Clásico que vas por una “despuntadita” y terminas demandando a tu estilista de confianza

¡Mi pelo, idiota!

La ciudad blanca.- Hay cosas que no distinguen clases sociales, ni género ni nada; como las enfermedades o ir a que te corten el cabello y te mochen de más. Esto  nos ha ocurrido a todos en algún momento de nuestras vidas (o cada que vamos a la “estética unisex” por un corte).

En Mérida (Yucatán), este pequeño problema llegó a otro nivel. Una mujer acudió a una estética por un corte de cabello (y tratamiento de keratina, obvi) y todo lucía bien hasta que vio la tremenda mordida de burro que traía en la nuca y como era de esperarse, la víctima proclamó un “estúpida, mi pelo, idiota”:

La víctima pidió un reembolso, el cual le fue denegado y pues para sacarse el coraje (mientras le crecen las greñas), decidió demandar a la malvada estilista que profanó su cabellera. Aún no se tienen declaraciones por parte de la dueña del salón, pero seguramente ya aprendió la lección para la próxima vez que le digan “sólo las puntas”. 

Desde El Deforma esperamos que esta situación se resuelva de la manera más pacífica y en todo caso, que la afectada demande a sus papás pues porque… ya saben por qué. Así que si alguna vez eres víctima de una situación parecida, recuerda que puedes ser una persona madura y saber que el cabello crece de nuevo …o bien, demanda. 

Compartir Clásico que vas por una “despuntadita” y terminas demandando a tu estilista de confianza

Logo