Godinez que no griten “¡qué poca madre!” en “El Final” pagarán la cuenta completa

O serán expulsados de bares del Centro

México.- Debido a fuertes críticas en bares del Zócalo capitalino, establecimientos con karaoke y mini peditas en La Chilanguita, es que el gobierno de Claudia Sheinbaum ha decidido tomar cartas en el asunto respecto a la canción más poderosa de todos los tiempos: El Final.

La letra de la agrupación “Rostros Ocultos” ha superado las más de 100 millones de reproducciones en todas las plataformas del universo, por lo que la nueva gobernadora de la ciudad pide se le respete y se le trate como tal.

Por ello, la señora Sheinbaum decidió modificar la ley del artículo 67 en la Constitución de la Ciudad para todos aquellos que no griten “¡qué poca madre!” hasta quedarse semi afónicos a la mitad del verso de esta pieza maestra.

“Llevamos más de 40 años con esta vieja tradición, creo una falta de respeto que no se mencione la implícita frase de nuestra gente, pues… acá entre nos… simplemente no se vale”, declaró la morenista.

El partido Movimiento de Regeneración Nacional pide el mismo respeto para la canción “Lamento Boliviano” en la parte de “y mi corazón, ¡idiota!” para que sean interpretadas con la misma enjundia a nivel nacional decretado en nuestras sagradas escrituras.

Compartir Godinez que no griten “¡qué poca madre!” en “El Final” pagarán la cuenta completa

Logo