si no se vienen más pa acá, sálganse!

Espera, y cuando está satisfecha, continúa su camino.

Pepe, aún con los brazos al aire, la ve alejarse y se tira en la arena.

Cleo apenas voltea –

CLEO (CONT’D) Allá tú. Ahí nomás te estás

llenando de más arena y en la palapa yo te iba a limpiar.

Y sigue su camino. Pepe se levanta empanizado de arena y se apresura a alcanzarla.

Llegan a la palapa y Pepe se sienta en una silla, Cleo comienza a sacudirle la arena con una toalla limpia. Mira hacia el mar –

CLEO (CONT’D) ¡Ándenles, que los estoy viendo!

(CONTINUED)

129.

CONTINUED: (3)

Cleo espera a que los niños regresen a lo menos profundo y continúa limpiando a Pepe.

PEPE ¿Sabías que cuando

fui marinero?

CLEO Mmmmjjjjmm…

PEPE Sí. Y me ahogué en

CLEO Mmmmjjjjmm…

Se levanta y ve hacia el mar

CLEO ¡Paco y Sofi! ¡Más

Cleo continúa viendo –

PEPE Pero las olas eran

CLEO ¡Que se regresen!

yo era grande

una tormenta.

(CONT’D) pa atrás!

grandísimas…

Camina a la orilla de la palapa y se detiene junto a un poste y espera –

¡Más atrás!

CLEO (CONT’D)

PEPE
…además era de noche y había

muchos rayos… Y no sabía nadar…

Cleo, sin quitar los ojos de las olas, comienza a caminar hacia la orilla.

CLEO Ahí espérate, Pepe.

El sol ha desaparecido tras la montaña y el cielo púrpura se carga de nubes negras. El viento levanta la arena y crea olas nuevas que chocan arrogantes contra las viejas.

Cleo se detiene –
¡Ayuda a tu hermana!

CLEO (CONT’D)

(CONTINUED)

130.

CONTINUED: (4)
Atrás de ella, Pepe se acerca. Cleo lo ve –

CLEO (CONT’D)
¡Pepe! ¡Te dije que te quedes ahí!

Pepe, regañado, va de regreso a la palapa.

Cleo ve el mar asustada y busca alrededor, pero la playa está vacía, sólo un hombre a caballo y gente que camina, pero todos lejos. Se apresura al mar.

Al llegar a la orilla camina temerosa entre el agua que avanza y retrocede y choca alrededor de sus piernas, empapando su vestido de poliéster.

Mira impotente hacia las olas en donde Paco y Sofi batallan, insignificantes en un mar feroz e indiferente que los lleva cada vez más adentro.

Cleo intenta avanzar hacia los niños y lucha por mantener el equilibrio en el agua embravecida que ya le llega a la cintura.

El viento juega con las crestas de las olas oscuras y las nubes densas están cargadas de tensión en el cielo cada vez más sombrío.

Cleo mira hacia la playa pero el hombre a caballo y la gente están aún muy lejos, y resignada decide aventurarse más profundo.

Una ola sumerge las cabezas de los niños. Cuando pasa, Sofi emerge pero apenas toma aire cuando otra ola la engulle.

Otras olas se cruzan y al chocar revientan hacia el cielo.

Cleo lucha desesperada por permanecer de pie en el caos de corrientes encontradas que la envuelve, sin dejar de mirar al frente –

Donde las olas chocan, encrespadas, y cuando pasan otras toman su lugar, pero las cabecitas no emergen.

Otra ola se levanta, y frente a ella una cabeza brota, es Sofi que toma aire, y al tiempo Paco surge.

Voltea y mide la ola, agarra a su hermana y se impulsa con la corriente hacia la playa, pero la ola los alcanza y los aplasta, hundiéndolos.

(CONTINUED)

131.

CONTINUED: (5)

Cleo se acerca pero es empujada por las olas. Frente a ella, las cabecitas resurgen, Paco intenta repetir la maniobra y empuja a Sofi al frente, pero el agua los envuelve.

