PETA quiso trolear a un restaurante de mariscos y les salió el tiro por la culata

El negocio agradeció la publicidad gratuita

Manicomio del Brocoli.- PETA, la Organización no lucrativa que tiene para comprar barcos y oficinas en todo el mundo, quiso trolear a un restaurante de mariscos en Baltimore, cerca de la capital de Estados Unidos, pero la respuesta del lugar fue brutal dejando en ridículos a los animaleros que usan vacunas probadas en animales no bonitos.

Resulta que PETA, en su afán amoroso de convencer por la fuerza a las personas de que consumir animales es malo, a pesar de lo que digan 150 mil años de historia humana, puso un espectacular enfrente del local en la que trataba de hacer conciencia que los cangrejos son individuos y no comida.

La propaganda sentimentalera no tuvo eco en ningún delfin, tiburón o humano que se alimentan de los crustáceos mencionados, y en cambio echó a andar al restaurante quien contestó a la piadosa organización terrorista así:

¡Buenos días, PETA!

Y lanzó una promoción en donde ofrecían un platillo especial de la familia de Sebastián a todo aquel que guste de los animales no humanos.

Y por si el troleo masivo no fuera suficiente, el restaurante puso un espectacular usando el mismo ‘juego de palabras’ de PETA, pero esta vez promocionando su famoso cangrejo al vapor, el cual se ve mucho más apetitoso que el de PETA sin duda.

Ante semejante humillación y ejercicio de futilidad, a PETA no le quedó más que decir:

‘Si nuestro anuncio le llegó a al menos una persona, valió la pena’.

Cabe aclara que un servidor tiene como propósito este año, comer doble ración de carne y mariscos para hacer frívolo el sacrificio de esa persona que fue convencida de no comer crustáceos.

Compartir PETA quiso trolear a un restaurante de mariscos y les salió el tiro por la culata

Logo