Abuelita no supera su amor por el juego y abre una lotería clandestina

Abuelita no supera su amor por el juego y abre una lotería clandestina

por Alf

Goals de la tercera edad

México.- Nos pintan a la abuelita clásica mexicana como tierno ser estilo Coco que solo busca hacer taquitos de frijoles para la cena y estar tejiendo carpetitas en su silla mientras ve telenovelas turcas. Nada más distanciado de la realidad, pues las abuelitas modernas traen otro chip.

Como el caso de este compa que compartió la historia de su abuelita ludópata, en una narración estilo hilo que te dejará… como todos los hilos de Twitter, así mira, así…

ABUELITA

Empecemos por el paso uno a la mentira: una causa real. Al parecer, esta abuelita se quedó viuda y con ello comenzó a ir a misas que, según palabras de su nieto, nada que ver con ella pues no es una persona religiosa.

Tras temporada de velorios y rosarios, comenzaron los cumpleaños, los bautizos y demás eventos que le permitían “escaparse” de su casa para pasar tiempo en los tragamonedas Lo mejor de todo es que elaboraba sus mentiras dando explicaciones de abuelita, me imagino que sería algo del estilo “¿te acuerdas de tu prima “La Nena”?, bueno, es que son los tres años de su hija”.

Hasta que una noche, llegó demasiado feliz y demasiado adinerada, pues había ganado 15 mil pesos y hasta el nieto, ahora el nuevo sapo, terminó con 2 mil pesos regalados. La abuelita terminó revelando la verdad con la frase “ni le pierdo, ni le gano, solo me divierto”.

Sin embargo, llegó la pandemia a arruinarle la vida, pues la señora se pasaba largas horas en el casino, y sin el juego, entró en las distintas etapas del duelo, desde ira hasta depresión.

Un buen día, la abuelita decidió que esto no la detendría y se puso a arreglar la casa para recibir visitas. Sin cumplir con las reglas de sana distancia, que le caen 15 doñas a jugar lotería, en una organización que ni George Clooney.

Poco a poco fue arrastrando a su nieto, ahora con más días de juego en este evidente negocio clandestino, pero lindo e inocente porque es de una abuelita. Su nieto finalmente se convirtió en el dueño de lo que normalmente se conoce como catering, ganando su dinerito ilegal pero al mismo tiempo honesto.

Para no hacerles el cuento largo, mi chavo terminó por encariñarse con las ancianas (y con su dinero) desde su puesto de café, hasta que el gobierno de Hermosillo dio por terminada la cuarentena estricta y re-abrieron los casinos, por lo que las abuelitas regresarán pronto a sus tan amadas tragamonedas.

Fin.

Excelente historia llena de intriga, ilegalidad y señoras divirtiéndose. Para que vean que solo hay que echarle tantita voluntad a la vida.

Eso es todo por ahora, así que hasta la próxima.

 

También puedes leer: 13 espantosas cosas que sacamos de toda la mercancía que hay de Shrek

Te podría interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar