Lo que hay que hacer por una cita

México.- Amigos, desearíamos darles una bonita introducción para explicar lo difícil que es el mundo de las citas por internet, pero a estas alturas la mayoría sabe más que suficiente: apesta. Ah pero si eres mujer, entonces las cosas cambian un poco, porque si eres lo suficientemente lista, encontrarás a 100 hombres más que dipuestos para invitarte un cafecito, o algo más inocente porque Tinder.

Este fue el caso de Natasha Aponte, modelo de Instagram (cómo coño funciona eso, no sabemos), actriz y cantante que subió su perfil de Tinder con un sangriento propósito: ¡juntar hombres para devorarlos vivos!

Bueno, devorarlos es una exageración, devorar su tiempo quizá, porque citó a una centena de amables caballeros por medio de coquetas conversaciones dentro del chat de la aplicación para citarlos en una fecha y lugar determinados:

 

“Perdón olvidé decir buenos días. Parece que va a llover pero supuestamente parará para cuando sea nuestra cita (emoji pendejo de los corazones) Voy a estar apurada hoy pero te veo ahí a las 6 llueva o truene”

 6 en punto será!

Cómo te encontraré?

Encuéntrame ahí en la fuente de los coyotes en Coyoacán, así podré ubicarte en corto”

 

Al llegar al momento de su cita, estos hombres comenzaron a notar algo extraño. Después de un djset por parte de “su amigo el dj”, la música se detuvo y la joven tomó el micrófono para decir las siguientes palabras:

NaaaaaAAaaaAAAAaaaatecreas. En realidad, confesó que “las ‘apps’ de citas son muy difíciles, quizá trayendo a todo el mundo en persona, podría ver si se soluciona de una vez. Así que, ¿tienen lo que hay que tener para competir con el resto y ganar una cita conmigo?

Entre los primeros filtros que interpuso fueron: no llamarse Jimmy, no fumadores, no alcohólicos, no recién botados por sus novias, no gente con pareja, no picaflores que solo buscaran una noche, pero sí gente mamadora del gimnasio como ella y gente que estuviera de acuerdo en que los grabaran a través de los retos.

Ahí tienes a toda esa bola de mecos realizando largartijas, siendo abofeteados por ella, cuestionados, ultrajados, casi como cualquier hombre en cualquier relación con una chica mamona que se cree la última coca del desierto y se tiene que rifar un tiro con su hermano hombre en necesidad.

Respecto al final de esta historia, algunos piensan que se quedó con nadie porque hueva esforzarse tanto por lo que sea. Otros que quizá este tipo de demostraciones tan bien organizadas y con cámaras fue un simple comercial de alguna marca haciendo de las suyas.

Sin embargo, queremos dejarte con una sabia reflexión: ¿realmente vale la pena pelearse por una mujer? Te dejamos estas fotos para que decidas con suficientes argumentos.

Come away with me to paradise ?

A post shared by NATASHA APONTE (@natashavaponte) on

What’s your favorite 90’s song? Comment below ?? #ootdmagazine

A post shared by NATASHA APONTE (@natashavaponte) on

Compartir ¿Te rifarías un tiro por el amor de esta chica? Pues estos 100 hombres sí lo hicieron

Logo