Sólo las palomitas gratis le hicieron compañía

Butacas Inn.- Un joven de Ciudad Juárez, Chihuahua, fue al cine a la última función del día, y ya para acabar la película, la naturaleza hizo su llamado obligándolo a ir al baño, en el cual estuvo un buen rato debido a los burritos que había comido en la tarde, haciendo que el indigesto sujeto saliera hasta la 1 de la madrugada del ‘servicio’, y encontrando para su sorpresa que todo el cine ya estaba cerrado y no quedaba nadie en las instalaciones.

Ricardo Morales, nombre del incauto, estuvo merodeando por las instalaciones para confirmar que estaba completamente sólo, o bueno…casi.

Ante la desesperada situación, el joven le puso buena cara al asunto y disfrutó del temporal apocalipsis para dar un tour por el cine, buscar pertrechos para pasar la noche y publicar su situación en el face, tomando textual el hecho de ‘vivir la experiencia del cine’.

Una vez resignado que tendría que pasar la noche en el cine, buscó el mejor lugar para acostarse, y no fue sino hasta las 7 de la mañana cuando llegó personal del cine que pudo ser liberado.

Se confirma que Ricardo y el cartel publicitario están sanos y salvos, aunque no se especificó si el cine le cobrará el refresco o la noche de AirB&B.

Adolfo Santino

Compartir Este meco se quedó encerrado en el cine y así nos cuenta su historia

Logo