Cómo practicar el “manspreading” en 10 sencillos pasos

El arte de abrir las piernas para sentirte macho alfa pocos sesos

México.- No importa si eres hombre o mujer, seguramente has viajado en transporte público y has tenido la desgracia de que a tu lado se siente un individuo que tiene complejo de “súper güevos”, de modo que abre las piernas ocupando más lugar del requerido y obligando que los pasajeros que están a su lado viajen incómodamente.

A esta desesperante y estúpida práctica de macho alfa, mentalidad pobre, disfunción cognoscitiva, fragilidad interior, virilidad flácida, se le conoce como “maspreading” y el internet nos ha mostrado que esto sucede en casi todos los metros del mundo. ¿Por qué? Pues sencillamente porque hay hombres que piensan que tienen unos huevotes supremos y sienten que se los aplastan si cierran un poco las piernas.

Y el que te diga que así se sientan los hombres por una cuestión anatómica, respóndele que está pero si bien perdido y que es completamente posible sentarse bien sin importar el tamaño de las gónadas o si tienes un calibre tipo Zague. Pero si de todos modos, quieres presumir tus traumas viriles abriendo mucho las piernas cuando vas sentado en el transporte público, aquí te dejamos un instructivo práctico para que lo consigas en sólo diez pasos:

Paso 1: Cámbiate el nombre a “Don Vergas”

Paso 2: Elige un lugar entre dos personas

Paso 3: No olvides llevar tus testículos imaginarios tamaño Hulk; de otra manera, será inútil continuar

Paso 4: Tampoco olvides llevar tu barril invisible y ponerlo entre las piernas

Paso 5: Es momento de comenzar a abrir ampliamente las piernas hasta formar un ángulo mayor a noventa grados

Paso 6: Asegúrate de que estés afectando significativamente a los pasajeros de tus lados

Paso 7: Ponte a revisar tu celular para ignorar a todos y que vean que tú mandas

Paso 8: También utiliza audífonos para que sepan que no te importa nada

Paso 9: En caso de que se suba alguna persona de la tercera edad o una madre con bebé o una mujer embarazada, hazte bien güey

Paso 10: Repite dicha acción todas las veces que utilices el transporte público, hasta que el poco cerebro que te queda se drene por completo

Y, recuerda, amiguito, agradece que vives en México, pues en Rusia están combatiendo esta milenaria costumbre con agua y cloro:

Compartir Cómo practicar el “manspreading” en 10 sencillos pasos

Logo