¡Perdió Pumas pero ganó el amor! Este par de tórtolos mugrosos se nos casan

¡Que suerte tienen los que no se bañan!

Ciudad del Ecoloco – Para la mayoría, el futbol es uno de los deportes más hermosos del mundo. Pese a la vendímia y actos ilícitos que se han descubierto a lo largo de su historia, mucho ha contribuido con unidad, altruismo y sus mil maneras de demostrar su compromiso con alguna labor social.

El futbol une familias, ilusiona, llena de alegría los corazones; no cabe duda de que el futbol es amor. Prueba de ello, son este par de tórtolos a quienes sin importarles el corte de agua (porque de todos modos los de Pumas ni se bañan) se fueron a alentar al club de sus amores, quien recibiría en casa a un equipo que anda bien agrandado por haber obtenido una copa molera, así es, hablamos del Cruz Azul.

Cruz Azul les ganó jajajajajaja (¡sí! neta sí les ganó)

Todo marchaba como de costumbre, ambos llegaron de la manita al estadio, se echaron unos super saludables y cero salmonelozos taquitos de canasta de 32 por 10 pesitos y se reunieron con la banda loca de la Rebel.

Con la playera bien puesta y lleno de incertidumbre por lo que pasaría, nuestro amigo “El Pacheco” se arrodillo frente a “La Princess” (jajajajaja sí, neta así les dicen) y de forma dulce y conmovedora le dijo:

“Hola qué tal, soy el chico de las poesías. Tu fiel admirador y aunque no me conocías es de que… Princess ¿Como no te voy a querer?¿Como no te voy a querer? si mi corazón… ah no ‘vea’ jeje, mira yo sé que nos queremos mucho y me gustaría empezar una nueva vida a tu lado. Juntos hasta que la mugre nos separe o nos mate de alguna infección. Entonces ¿jalas o te pandeas?”

Con todo y trapo auriazul para pedir casorio, El Pacheco soltó el churro y puso en alto a los de la norte haciendo notar todo su ‘romantic style in da world’ y desde ese momento convertirse en el princeso que esa preciosa aficionada merece.

Este humilde equipo de redactores quedados, felicita a estos nuevos personajes de la realeza y le desea una muy feliz y viajada fiesta. Abrazos cálidos familia Pacheco (pero de lejitos, no nos vayan a ensuciar) ¡inviten al mole!

Compartir ¡Perdió Pumas pero ganó el amor! Este par de tórtolos mugrosos se nos casan

Logo