Lord Peña y La Gaviota cumplieron 8 añitos de casados y nadie se acordó… ni ellos

Todo se derrumbooo

Sin Salida.- Fue allá en 2010 cuando nuestro bellísimo Tlatoani decidió unirse en santo matrimonio con la actriz Angélica Rivera, comenzando una historia de amor mejor que Crepúsculo. Ayer, tras cumplir ocho años de casados, Peña Bebé y La Gaviota, ni se felicitaron; ninguna otra persona se atrevió a hacer algún comentario y nosotros sólo nos preguntamos ¿Y dónde quedó el amor?

 

El 27 de noviembre de 2010, Kikin y La Gaviota aplicaron la de “Los tuyos, los míos y los nuestros” para dar un ejemplo de la familia feliz en México. Durante años, fue una tradición felicitarse en aniversarios, cumpleaños y momentos importantes a través de sus redes sociales pero ayer marcó un día oscuro para nuestra nación. Nadie dijo nada.

El asunto se puso más tenso cuando Peña sí publicó en Facebook e Instagram, una foto de él en su oficina con el #2 de su cuenta regresiva para despedirse del poder, y en Twitter escribió un lamento por el fallecimiento de la jefecita del presidente de la CNDH. Angélica Rivera sólo fue noticia porque recibió a la Chapoy y el crew de Ventaneando en su casa para echar el coto a gusto.

Fuentes del jardín trasero de Los Pinos le confesaron a corresponsales de El Deforma que Gaviota no pudo publicar nada porque se le acabaron los datos del celular y como andan en plena mudanza, no tenían WiFi. Estas mismas fuentes aseguran que Peña ya no le paga su plan ni se lo piensa renovar. “Ya ni duermen en la misma recamara, Quique siempre la manda a dormir al sillón de abajo”, confesó la señora que les hacía el quehacer.

Es un día triste, no sólo para México, sino también para el amor. Pero no hay que perder la esperanza porque sabemos que siempre podemos seguir adelante y encontrar a nuestra siguiente conquista en alguna esquina de Tlalpan o Sullivan. Como dirían en una buena película nopor: “El mejor amor, siempre es el siguiente”.

Compartir Lord Peña y La Gaviota cumplieron 8 añitos de casados y nadie se acordó… ni ellos

Logo