Compartir Cuando Aleks Syntek sigue de loquillo con la gente y llega la UNICEF a ponerle un “ya siéntese, señor”