No olviden la tostada con crema

México.- El saliente gobierno de Enrique Peña Nieto en conjunto con el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador acordaron en una reunión ultra secreta, que los mexicanos que no cumplan con las tradiciones del 15 y 16 de septiembre, tendrán que pagar con castigos de alta traición.

“Queremos un país apegado a sus tradiciones, como llegar tarde, decir ‘ahorita’ cuando en realidad quieres decir nunca, y atascarse de pozole cuando tocan las fiestas patrias”, afirmó el todavía Presidente, “por ello presentamos ‘la piedra del castigo’, antigua roca que utilizaban los Aztecas para humillarse”.

Dicha piedra motivará a los mexicanos para pedir de dos a tres pozoles en las fiestas patrias, ponerse hasta las chanclas e intentar gritar como mariachi para después fracasar estrenduosamente.

“¿Qué prefieren: la piedra o un nuevo impuesto?”, afirmó el presidente electo, AMLO, al ser cuestionado por una chusma enardecida de reporteros intrigosos.

La piedra pesará 137 kilos y llevará una cadena atada al cuello del traidor, algo que fue totalmente copiado de los Simpson a nuestras viejas tradiciones Olmecas con el uso de piedrotas para todo.

Compartir Mexicanos que no se pidan un segundo pozole el 15 de septiembre llevarán la piedra de la vergüenza

Logo