No todo está perdido… o sí

México.-  Las modas van y vienen, con ella el mame respectivo.

Eran los años 90, aún no existía la plaga de influencers que tenemos hoy en día, los walkman era la onda, estaba de onda decir onda.

Belinda seguía siendo virgen, la reina del pop era Lynda, el reggeatón aún no envenenaba los corazones de los limpia-parabrisas.

No cabe duda que eran otra épocas.

Las patinetas estaban con todo, y con ese todo  llegaba la modita de meterse un rollo de fotografía (sí millennial, antes las fotos se imprimían) en el lóbulo de la oreja, semanas después de haber empezado con una espina para irlo haciendo cada vez más grande, llamadas “expansiones”.

Hoy,  casi 20 años después, muchos de esos chicuelos rebeldones con gorritas y expansiones, están arrepentidos.

Así que si tú eres uno de ellos, lamentamos decirte que ya no existe solución a tu error, a menos que tengas más de 60 mil varos para la operación, pero no todo está perdido, puedes divertirte en 3 sencillos pasos:

NÚMERO 1:

 

NÚMERO 2:

 

NÚMERO 3:

 

Repite estos pasos varias veces al día, y cuando sientas más arrepentimiento, vuélvelo a hacer que seguro te divertirás 🙂

Compartir ¿No sabes qué hacer con tus horrorosas expansiones? Te ayudamos en 3 divertidos pasos

Logo