Tras no bajar ni un kilo en tres semanas, sujeto decide ir personalmente al gimnasio para reclamar

Y aprovechó para tomarse fotos

México Mágico.- Aunque para algunas personas es muy difícil de creer, existen sujetos y sujetas que poseen la habilidad de pagar un par de meses de Gym y no ir ni siquiera un día, y hay otras aún más extremas que todavía tienen el descaro de reclamar su dinero, como la historia de José Alfredo, un chairo con problemas de sobrepeso que quiere cambiar su alimentación y condición física al ritmo de la cuarta transformación.

Joseph Alfred, como se hace llamar en Twitter, tenía como propósito para este 2019 perder un kilo cada quince días y decirle “no” a los tacos de suadero para que su crush de la oficina por fin volteara a verlo, pero el creyó que lo único que tenía que hacer era pagar el Gym sin la necesidad de ir, y cuando se dio cuenta de su estúpido error, decidió ir al Gymorrison (un gimnasio de su barrio en donde escuchan pura música de The Doors), para reclamar y exigir un reembolso.

 

“He venido a exigir mi dinero porque ya han pasado tres semanas desde que les deposité y no he perdido ni un maldito kilo”, dijo Alfredo tratando de no perder el aire por hablar demasiado enojado. “No me digan que todo lo tengo que hacer yo, porque pues así qué chiste, no tiene caso seguir pagando”, continuaba diciendo mientras se daba cuenta de que todo ese tiempo que pasó dormido durante el día y bebiendo durante las noches por fin le estaba destruyendo el cerebro.

Naturalmente el reembolso fue negado por el instructor del Gymorrison y José ya no tuvo de otra más que tomarse selfies para publicarlas en Facebook y así tener algo que presumirle a su crush de la oficina, si es que un día llega a hablarle, para que vea que está por poseer un cuerpo más estético que el de Sergio Mayer.

José Alfredo no nació para el deporte, ni para tomar fotografías.

“No es la primera vez que pasa, todos los años tenemos que soportar a por lo menos dos sujetos así de ridículos que culpan a otros de sus problemas, como los chairos, o derechairos, ya no sé quién es quién, todos ellos están mal, no tienen fuerza en su biceps”, expresó para El Deforma el instructor del Gymorrison que usa leggins todos los días.

El instructor logró hacer recapacitar a José Alfredo  con una torta de tamal y le dijo que nunca es tarde para volver a comenzar.

 

Compartir Tras no bajar ni un kilo en tres semanas, sujeto decide ir personalmente al gimnasio para reclamar

Logo