También envuelve a Cleo, pero no logra arrastrarla. Avanza hacia Sofi que intenta nadar hacia ella. Cleo extiende su cuerpo para alcanzarla, y al jalarla, sus pies pierden contacto con el fondo y las dos se hunden.

Pasa una ola galopando espuma, y atrás de ella, Cleo emerge cargando a Sofi. Paco nada detrás de ellas.

En la playa se ha juntado un grupo de gente, entre ellos el hombre a caballo.

Cleo carga a Sofi y finalmente logra llegar hasta aguas menos profundas, Paco la sigue un poco más atrás. Un par de muchachos corren hacia ellos pero no ayudan, sólo miran.

Cleo, cargando a Sofi, llega a la orilla y se desploma en la playa, Paco junto a ella. Sofi tose y Cleo la abraza en su regazo.

Los curiosos los rodean y tras ellos, la Señora Sofía, seguida de Toño, se acerca corriendo desde la palapa.

Cleo limpia la arena de la cara de Sofi y rompe a llorar. Llora y abraza a Sofi y se mece con ella, que también llora. Cleo la aprieta con toda su vida.

La Señora Sofía llega y se arroja al suelo junto a Cleo, le arrebata a Sofi que abraza a su madre. Paco llega a ellas y también las abraza.

Toño los ve, parado junto a los curiosos, junto a él Pepe mira asustado.

La Señora Sofía revisa a Sofi –

SEÑORA SOFÍA ¿Estás bien, mi amor?…

Sofi asiente –

SOFI Nos salvó Cleo…

La reciente memoria impulsa un nuevo llanto. La Señora Sofía ve a Cleo que llora desconsolada. Es un llanto hondo y profundo, un llanto doloroso, un llanto que lo limpia todo.

(CONTINUED)

132.

mm/dd/yy (White) 133. La Señora Sofía la abraza con fuerza –

SEÑORA SOFÍA Gracias… gracias… gracias, Cleo…

Pero Cleo no para de llorar –

CLEO
No la quería… No la quería…

La Señora Sofía intenta calmarla –

SEÑORA SOFÍA Shh, shh, shh… Están bien… Los

niños están bien…
Pero Cleo insiste entre llanto y mocos –

CLEO
No la quería… No quería que

naciera…
Y se quiebra aún más –

CLEO (CONT’D)
… ¡Pobrecita!… ¡No quería que

naciera!… ¡No quería que naciera!…
La Señora Sofía la abraza más fuerte y también llora –

SEÑORA SOFÍA
Todo va a estar bien, Cleo… Todo

va a estar bien…

Las dos mujeres lloran abrazadas. Es un llanto compartido, con sollozos como arcadas, y largos silencios que explotan en prolongadas vocales.

Los niños se enlazan alrededor de las mujeres, abrazándolas. Sólo Toño los mira de pie.

Los curiosos se disipan. El jinete jala la riendas y el caballo sigue su camino por la playa.

El mar enfurecido con sus inquietas olas refleja los últimos destellos del día.

28 de junio de 1971, lunes

CONTINUED: (6)

EXT – CARRETERA LIBRE A PUEBLA — TARDE

Sembradíos con manchones pardos de nubes se extienden entre cerros verdes y tupidos. Más atrás, los volcanes presumen sus cumbres nevadas.

El Galaxie 500 avanza, minúsculo, por la carretera que cruza el paisaje.

INT/EXT – GALAXIE 500 – CARRETERA LIBRE A PUEBLA — TARDE

La Señora Sofía va al volante, su dedo índice tranquilo. A su lado, Toño ve por la ventana sin mirar el paisaje. Atrás, Paco también, con la mirada perdida, deja pasar la campiña.

Sofi está abrazada a Cleo, que carga a Pepe dormido en sus piernas.

La familia va en silencio.

EXT – CARRETERA – ENTRADA A LA CIUDAD — TARDE

La ciudad de México Distrito Federal se extiende en la distancia.

El Galaxie 500 avanza, cargado de incertidumbre.

EXT – CASA – TEPEJI 21 — TARDE

La casa descansa paciente y resignada disfrutando los rayos de la tarde.

