Taquero al que siempre se le acaban los de Pastor enfurecido porque ya no hay gasolina

“¿Por qué no traen más pipas para que todos alcancemos?”

Reino del Cilantro.- Melquiades Cabeza de Vaca, taquero y entusiasta del gel antibacterial, ha estado atendiendo a sus clientes con más molestia de lo habitual debido a la escasez de la gasolina que impera en su estado que no es gobernado por algún aliado del rey Andrés Manuel I.

El taquero en cuestión no ha podido llenar de gasolina su carrito de tacos, por lo que tendrá que dejarlo fijo en algún lugar a pesar del riesgo de que lleguen los de reglamentos a quererle cobrar por su licencia comercial vencida en 1998.

‘Ya se me acabaron los de pastor, güero, pero tengo suadero y tripita’, suele contestar don Melquíades a la media hora de haber abierto.

Los clientes conocedores de la logística racionadora de su taquero favorito, suelen hacer filas media hora antes de que abra para alcanzar a comprar sus tacos al pastor, que según dijeron los que alcanzaron, son una delicia.

‘Yo no entiendo por qué no traen más gasolina si ven que se acaba antes de que todos echemos’, alejó el racional sujeto con olor a cebolla.

Muchos clientes del lugar temen que debido a la transformación positiva que el país está viviendo, la cantidad de tacos que hay para vender, baje aún más, y tal vez hasta le agarren gusto a los de machito.

Compartir Taquero al que siempre se le acaban los de Pastor enfurecido porque ya no hay gasolina

Logo