¿Cómo diablos llegó ahí?

EEUU.- En sucesos misteriosos de la vida extraña, el fin de semana pasado se registró un accidente en Santa Ana, Orange County en dicho percance registrado a las 5:25 a.m. del domingo un sedán blanco quedó incrustado en el segundo piso de un edificio (no lo se Rick, parece falso…).

El conductor iba en un gran estado de ebriedad, aparte había consumido otro tipo de sustancias ilegales, afortunadamente nadie se encontraba dentro del inmueble y el conductor y su acompañante salieron ilesos.

Según las autoridades el sujeto perdió el control del coche cuando se encontraba circulando a gran rápidez, lo que hizo que el vehículo chocara con el divisor de la calzada. La velocidad y el fuerte golpe hicieron que el vehículo saltara por los aires, rebasando los límites de la carretera a una altura considerable. Al final, terminaría incrustado en este edificio, donde hay alojada una clínica dental.

Aunque nosotros tenemos otra teoría:

 

Daniel Sánchez, el único testigo dice que: “Fue una locura y el conductor todavía intento salirse para escapar de la policía pero no lo logro y tuvo que esperar las autoridades”.

Tal parece que el conductor tuvo una peda digna de Jordan Belfort por que tienen la misma forma de conducción.

Compartir Cuando manejas tan borracho que terminas estacionado en un segundo piso

Logo