Compartir 6 inofensivos objetos de tu infancia que seguro te dijeron que eran “del diablo”