Y ya ganó tres votos más

México.- El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, tuvo que quedarse solo este fin de semana mientras el resto de sus compañeros se divertían en la fiesta de Carlos Salinas de Gortari, quien celebraba sus 70 años. Meade decidió no asistir a la tremenda pachanga para que no lo vincularan con el priismo y con la “crema y nata” de la corrupción.

A pesar de que muchos gobernadores priistas (incluyendo el presidente), políticos de dudosa procedencia y demás personas de la mafia del poder arribaron a la casa del expresidente, Meade prefirió perderse los mariscos de la fiesta y evitar cualquier contacto con estos personajes para ver si así ganaba el voto y la confianza de algún alma caritativa.

Pepe Meade aseguró que él es un simple funcionario público con veinte años de experiencia y que apenas conoce a los otros priistas, “yo no soy parte de ese grupo, pero ya cuando gane quizás me inviten a sus fiestas”, dijo Meade con un poco de ilusión, “por ahora, me conformo con que me hayan guardado un taco y con darle like a las fotos que compartan”, concluyó.

Por su parte, el expresidente Salinas agradeció a Pepe Meade que no le vaya a quitar la pensión y además reconoció el esfuerzo de todos los mexicanos que pagan sus impuestos pues gracias a ellos él pudo celebrar su cumpleaños número 70.

Compartir Pepe Meade se niega a ir a la fiesta de Salinas de Gortari para evitar que lo vinculen con el priismo

Logo