Ya le estamos rascando los tanates al diablo: ya salió la conchilaquiles

Es el inicio del Apocalipsis

México.- En esta segunda mitad del año el mame conchero se ha descarrilado tanto que incluso algunos afirman que hemos dejado de caerle bien a Diosito y quizás estemos propiciando que se adelante el fin del mundo. Y todo porque en México no se ha dejado de experimentar con las conchas, y siempre un nuevo platillo conchístico supera al anterior en ser más monstruoso, transgresor, extraño y bello a la vez.

Pero esto no se acaba hasta que se acaba, y si ya te recuperaste del último soponcio cuando te enteraste de la existencia de las guajolotas de concha, ahora te presentamos lo último en conchas, ¡la conchilaquiles!:

A estas alturas del año (la Unesco ha declarado al 2018 como el año de las conchas), ya no nos asusta nada, y, al parecer, le hemos perdido miedo a Dios y al Diablo. Por lo que sería muy raro si alguien no tuviera curiosidad por saborear este peculiar platillo.

La persona que está tras esta magnífica invención es la señora Andrea Pizarro, quien durante un cuarto de siglo vivió en Santa María la Ribera y comenzó un negocio de chilaquiles que tuvo gran éxito entre los vecinos, pues la salsa era una receta ancestral de su abuela.

Ahora, para innovar más y atraer a los hípsters que comienzan a poblar esa colonia mágica, la señora Andrea decidió comprar unas cuantas conchas y rellenarlas con chilaquiles. El resultado de esta combinación es un sabor exquisito a pan dulce, salsita verde y chilaquiles.

Así que no se asusten, la neta, sí se ve delicioso.

Nota del editor: Tanates fue la palabra del mes aquí en El Deforma. AAAAYYYYYYYYY MI PIXULAAAAAAAAAAAA

Compartir Ya le estamos rascando los tanates al diablo: ya salió la conchilaquiles

Logo