Gato entra en crisis existencial al descubrir que él es la mascota y el humano el dueño

La comunidad gatuna pide una explicación razonable

México.- Botas, polémico e intelectual felino esponjoso que vive en el piso 6, depto 604, y que es descendiente directo de Duquesa, el triste gato viudo con su lomo peludo, Garfield y el gato de Cleopatra, entre otros, tuvo una severa crisis existencial luego de descubrir que él es la mascota y el estúpido humano es el dueño.

Con un semblante francamente triste y un maullido grave, el Botas explicó en conferencia de azotea que le parece inaudito cómo un ser humano tan tonto y feo pueda ser el dueño y quien dé las órdenes.

“No quiero que el estúpido humano ordene lo que debo o no debo hacer; lo único que quiero que ordene es el desmadre que hago todos los días para divertirme”, señaló el indignado felino mientras rasguñaba los sillones.

“Es que no lo creo, Botas, los humanos nos dan de comer, limpian nuestra caja de arena, recogen lo que tiramos, hacen lo que queremos, son nuestros esclavos, no puede ser que nosotros seamos las mascotas”, cuestionó Marramaquiz, heroico gato del primer piso.

Marramaquiz, al escuchar la epifanía del Botas

“En verdad te lo digo, Marra, al parecer nosotros somos las mascotas… anoche tuve esa revelación cuando el humano prefirió seguir durmiendo en lugar de levantar el jarro que rompí por puro deporte”, aseveró el Botas.

Aunque la mayoría de su comunidad gatuna aún no está del todo convencida de que ellos sean las mascotas, algunos les ha entrado ya la duda, lo que los ha conducido a actuar de forma extraña y realizarse cuestionamientos trascendentales y filosóficos como: “¿el pez de la pecera es comida o no es comida? Es y no es. La única forma de averiguarlo es comiéndomelo por accidente”.

Compartir Gato entra en crisis existencial al descubrir que él es la mascota y el humano el dueño

Logo