La banda militar de secundaria dá la vuelta a la esquina y entra a la calle marchando con sus tambores y trompetas marciales.

El Galaxie 500 entra a la calle y sigue la retaguardia de la banda hasta llegar frente a la casa donde se estaciona. Toño abre inmediatamente su puerta y sale a la calle, estirándose.

Pepe sale después, corre a la puerta de la casa agarrándose la entrepierna y toca el timbre. El Borras responde con sus ladridos.

La Señora Sofía sale del coche y va a abrir la cajuela, Sofi sale detrás de ella. Cleo sale al final y también va a la cajuela.

(CONTINUED)

134.

CONTINUED:

Adela abre la puerta de la casa agarrando al Borras del collar. Pepe se escabulle por la puerta y corre, urgido, hacia adentro.

INT – PLANTA BAJA – TEPEJI21 — NOCHE

El sol de la tarde atravieza ransversal por las ventanas y raya con su luz las sombras de la sala. Afuera la familia está en la banqueta –

CLEO
(a Adela en mixteco)

Amarra al perro…

SEÑORA SOFÍA Ustedes también, niños. No se hagan tontos y ayuden con las

cosas.

Los niños, que ya iban encaminados a la casa, se detienen y regresan a ayudar de mala gana.

Adentro, el tragaluz ilumina la escalera pero apenas acaricia los mosaicos del hall. Pepe irrumpe del patio y corre al baño que está bajo la escalera, entra y cierra la puerta.

Por las ventanas que dan al patio, Adela cruza, arrastrando al Borras. Se escucha el chorro caer en el escusado.

Adentro, la casa espera. Pareciera ser más grande. La ausencia de los libreros ha dejado torres de libros apilados en el suelo y un aspecto de vacío.

Toño entra cargando sus cosas, viene deprisa pero se detiene a mitad del hall, sorprendido por el espacio que parece nuevo. Paco entra justo después y se detiene junto a su hermano.

Entra la Señora Sofía acompañada de Sofi. Suena el escusado que pasa agua en el baño y Toño da su veredicto –

TOÑO
Está horrible. Sin los libreros es

horrible…

PACO
A mí me gusta más así…

Toño se arranca escaleras arriba –

(CONTINUED)

135.

CONTINUED:

TOÑO Está horrible…

Paco lo sigue. Pepe sale del baño y sigue a su madre que sube las escaleras con Sofi –

SOFI
¿Que está horrible, eh, mami?

SEÑORA SOFÍA No le gusta el hall sin los

libreros.

SOFI ¿Qué libreros?

SEÑORA SOFÍA Los que estaban en el hall.

SOFI ¡Ah! ¡Sí es cierto!

PEPE
¡Guau! ¡Se ve más grande!

SEÑORA SOFÍA
¿Qué les pareció nuestra aventura?

SOFI
A mí me gustó mucho.

La Señora Sofía y los niños desaparecen escaleras arriba, donde ya suena la televisión.

Afuera, en el patio, Cleo camina cargando tres maletas, se cruza con Adela, que regresa sin el perro.

ADELA
Voy al Hogar que no hay jamón.

¿Cómo les fue, pues manita?

CLEO
Muy bonito. Ve, luego te cuento…

Adela continúa su camino a la calle. Cleo entra al hall, lo cruza y sube las escaleras cargando las maletas.

Del piso de arriba se escucha a Pepe exclamar –

PEPE (O.S.) ¡Tampoco está el escritorio!

136.

INT – HALL DE ARRIBA

Cleo llega al hall y familia ha comenzado

Pepe se sienta junto televisión prendida.

– TEPEJI 21 — TARDE

deposita las maletas en el piso. La a apropiarse de los espacios –

a Paco que ya está frente a la

SEÑORA SOFÍA
Y vamos a hacer otras aventuras.

Vamos a viajar mucho.

PACO
¿Vamos a ir a Disneylandia?

