súper

Pobre chavo, yo también sé que es muy difícil ir al súper con mamá

Cuarentena con mi mamá.- Las mamás son unos seres de luz que siempre nos hacen sentir mejor, nos cuidan, alimentan y jamás nos pondrían una buena chancliza de la nada. O bueno, sí. Ahora imagínense con los niveles de estrés que están manejando por no saber de qué demonios habla un tal Gatell todos los días en la TV, ahora imagínense el trabajo que todavía requiere… ir al súper .

Entonces, para los que no han salido, en algunos súper mercados se ha puesto la cosa más peluda que en otros y el que visitó el protagonista de la historia tenía una mecánica de dejar pasar a una sola persona por familia para evitar aglomeraciones. Momento en el que la jefa le dijo al hijo: “has como que no me conoces”. Parece que ahí fue cuando todo empezó a salir mal:

Tal como detalla la nota que comparte Rod Longoria, dueño de la cuenta que compartió esta historia por primera vez; ya dentro del súper, el hijo, quien no detalla si iba pacheco pero parece que sí, no pudo mantener la presión de comprar cosas random ni de saludar a la mamá en los pasillos, por lo que al llegar a cajas eran sospechosos.

No sé si lo más épico, fue que la mamá de nuestra historia se defendió de la cajera que la increpó con la mirada con un “¿usted, qué me ve? Pinche vieja metiche y mirona” o que de cualquier manera le tocó una madriza a nuestro protagonista al llegar del súper.

Ahora no te dejes de suscribir a nuestro canal de Youtube para seguirla cotorreando… como cuando fuimos a ver qué decía Kemonito y la gente de La Mole 2020 en QUE TODO EL INTERNET SE ENTERE:

Compartir Típico que acompañas a tu mamá al súper en cuarentena y de todas formas te toca chancliza

Logo