Mientras tú te preocupabas por los ajolotes y las vaquitas, el teporingo ya nos dijo adiós ¡Por tu culpa!

¿Cuántos más, humanidad? ¡Cuántos más!

Meméxico – Las especies en peligro de extinción generan un caso bien curioso entre la sociedad, nada más basta con que anuncien una nueva criatura en la lista para que todos salten al pulguero del mame y el hate, y empiecen a alegar como falsos ambientalistas. Pero eso sí, a los dos minutos ya andan aventando sus colillas de cigarro en la calle, dejando los cuatro focos que tienen en su casa prendidos y lavando el mototaxi con manguera. ¡Ay, como dueles tercer mundo!

Esta mañana, mientras partías tu limón todo apresurado para peinarte porque ya era tarde, fue anunciado un luto endémico, pues el precioso, tierno y esponjoso teporingo, se ha despedido de este mundo para pinches siempre, todo no´más porque les andan deforestando sus casitas en Toluca.

Según las fuentes, este es el conejo más pequeño de México, el cual representaba un adorable orgullo nacional pues solo existían aquí, además de por medio de su nombre, proporcionarnos un peculiar pero bastante meloso apodo para cualquier novio peludo, guapo y barbón.

Gracias que los biólogos ya no encuentran sus popositas, ni ejemplares, aunado a la destrucción ambiental de aquella reserva natural y a que le hacías berrinche a tu mamá para que te comprara un gorro, una bolicita o estas cosas noventeras y horribles que por alguna razón le parecen “bien coquetas” a tus tías ¡EL CONEJO ESTE SE MURIÓ! 

Y ahora, por inconscientes, nuestros hijitos solo lo podrán conocer al Teporingo colgado de tus greñas, en Internet o puesto en el sillón de doña Gladis en esta presentación:

En fin, hagamos conciencia amiguitos y dejemos de exterminar especies que han habitado este mundo desde hace más de 20 mil años, como esta, fomentemos un mejor entorno para todos los seres vivos y cuidémonos los unos a los otros. Los quiero mucho, saludos.

Compartir Mientras tú te preocupabas por los ajolotes y las vaquitas, el teporingo ya nos dijo adiós ¡Por tu culpa!

Logo