Y de todos modos no lo salvas :'(

Valle de Lágrimas.- Así, como que no queriendo la cosa, el fin de semestre está cada vez más cerca y no hay nada por hacer más que resignarse a esperar un doloroso final o tener una pequeñísima luz de esperanza para que los maestros se apiaden de las pobres almas de los alumnos.

Pero no, no todo está perdido, aún hay un poco de tiempo para intentar solucionar el gran descuido en que tuviste a tu escuela. Lo cierto es que ese intento está muy lejos de dar resultados, pero es una hermosa tradición estudiantil hacer hasta lo imposible en unos cuantos días para componer todo ese despedorre cometido durante seis meses.

Aunque no vayas a salvar tu semestre, es importante realizar este ritual explicado en doce pasos, así no sentirás tanta culpa cuando revises tu historial académico y veas varias materias reprobadas. Empecemos:

 

1. Convertirte en ferviente católico

2. No dormir la última semana de clases para, según, hacer en siete días lo que no hiciste en un semestre

3. Suplicarle al maestro que te dé una prórroga para entregar los trabajos finales

4. Volverte matemático para comprobar que un 4 de calificación sí sube a seis

5. Buscar entre tus trabajos de semestres pasados alguno que puedas reciclar

6. Pedir un presupuesto a esas personas que “hacen tu tarea” y se anuncian por Facebook

7. Sentirte hacker y alterar tu historial académico

8. Mirar una y otra vez tu examen para ver si de pronto y por arte de magia ese 3 se convierte en un 8

9. Condenar al sistema retrógrada y tomar la decisión consciente de baler berga

10. Mirar al techo y esperar tu muerte

11. Robarle su maletín al profesor (¡no, por favor!)

12. Construir una máquina del tiempo y viajar a la Edad Media para convencer a las universidades de que el sistema educativo es injusto e innecesario, y así evitar que haya maestros aplicando exámenes en el presente. (Así evitamos que La Mars exista de paso).

 

Compartir 12 actos desesperados que haces para salvar el semestre

Logo