Compartir Cuando tu gobierno paga 90 millones por “software” y esto es lo que reciben