Sólo quieren ver arder al mundo

La Casa de Toño.- Después de un profundo análisis, investigadores especiales de este medio han revelado que los meseros de la mayoría de restaurantes del país tienen la manía de retirar de tu mesa la servilleta que aún sigues ocupando y que aún no está sucia puesto que estos macabros personajes forman parte de una oscura red de tráfico de servilletas semi-limpias.

Según un mesero delator y testigo protegido, los meseros tienen la terrible obsesión de zopilotear alrededor de tu mesa para retirar todo lo que ellos supongan que ya no estás ocupando: así sea una mínima basurita, o un palito para remover el café, o un plato donde aún hay algo de comida, sea lo que sea, los meseros tendrán el Trastorno Obsesivo Compulsivo de retirártelo de tu mesa. Pero su más preciado tesoro son las servilletas que les sirven para traficar.

“Yo la otra vez quería deshacerme de mi viejo televisor y otros aparatos que ya no servían, por lo que los llevé a un restaurante y los puse sobre la mesa, el mesero a los dos minutos apareció y me dijo: ‘¿se lo retiro, joven?’ y se llevó todos mis cachivaches… fue una buena estrategia”, comentó uno de nuestros becarios del Deforma mientras llevaba a cabo dicha investigación.

Sin embargo, aún se desconoce la razón por la que los meseros tienen la enferma manía de quitarte las servilletas cada dos minutos. Es decir, se ha descubierto que las utilizan para un tráfico de servilletas, pero no sabemos cuál es la finalidad de traficar con ellas.

Al respecto, existen varias teorías. Algunos sostienen que las servilletas sustraídas las ocupan como dinero al interior de las cocinas de los restaurantes. Otros aseguran que esas servilletas son una especie símbolos que coleccionan desde que se inventaron. Una tercera teoría afirma que los meseros tienen un extraño y secreto juego con dichas servilletas, las cuales las ocupan como cartas de Yu-Gi-Oh o como tazos cuando salen de trabajar.

Por último, el gerente de un restaurante nos reveló que cada vez que quieren contratar a un mesero, le realizan la prueba de la servilleta, la cual consiste en que, mientras entrevistan al aspirante a dicho empleo, el entrevistador saca discretamente una servilleta y simula secarse el sudor. “Si el aspirante a los diez segundos intenta retirarle esa servilleta, significa que será un buen mesero y que está contratado, pero si no se da cuenta de ello, quiere decir que su futuro no es meserear” concluyó el gerente.

Compartir Revelan tráfico de servilletas en meseros obsesionados por limpiar tu mesa cada dos minutos

Logo