12 cosas que sufrirás ahora que vivas solo y llores por las noches extrañando la sopa de tu mamá

Dile adiós a la TV de paga y el Internet

Meméxico – A los millennials los caracterizan muchas cosas: la nula estabilidad emocional, la fragilidad económica, descontento perpetuo y el hecho de tener las expectativas más elevadas de la historia.

Sin embargo, el máximo clásico de esta generación, sería pensar que nadie los entiende y eso de “estar hartos de las reglas que tienen en casa de sus padres”, pero a su vez, no mueven ni un dedo para independizarse.

En esta ocasión te hablaremos de Milton Torres, quien luego de discutir con sus papás y azotar la puerta de su cuarto mientras gritaba que los odiaba, empacó sus garritas en cajas de huevo, le habló a su amigo, el que tiene carro, y se encaminó a la aventura.

Pero ¿A que se está enfrentando realmente el pequeño Milton? Acompáñame a descubrirlo:

1. Para empezar: Irte a casa de tus tíos o de tu abuela NO es independizarte

No, pequeño, tienes que asumir la adrenalina que implica el fin de quincena y la renta juntos.

2. El refri (si es que tienes) NO se llena solo

Muy lejano a lo que tu pensabas que ocurría en tu casa, esos sagrados alimentos no aparecen de pronto, tienes que hacer una despensa que te permita sobrevivir.

3. Aprende a corretear al del gas

Como es la primera vez que te vas a aventurar a la vida independiente, es poco probable que vivas en un lugar súper cool con las máximas comodidades (a menos que te lo paguen tus papás o te estés saliendo a los 35). Por ello con el tiempo te darás cuenta de que no te puedes dormir los sábados hasta las 12 del día porque se te va a pasar el camión del gas.

4. El atún y la Maruchan NO son una comida balanceada

Tu ingesta desmedida de plástico y mercurio puede traerte consecuencias.

5. Aprenderás a no hacer tantas fiestas en tu nueva casa

Simplemente porque tu mamá ya no va a recoger el tiradero de tus amigos los borrachos que se vomitaron en el lavabo.

6. Aunque no te guste, vas a tener que sacar la basura porque si no lo haces tú ¿quién?

7. Lavar ropa es un arte

No dejes que se te junte porque además de que saldrá más caro te dará más flojera.

8. ¡Lava los malditos trastes!

No los tires y no compres desechables, piensa en el mar

9. Tendrás que ahorrar para comida en lugar de unos tenis o la fiesta

10. Cómprate tus propios tuppers

Ni creas que tu mamá te va a dar los suyos.

11. Te darás cuenta que las tazas que comprabas en los conciertos no eran un recuerdo, si no tus primeros trastes

Aplica con los vasos de chela en los que ahora echarás tu licuado.

12. Despídete de que tus papás paguen tu plan del teléfono

13. Ya nadie te va a prender el boiler

14. Nunca nuca olvides tener reservas de la despensa

Ahora deberás comprar papel de baño, pasta dental y desodorante en mayoreo.

La lista de dificultades es interminable como las comodidades de vivir con nuestros padres. A veces no nos damos cuenta de que en realidad nos tienen como reyes, valora un poquito a tus papitos, amigo, pero si de plano ya no te sientes cómodo ahí, empodérate, aventurate y trabaja porque ya no te van a dar para gastar en la semana.

Compartir 12 cosas que sufrirás ahora que vivas solo y llores por las noches extrañando la sopa de tu mamá

Logo