Mínimo alcanza pa’ los chicles

México.- Fue en la década de 1910 que México vivió una inestabilidad económica propiciada por los movimientos revolucionares de la época. Y es que la situación política, económica y social, de la década no era favorable ante el ámbito internacional, llegando a cotizarse el dólar en 23 pesos (qué perro oso que ahora casi cueste eso). 

Fue después de la Revolución que la estabilidad llegó y el dólar se cotizó de nuevo entre los dos varos. Y fue entre los años 20 y 30 que circulaba una moneda muy popular y coleccionable en la actualidad. Se trata del “Peso resplandor”, que era de plata y era correspondiente a un peso en ese entonces.

Pero sin importar la época, siempre han existido amigos de lo ajeno, de mano ágil y uña pegajosa. Desafortunadamente mucha de la rata no sabe el valor de lo que hurtó y terminan malbaratándolo (así como el iPhone8 que te compraste en 2000 varos).

Pues esta vez unos amantes bandidos consiguieron hurtar un brillante con valor de mil quinientos pesotes. Y como era de esperarse, la pareja de priístas vendió su reluciente adquisición por tres míseros pesos.

Foto de los ladrones (censurada para evitar que nos demanden)

Esto de acuerdo a una noticia del periódico La Prensa del Jueves 2 de Mayo de 1929. En esta noticia se daba el nombre de los ladrones del diamante, que según La Prensa, tenía un valor de mil quinientos pesos y fue vendido por tan sólo 3 varos.

Cabe destacar que respecto al valor actual del peso, la inflación y demás factores, los 3 pesos en que lo vendieron no era taaaaan poquito como pareciera. Y es que conforme al INPC (Índice Nacional de Precios al Consumidor) registrado en diciembre de 1929 era de 0.001554783.

Ahora, el INPC registrado en agosto de este año (100.492000), el valor actual del diamante sería de 96,951,150 pesos (a vedá, ni sabes cómo se lee). Y la pareja de ladrones lo habría vendido en lo que actualmente serían 193 mil pesitos. 

Así que protege bien tus pertenencias pues nunca faltarán esos mañosos que te sacan tu cartera en el metro sin que te des cuenta o peor aún, te asaltan con todo y filero o pistola. Pero si ya has sido víctima de la rata, no te sientas tan mal de comprarles un bonito artículo a menos de la mitad de su valor real.

Compartir Clásico que te robas un diamante pero como no sabías qué era lo vendes en tres pesitos

Logo