Compartir Cuando se te pasan las copas de chairo y metes una demanda porque te bloquearon en Twitter