Clásico que eres un pingüino gay y te robas a un polluelo con tu novio

¡Pero qué escándala!

Internetepec.- Mientras la raza humana aún discute acaloradamente sobre la adopción de niños entre parejas homosexuales, en un zoológico de Dinamarca unos pingüinos gay quisieron dar el siguiente paso en su relación y decidieron adoptar a un polluelo cuyos padres lo tenían todo descuidado y ni lo pelaban.

Según informó Sandie Hedegard, la cuidadora del zoológico de la ciudad de Odense, la pareja de pingüinos gay secuestró al polluelo cuando lo descuidaron sus padres. La madre se había ido a bañar y el padre estaba a su cuidado, pero quizás se encontraba viendo el futbol o bebiendo cerveza, así que el polluelo no tenía vigilancia.

Los pingüinos aprovecharon el descuido del padre para adoptar a la cría y darle todo el amor que merece. Como ya se pueden imaginar, al padre le valió diez hectáreas de BonIce el hecho de que su hijito hubiera desaparecido, incluso actuó como si nada.

Al día siguiente, los padres del polluelo reaccionaron y fueron con los padres adoptivos del para hacérselas de jamón y recuperar a su retoño. Entonces ahí se armó la gorda y todo hubiera terminado en tragedia. Pero aquí dos buenas noticias: la cuidadora del zoológico puso fin a la  riña y ¡además grabó un video que compartió en Facebook! Contemplad ustedes mismos cómo la cuidadora interfiere y regresa la cría a sus padres biológicos:

Al respecto, un visitante del zoológico dijo que “Og hvordan kan det være hannerne ikke går på rov bagefter og forsøger at få ungen tilbage, når dyrepasseren er forsvundet”, que en español quiere decir: “jajaja, se mamaron esos pingüinos, denles una caguama como premio :v”.

Finalmente, Sandie Hedegard recompensó a la pareja gay de pingüinos con un huevo de otra pingüina que no era capaz de empollarlo para que éstos fueran sus padres adoptivos. O sea que todo tuvo un final feliz y esperemos que Disney compre los derechos de esta conmovedora y verídica historia para que la podamos ver en la pantalla grande muy pronto.

Compartir Clásico que eres un pingüino gay y te robas a un polluelo con tu novio

Logo