Toño guarda cosas dentro de un cajón en su cuarto y Sofi va al suyo a recoger una muñeca. La Señora Sofía va hacia Cleo, toma una de las maletas y la lleva a su cuarto –

SEÑORA SOFÍA No nos alcanza…

Cleo lleva otra maleta al cuarto de Toño y Paco. Toño sale del cuarto y se sienta en el sofá individual frente a la televisión.

SEÑORA SOFÍA
…Pero podemos ir de aventuras en

el coche. ¿Qué tal ir a un pueblo minero fantasma en el desierto?

PEPE ¿Y hay fantasmas?

Paco se levanta y sigue a su madre a su cuarto –

PACO
No, baboso. Se les dice fantasmas

a los que están abandonados. ¿Y qué hay ahí?

Cleo sale del cuarto de Toño cargando un bulto de ropa, lo deposita junto a la escalera.

La Señora Sofía sale de su cuarto seguida por Paco. Suena el teléfono.

SEÑORA SOFÍA Nada. Sólo el pueblo y la mina abandonados. O podemos ir a la

Sierra Lacandona, o a Oaxaca…

(CONTINUED)

137.

CONTINUED:

SOFI
¡Sí, Oaxaca! Y podemos visitar el

pueblo de Cleo.

La Señora Sofía llega al hall y se sienta en el sillón junto a Pepe y Sofi, que ha ocupado el otro lugar.

PACO Yo estaba allí.

SOFI
El que se fue a la Villa…

Cleo contesta el teléfono –

CLEO
¿Bueno?… Muy bien, gracias,

Señora… Sí, un momentito… Baja el auricular y llama –

CLEO (CONT’D) ¿Señora Sofi? Que le habla la

Señora Molly.
La Señora Sofía se levanta, calmando a los niños –

SEÑORA SOFÍA
No se peleen. Siéntate aquí, Paco.

Y va a contestar el teléfono –

SEÑORA SOFÍA Hola, comadre. ¿Cómo estás?… Yo aquí recién llegando de Tuxpan…

Cleo acomoda la ropa sucia en un montón. Pepe llama desde su sillón –

PEPE
¿Cleo? ¿Me traes un licuado de

plátano?

SOFI ¿A mí también?

Cleo recoge el montón de ropa –

CLEO
Ahorita. Nomás dejen y subo la

ropa pa lavar. ¿Quieres algo, Paco?

(CONTINUED)

138.

CONTINUED: (2)

PACO ¿Hay Gansitos?

CLEO
No sé. Pero si no hay, luego

traigo.

Cleo comienza a bajar las escaleras, la Señora Sofía continúa su conversación por teléfono –

SEÑORA SOFÍA
Sí, nos fue de maravilla… Sí, los niños están bien… No… ¡Muy rico!… Bien… Bueno aunque Paco y Sofi me

pegaron un susto…

INT – PLANTA BAJA – TEPEJI 21 — TARDE

Cleo baja las escaleras cargando el montón de ropa, las conversaciones de la familia y la televisión se filtran desde arriba.

Al llegar abajo, cruza el hall vacío y después el antecomedor. Entra a la cocina y camina hacia el fondo.

EXT – PATIO PEQUEÑO – TEPEJI 21 — TARDE

El patio, en sombras, flota en el silencio de la tarde. El Borras duerme y los pericos no cantan, sólo el rumor de la ciudad a la distancia.

Cleo sale de la cocina cargando su montón de ropa sucia y cruza el minúsculo patio y comienza a subir por la escalera de metal que lleva a la azotea.

Sus pasos reverberan a lo largo de la esquelética estructura en un quejido metálico que hace ecos por el pequeño patio, despertando a los pájaros enjaulados.

Cleo llega al descanso frente a su cuarto y continúa su marcha hacia lo más alto. Un carro de camotes aúlla triste, a lo lejos.

Paso a paso, Cleo asciende.
Arriba, más allá de la azotea, el cielo es puro.

Pietrasanta, 23 de septiembre de 2016.

Si llegaste hasta aquí comenta “No puedo, estoy muerto”. 

Compartir Esta es la verdadera razón por la que El Deforma cambió su logo

Logo