Cuando quieres poner orden al desabasto pero con una faltota de ortografía

Policía de la gramática, no los veo saltar

México.- En este ir y venir entre derechairos, chairos, achairados, bichairistas y demás subgrupos en general citadinos, las luchas del día con día se ganan o se pierden según avance la Cuarta Transformación y todos sus aliados. Ahora sí que Dios da, Dios quita.

En esta ocasión, te traemos lo que viene siendo un gol por parte de los derechairistas, que no sueltan la rienda al declarar a los chairinos como ignorantes, malhablados y demás adjetivos que igual aplican para ambas canchas pues nadie solucionamos nada.

Tras el desabasto de gasolina iniciado a principios de este mes, muchos se han quejado pero pocos pusieron una solución. Ejemplo el de esta iniciativa ciudadana, que contempla la terminación de placas y el engomado de tu auto para poder acudir a las gasolineras por este líquido vital.

El gobierno de la CDMX vio esto y dijo: “mmm sí, tiene razón, hagamos lo que estas personas no organizadas dicen”, por lo que acudió de inmediato a su copy local y lanzó la siguiente convocatoria.

Sin embargo, en redes comenzaron a notar un pequeño pero gran error de dedo que, bueno, en estos tiempos, ES IMPERDONABLE.

De los creadores de la Secretaría de Mariana, te traemos el “gracias por tu compresión”.

 

Inmediatamente volaron los zapes para quien estuviera al frente de ese InDesign, añadiendo su corrección con unas bien claras pero bien pasivo agresivas negritas.

Pero bueno, ahora que ya tenemos tu atención, hablemos de temas que realmente nos importen: Marie Kondo es una estafadora, a doblar te enseña tu madre santa, esa señora lo que quiere es tu dinero por medio de comprar libros y cajas para organizar tus porquerías; la solución para salvar tu matrimonio o curar tu depresión está en ti mismo, no en una japonesa que nos quiere ver la cara. Despierta ya, México.

Es todo por el momento.

Compartir Cuando quieres poner orden al desabasto pero con una faltota de ortografía

Logo