¡Acaben con ese maleante!

Novomoskovsk – Muchos son los mitos que envuelven a los gatitos; que si gobiernan el mundo, que si son unos vividores, que si nos traicionarán en algún momento, blablabla… Digan lo que digan, los gatitos son la mezcla perfecta entre pelitos, maldad y ternura.

Oh pequeño emperador sin orbe, conquistador sin patria, mínimo tigre de salón, nupcial
sultán del cielo de las tejas eróticas, el viento del amor en la intemperie reclamas cuando pasas y posas cuatro pies delicados en el suelo, oliendo, desconfiando de todo lo terrestre, porque todo es inmundo para el inmaculado pie del gato.

I’m here just taking a stroll, stretching my paws ?

Una publicación compartida por Hosico Cat (@hosico_cat) el

Hoy te hablaremos de un ejemplar, que ha desafiando la ley y todo lo prescrito por ella, pues un escurridizo felino, líder de un grupo narcotraficante, se encontraba harto de la ineficiencia de las “mulitas” convencionales, decidió hacer el trabajo él mismo.

Luego de bastantes transacciones exitosas, el día negro para este peludo y sus secuaces había terminado, pues los miembros de seguridad lo interceptaron y descubrieron el fuerte cargamento que llevaba consigo.

Bueno, ya hablando en serio, lo que pasó fue que un pequeño felino transportaba drogas en su collar para manejar el mercado negro mas discreto dentro de una prisión en la ciudad rusa de Novomoskovsk.

Uno de los agentes de seguridad se dio cuenta que el collar del felino se miraba inflado y se puso a revisarlo descubriendo 6 gramos de hachís y 1,56 gramos de anfetamina.

El gato había vivido en ese penal hasta que uno de los reos se lo llevó cuando salió libre, por ello sabía a la perfección por donde llevar el bisne dentro del tambo.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a las dos personas que se encontraban detrás de esta malévolo plan y el peludo fue entregado a un criadero de animales.

Y ahora les dejo esta Lisa-Burns nada más porque sí 🙂

Compartir Detienen a este sangriento criminal por traficar drogas en la prisión

Logo