Se armó una descarada rapiña en la Cámara de Diputados y hasta las plumas se llevaron

Presta pa’la orquesta, afirmaron

México.- La Cuarta Transformación es un hecho, sucede en cada rincón de este hermoso país. ¿Sientes un ligero cosquilleo al despertar?, se trata de la energía transformadora de Andrés Manuel, quien viene a darle un puñetazo a los gastos excesivos de la burguesía.

Quienes ya lo sintieron adentro, muy adentro, fueron los reyes de la Cámara de Diputados, en específico, de la LXIII Legislatura, a quienes le dieron salida para este 10 de agosto pasado.

¿Y qué fue lo que decidieron hacer? Salieron sin correr, sin empujar y sin gritar hacia la salida como seres civilizados que son.

… ah pero no podían olvidar llevarse la taza del recuerdo que tantos cafés sostuvo en su interior… bueno, igual también las sillas, al cabo hay dinero para reemplazarla… la silla, y también las teles… las teles y también los cuadros… los cuadros y finalmente se llevaron hasta los camarógrafos.

Así es, porque puedes sacar al diputado del barrio pero el barrio quedará permanentemente sellado en su ser hasta el final de sus días, o de su legislatura, los diputados fueron vistos a mitad de una asquerosa rapiña días antes de oficialmente cerrar sus puertas.

Nos encantaría tener fotografías y video que demuestren la veracidad de esta afirmación, lamentablemente (y afortunadamente por fines humorísticos), estos Brayans con traje ataron a dos camarógrafos y un fotógrafo por andar atestiguando su crimen.

El presidente de la mesa directiva, Édgar Romo, tuvo que salir, desatar al equipo de prensa y pedir una disculpa por parte de sus muchachos. “Ustedes tienen libertad de tránsito por todo el recinto, por todos los edificios que componen la Cámara y, además, la libertad de informar a la hora y el momento que ustedes desean“, dijo pero ¿hizo?

Finalmente queremos dejarlos con la siguiente reflexión: el que esté libre de rapiña, que arroje la primera piedra robada. No juzgueís, amigos, que si en sus trabajos se arma el saqueo, le entrarán, créanos.

 

Compartir Se armó una descarada rapiña en la Cámara de Diputados y hasta las plumas se llevaron

Logo