Acomódate, saca las palomitas y disfruta de los comentarios

México.- Nuestro hermoso Chetumal, Quintana Roo, cuna del famoso Kalimbazo y los topes en las banquetas, parece estar a la moda con escándalos sexuales y políticos que, en esta ocasión, ponen en el ojo del huracán a los políticos priistas Raymundo y Omar King.

Dichos funcionarios públicos protagonizaron una riña en una cantina y posteriormente continuaron con una fiesta sexual con mujeres menores de edad. Esta información fue difundida por el periodista Rubén Vizcaíno en su programa Omellette Político.

Despierta mijo, ya acabó el video

 

La información que a su vez fue compartida en redes sociales por el reportero Abraham Cohuó, quien sin quererlo abrió las puertas del infierno invocando a uno de los involucrados, Omar King, quien como político y verdulera profesional, se arremangó y amenazó con demandar al reportero por difamación a su figura pública.

 

Unas fichitas estos políticos

 

Esta conversación de inmediato desató una pelea campal de comentarios, donde se formaron bandos detractores del político pero también defensores, quienes aprovecharon la energía obtenida de su torta y frutsi para atacarse en una guerra sin cuartel que duró hasta que se le acabaron los datos a mi Android.

A continuación te presentamos algunos de los comentarios de esta salvaje batalla, así que ve preparando tus palomitas porque esto se va a poner bueno:

 

Después de la publicación, Omar King salió a defender su honor, pero Abraham Cohuó no se intimidó

 

 

Pero Omar King sacó la vieja confiable de cualquier escándalo público, la familia

 

 

Poco a poco salieron los defensores de ambos bandos

 

Omar King comenzó a perder la batalla y arremetió contra terceros, mientras que Abraham se retiraba lentamente en la famosa estrategia conocida como “Hacer esquina”

De pronto salió el réferi a poner orden a la pelea campal

 

Y la pelea se volvió mame, risas y diversión

 

Pero la pelea dejó una incógnita en el último comentario

Compartir Político priista aplica un kalimbazo e inicia una guerra de comentarios en redes sociales

Logo